Feliz cumpleaños Internet: WWW
24/04/2009

Fuente:     www.expansion.com/2009/    Fecha:   24.03.2009

Madrid celebra este año el veinte aniversario de la creación de la Web, el esquema tecnológico que dio forma al caos de datos y comandos que formaba Internet.

Tim Berners-Lee (Londres, 1955) es considerado uno de los grandes inventores del siglo XX. Estudió en la Universidad de Oxford, periodo en el que construyó su primer ordenador aprovechando un viejo televisor. Su futuro estaría ligado, a partir de entonces, al mundo de la tecnología.

Consiguió su primer empleo en la firma británica de productos de telecomunicaciones Plessey Telecommunications, donde se encargó de desarrollar sistemas de transacciones distribuidas y tecnologías para códigos de barras, entre otras cosas.

Más adelante, Berners-Lee decidió dedicarse a la consultoría independiente, etapa que incluye un periodo de seis meses como consultor de software en el Cern, en Suiza. En aquella época, desarrolló, para su propio uso, su primer programa para el almacenamiento de información, llamado Enquire. Aunque nunca llegó a ser publicado, este programa formó la base conceptual para el futuro desarrollo de la World Wide Web (WWW).

El Gran Día llegó en 1989. Berners-Lee se dirigió a su jefe, Michael Sendall, y le entregó un extenso documento en el que se proponía el desarrollo de un proyecto de hipertexto (documentos relacionados unos con otros). Sendall definió la iniciativa como algo “vaga, pero excitante”, y decidió seguir adelante.

Basado en el trabajo del Enquire, el proyecto se diseñó para permitir a las personas trabajar juntas, combinando su conocimiento en una red de documentos relacionados entre sí. Berners-Lee diseñó un servidor para el nuevo sistema, httpd, que combinó con una especie de editor-buscador.

El proyecto estuvo terminado en diciembre de 1990 para trabajar con el sistema del Cern y en verano de 1991, para todo Internet. Así nació la primera WWW, pero aún quedaba mucho por hacer.

Berners-Lee dedicó todo su tiempo hasta 1993 a mejorar el diseño de la WWW, a partir del feedback recibido de los primeros internautas. En estos años, nacieron conceptos como las direcciones HTTP y el lenguaje HTML, que hoy no sólo continúan siendo válidos, sino que conforman los estándares de toda la industria online.

Cambio radical
Internet fue desarrollado en los años sesenta como una herramienta de comunicación para las fuerzas del ejército estadounidense. Más adelante, se abrió al resto del mundo y comenzó a alimentarse de información relativa a cualquier asunto y procedente de cualquier rincón del mundo. No obstante, el acceso a los datos era muy complejo.

Existía una serie de comandos, que sólo personas con unos ciertos conocimientos dominaban. La Red, tal y como la conocemos hoy en día, existe desde 1993-1994. Internet debe a la Web de Berners-Lee la clasificación de las páginas en direcciones como http://www.expansion.com y la apariencia de estas páginas: las interfaces están diseñadas para que los internautas puedan ver los contenidos de una manera más humana, en lugar de meros datos sobre una pantalla negra. “La WWW puso al alcance de todos una Internet más fácil”, destaca Francisco Ros, secretario de Estado de Telecomunicaciones. “Desde entonces, la Red se ha convertido en la herramienta de comunicación que más impacto ha tenido en la historia en la sociedad y la economía”, añade.

Quizás el mayor mérito de la WWW es que fue creada en un mundo completamente distinto, donde el número de usuarios apenas llegaba a unos pocos miles y hoy sigue siendo válida, con más de 700 millones de dispositivos conectados y billones de gigabytes de información colgados en la Red.

No obstante, el radical cambio del contexto sufrido durante estos años trae nuevos retos a los programadores actuales. El primero de ellos es la veracidad de la información online, en un momento en el que cualquier usuario puede convertirse en editor de contenidos.

“Es posible controlar técnicamente algunas cosas, pero, al final, se trata de que el internauta sea crítico”, confiesa Vinton Cerf, uno de los creadores de Internet. Lo mismo sucede con el reto de la seguridad frente a los hackers y otras amenazas web. “No es posible controlar todas las comunicaciones. El control tecnológico no llega a todo y las leyes no siempre se cumplen”, apunta Berners-Lee, que esta semana ha visitado Madrid con motivo de la XVIII edición de la conferencia mundial WWW.