España sigue siendo de los mercados más caros en el servicio de las telecos
12/07/2013
Un nuevo informe vierte los altos precios de nuestro país en banda ancha tanto fija como móvil.

Fuente:  www.siliconnews.es

De los 34 países que componen la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), España figura como uno de los más caros en los precios de la banda ancha, tanto fija como móvil.

Este es el resultado del estudio ‘Communications Outlook 2013′, elaborado por dicho organismo con datos de septiembre de 2012.

De acuerdo con la OCDE, para velocidades de 2,5 Megabit por segundo (Mpbs) y 6 GB de capacidad, España, con 52 dólares (39,8 euros) en términos de paridad por poder adquisitivo, lideraba el ranking de los países más caros.

En el mismo bloque de altos precios se sitúan Noruega y Chile mientras que en el lado contrario figuran Estonia, con 19,23 dólares (14,74 euros), Eslovaquia, con 16,83 dólares (12,91 euros) y Corea, con 16,35 dólares (12,53 euros).

Como informa Europa Press, fuentes de las operadoras han respondido advirtiendo de que los datos de este informe corresponde a antes de la aparición de las ofertas convergentes de móvil y fijo, que ha contribuido a reducir “mucho” los precios en el mercado español.

En lo que a banda ancha móvil se refiere, por ejemplo, los precios más altos para 2 GB de capacidad se dan en España, con 34,45 dólares (26,43 euros), seguido de Estados Unidos, con 33,61 dólares (25,78 euros).

Según el Informe Económico y Sectorial 2012 presentado la semana pasada por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), la banda ancha móvil (smartphones, tabletas y datacards) fue el único mercado que creció en facturación en el sector de las telecomunicaciones en nuestro país en 2012.

Este se convirtió en el motor del sector, aumentando su facturación hasta los 2.766,6 millones de euros, un 29% más que en el año anterior y alcanzando una penetración del 54%.

Por su parte, el parque de banda ancha fija superó los 11,5 millones de líneas, con una tasa de crecimiento anual del 3,2% hasta alcanzar una penetración del 25%. Se incorporaron 352.031 nuevas líneas de banda ancha de las que los operadores alternativos de xDSL acapararon el 70%.