España es uno de los países europeos con mayor proyección de crecimiento del comercio electrónico
10/01/2014
El comercio electrónico afronta la llegada del 2014 con las mejores expectativas económicas y de crecimiento en España. Según el Estudio anual sobre Comercio Electrónico B2C 2012 (edición 2013) presentado por la ONTSI (Observatorio Nacional de las telecomunicaciones y de la SI), las últimas cifras sobre el sector del comercio electrónico B2C apuntan a un incremento en España del 13,4% respecto al año anterior y una facturación de 12.383 millones de euros.

Fuente: http://www.mkm-pi.com 

Las cifras siguen siendo positivas en cuanto al número de compradores online, que pasaron de 13,2 a 15,2 millones de euros. Además, la población interna uta mantuvo su crecimiento alcanzando una cifra de 27,2 millones de euros, un 69,9% de la población española.

En este sentido, Jordi Vives, responsable en España de Trusted Shops, aseguró que “el mercado español es más maduro y la previsión de crecimiento en nuestro país se sigue situando en torno al 18 y el 20%. El comprador actual está abierto a nuevas propuestas, cada vez es más numeroso y experimentado, por lo que el comercio electrónico seguirá su tendencia expansiva en un futuro próximo”, afirma.

De hecho el citado estudio sitúa la cifra de gasto medio por internauta comprador en 816€ e indica cómo los negocios online relacionados con el turismo, billetes de transporte y reservas de alojamiento seguirán liderando el sector, así como continuará creciendo la venta de entradas para espectáculos, ropa, artículos deportivos, libros, periódicos y servicios de Internet y telefonía.

En 2012 descendió el porcentaje de compradores online que devolvieron algún producto, 10,9% frente a un 35,7% en el periodo anterior. En este sentido mejoró notablemente la experiencia de la devolución del producto: 6 de cada 10 compradores consideró que el proceso fue fácil o muy fácil, una tendencia que se consolidará en 2014. Para los compradores habituales, la elección de la tienda dependerá del cobro de gastos de envío, seguido de la garantía de devolución. Para los no compradores la reticencia a dar los datos financieros y la desconfianza por el uso que se le pueda dar a la información personal, seguirán siendo las princi pales trabas.

La tendencia del periodo pasado fijaba el uso del dispositivo móvil o tableta para la compra online en 2,1 millones, lo que representa un incremento del 15,1% respecto al año anterior. Teniendo en cuenta estos datos, la búsqueda online y a través del móvil se consolidarán como los principales métodos de búsqueda de información y de comparación de precios en 2014. Por primera vez los sitios web que venden por Internet se situaron como el principal canal de compra (48,7%), seguido de las webs del fabricante (44,4%). Además, los sitios web de bonos o cupones descuento mantuvieron su tendencia creciente, alcanzando el 26,8% de las compras.