Los españoles entre los europeos menos afectados por los fraudes en internet
10/07/2012
El 8 % de los españoles ha sido víctima de un fraude por internet en alguna ocasión, un porcentaje inferior a la media europea (12 %), que coloca a España entre los países menos afectados por ese fenómeno, según un Eurobarómetro publicado.

Fuente: http://www.cibersur.com  Fecha: 10.07.2012

Sólo los ciudadanos de Eslovenia (6 %) y Grecia (3 %) declaran haber sido objeto de menos ciberdelitos que los españoles, mientras que en el extremo opuesto se sitúan los polacos, los húngaros y los británicos (15 %).

El informe, elaborado a partir de las respuestas de cerca de 27.000 europeos, revela que todavía hay importantes temores por la seguridad en la red.

El 89 % de los europeos se abstiene de revelar información personal en línea (el porcentaje en España se eleva al 93 %) y el 74 % (77 % en España) considera que el riesgo de convertirse en víctima de la ciberdelincuencia aumentó en el último año.

No obstante, los españoles suelen tomar menos precauciones que el resto de europeos para evitar estas prácticas.

Mientras el porcentaje medio de europeos que instala un antivirus se sitúa en el 51 %, en el caso de España asciende al 40 %.

Además, sólo el 37 % de los españoles (43 % en el caso de la media europea) no abre mensajes de gente desconocida.

Un alto porcentaje de ciudadanos (53 % de media en la UE y 65 % en el caso de España) no han cambiado ninguna de sus contraseñas durante el año pasado, una medida de prevención considerada "básica".

Los recelos de los españoles se traducen en un menor uso de la red a la hora de realizar compras (33 %, frente al 53 % de los europeos) y de utilizar los servicios bancarios (33 %, mientras que la media de la UE está en el 48 %).

Sin embargo, los españoles superan la media europea en uso de redes sociales (57 %, frente al 52 %) y en la lectura de periódicos por internet (70 %, frente al 64 %).

Sobre las prácticas de fraude, el 8 % de los europeos dice haber sido objeto de una usurpación de identidad (idéntico porcentaje en España), mientras que el 38 % ha recibido en alguna ocasión correos electrónicos que, de manera fraudulenta, pedían dinero o datos personales (27 % en España).

Las compras en internet siguen siendo objeto de problemas, como demuestra el hecho de que el 12 % de los europeos (7 % en el caso de los españoles) afirme que no llegó a recibir nunca un producto adquirido a través de la red o que obtuvo un artículo falsificado o que no era como se anunciaba.

Además, el 15 % encontró accidentalmente material destinado a fomentar el odio racial o el extremismo religioso (14 % en España) y el 13 % no pudo acceder a servicios on line como consecuencia de ciberataques (10 % en España).