España en la era digital después de Megaupload
03/02/2012
Dos semanas después del cierre de Megaupload, el tráfico que circula por las redes españolas de telecomunicaciones, que depende del consumo de contenidos audiovisuales, se ha resentido

Fuente:    http://www.expansion.com  Fecha: 3.2.2012

El tráfico de paquetes vinculado a estos sitios de descarga directa o de visionado en streaming ha caído en torno a un 17%, según han podido constatar algunas de las principales operadoras de telecomunicaciones del mercado español.

Cuando el pasado 20 de enero el FBI intervino y cerró el gran portal de descargas Megaupload y el grupo de dieciocho portales vinculado a la organización que dirigía Kim Dotcom Schmitz, algo cambió en Internet.

La medida de las autoridades norteamericanas tuvo en España un fuerte impacto; no en balde, nuestro país era uno de los principales usuarios del grupo de sitios que permitían las descargas y el streaming (visionado en directo, contra el servidor) de películas y series de televisión.

De hecho, la publicación americana Daily Caller señalaba que, según herramientas de medición como Alexa, alrededor de un 10% de los accesos a Megaupload provenían de Francia, el 8,8% de Brasil, un 7,3% de EEUU y en cuarto lugar se situaba España, desde donde accedían el 7,2% de los usuarios.

Auge del P2P
Sin embargo, el efecto sobre el tráfico total de datos que circula por las redes ha sido algo menor. En conjunto, la caída total respecto al tráfico de paquetes normal antes de Megaupload se sitúa en alrededor del 10%. La razón es que la consecuencia directa del cierre del popular sitio ha sido un repunte del 5% en el tráfico global, principalmente, por la subida del uso de servicios P2P (compartición de ficheros entre particulares), como BitTorrent.

En cualquier caso, la tendencia hacia el consumo online en streaming del contenido audiovisual parece que seguirá imponiéndose en el futuro, como ya está pasando en el negocio de la música, con servicios como Spotify, Yes.fm o Last.fm.

Los usuarios, especialmente los más jóvenes, están empezando a acostumbrarse a no descargar y grabar los contenidos para mantenerlos a buen recaudo, sino a acceder a ellos en el momento en que los precisan.

Según las mismas fuentes, tomando los datos de tráfico en España de noviembre y diciembre, antes del cierre de Megaupload, el reparto del tráfico de paquetes en las redes españolas ya señalaba la supremacía del streaming, que suponía cerca del 28% del total.

De esta forma, esta modalidad de consumo había superado ya a los sitios de descarga directa, que suponían alrededor del 25% del tráfico, mientras que el P2P aún representaba alrededor del 23%, el mismo porcentaje que la navegación en general, incluyendo en esta categoría las redes sociales.