Facebook negocia comprar una empresa de drones para impulsar internet
05/03/2014
Facebook parece dispuesta a continuar con su fiebre compradora y a asestar un nuevo golpe a las operadoras. Tras adquirir WhatsApp por 19.000 millones de dólares (13.800 millones de euros), la red social estaría negociando la compra del fabricante de drones o satélites atmosféricos Titan Aerospace. Según la publicación TechCrunch, podría adquirirla por 60 millones de dólares (unos 43 millones de euros).

Fuente:  http://cincodias.com 

Titan Aerospace es una compañía especializada en la fabricación de vehículos no tripulados capaces de volar a grandes alturas (hasta 65.000 pies) y con energía solar. Una característica que les permite mantenerse en el aire durante un periodo de hasta cinco años sin necesidad de mantenimiento. Algo posible gracias a que los drones de Titan Aerospace van recubiertos de miles de células fotovoltaicas que recargan una batería de iones de litio de la que se alimentan las aeronaves.

El interés de Facebook en hacerse con esta compañía y sus drones no es otro, según la citada publicación, que impulsar el proyecto Internet.org, que tiene como meta poner internet al alcance de los dos tercios de personas del mundo que aún no están conectados, según contó el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg en el Mobile World Congress de Barcelona. La red social comenzaría por construir 11.000 de estos vehículos aéreos no tripulado.

El plan de Facebook consistiría en dotar a estos drones –con alas de unos 50 metros y capaces de llevar encima cargas de hasta 32 kilos– del equipamiento necesario para dar cobertura de red a muy bajo coste o incluso gratis en regiones como África.

El proyecto de Facebook recuerda mucho a la iniciativa de Google Project Loon, que apuesta por el despliegue de globos y no de drones para llevar internet a países desconectados. “Es un paso importantísimo de cara a la obtención de posicionamiento y expertise en el negocio de las telecos, en el que Google ya está presente merced a la compra progresiva de una gran cartera de fibra oscura y al desarrollo del proyecto Google Fiber, que ofrece conexiones de alta velocidad en un todavía escaso pero creciente número de zonas en ciudades norteamericanas”, dice en su blog Enrique Dans, profesor del IE Business School.