Un experto augura la desaparición del e-mail relegado por las redes sociales
27/12/2010
El catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid Juan Quemada ha augurado hoy que el correo electrónico desaparecerá relegado por la mensajería que incorporan las redes sociales, y que debe evolucionar para posibilitar su interconexión.

Fuente:  http://www.cibersur.com   Fecha: 27.12.2010

El docente, que ha impartido una conferencia en Gijón promovida por Telecable, protagonizó juntos a dos compañeros el primer mensaje de correo electrónico enviado desde el país, un escrito de prueba que partió hace veinticinco años hacia la Universidad de Amsterdam y cuyo escueto contenido se desconoce.

Tenía la sensación de que aquella red que se acababa de lanzar y se estaba extendiendo era 'importante', pero no se dio cuenta de que realmente pasaría 'algo' hasta comprobar sus facilidades de uso y sus potencialidades.

En pocos meses se extendió y traspasó las fronteras de las entidades académicas hasta convertirse en un modo de comunicación que dejó atrás los sellos y las cartas por los mensajes instantáneos.

Quemada recuerda que España estaba a punto de entrar en la Comunidad Económica Europea (CEE), lo que obligaba a buscar un canal de comunicación para el intercambio de proyectos y el envío de artículos y documentos.

A pesar de su expansión, el catedrático considera que la evolución del correo electrónico desde su popularización ha sido negativa ante la aparición del spam.

Su arraigo contribuirá a que la variante de mensajería asociada a las redes sociales se imponga al correo actual puesto que ofrecen más posibilidad de control sobre los mensajes no deseados.

No obstante, el experto opina que las redes sociales se encuentran en un punto muy parecido al del correo electrónico hace veinticinco años, dado que son cerradas y uno no se puede comunicar entre ellas.

El éxito de esa migración de usuarios pasaría por que sus propietarios hallaran una solución para convertir Facebook, Tuenti o Twitter en entornos abiertos, abandonando su carácter de 'cotos cerrados'.

Respecto al futuro de la red y por mucho que 'se hable del 3-D', el catedrático considera que el mayor cambio irá asociado a los interfaces biónicos.

'Lo de la Guerra de las Galaxias', ha ironizado para explicar que los ordenadores se conectarán directamente con el sistema nervioso y el cerebro y la información se transmitirá sin necesidad de teclear dirigida con el pensamiento y los impulsos neuronales.

Varias universidades han emprendido experiencias en este sentido culminadas con bastante 'éxito' y, aunque se trata de 'pequeños pasos', también lo fue en su momento el envío de un correo electrónico.

Quemada ha explicado que en un docente inglés se implantó durante tres meses un enchufe a los nervios y posteriormente lo conectó al ordenador.

El experimento le permitió estudiar cómo manejar la computadora a base de impulsos mentales, codificarlos y reconocerlos para lograr una reacción como el movimiento de una silla.