Hacienda enviará notificaciones solo por internet a partir de 2011
15/11/2010
La Agencia Tributaria empezará a relacionarse solo por internet con las empresas que tributan por el impuesto sobre sociedades a partir de 2011. Las compañías afectadas ascienden a 1,2 millones y la medida supondrá un ahorro de 15 millones de euros.

Fuente:   www.cincodias.com   Fecha:  15.11.2010

 El sudor frío que le entra a un empresario al recibir una carta certificada de Hacienda supone una imagen que dentro de unos meses formará parte de la historia. A partir de 2011, las notificaciones de la Agencia Tributaria provocarán el mismo temor pero solo se recibirán a través del correo electrónico. En este caso no es aplicable la máxima de Marshall McLuhan que asegura que el medio es el mensaje.

Un real decreto que acaba de aprobarse establece que 1,2 millones de compañías -la mayor parte son sociedades anónimas y limitadas- estarán obligadas a recibir las notificaciones de Hacienda solo por internet.

Gaspar Caballo, director del Departamento de Gestión Tributaria, explica a CincoDías como será este proceso. En los próximos meses, las compañías recibirán una carta de Hacienda, -quizás la última por correo ordinario- y se les asignará un correo electrónico que a partir de ese momento, será la única vía para recibir las notificaciones fiscales de la Agencia Tributaria.

Por cuestiones de seguridad, Hacienda no remitirá los mensajes al correo habitual de las compañías. Sino que serán las empresas las que deberán acceder a la página web de la Agencia Tributaria y allí tendrán un correo asignado.

Ello obligará a las sociedades a entrar en su buzón cada diez días, ya que este es el margen que existe desde que la Agencia Tributaria envía una notificación hasta que la empresa confirma que la ha recibido. En caso contrario, se considerará rechazada, lo que conlleva que Hacienda inicie procedimientos de apremio y aplique sanciones. Con todo, las compañías tendrán la posibilidad de activar un sistema de alerta que les avisará en caso de que la Agencia Tributaria les haya enviado una notificación a su buzón.

En cualquier caso, el proceso de asignar un correo electrónico se iniciaría en breve aunque puede demorarse más allá del año. Finalmente, los autónomos -pequeños empresarios cuyos beneficios tributan por el IRPF en lugar del impuesto sobre sociedades- no se verán afectados por la medida. Sin embargo, Hacienda no descarta que en el futuro pueda obligarse a relacionarse solo por internet a "las personas físicas que pertenezcan a los colectivos que, por razón de su capacidad económica o técnica, dedicación profesional u otros motivos acreditados, tengan garantizado el acceso y disponibilidad de los medios tecnológicos precisos".

Con todo, aquellos autónomos que aplican el régimen de devolución mensual del IVA sí que deberán acogerse a la nueva normativa. Así, a partir de enero, se les asignará un correo electrónico donde recibirán todas las notificaciones fiscales. Solo 950 autónomos se encuentran en esta situación.

En total, la Agencia Tributaria prevé que la nueva medida reducirá en 7,5 millones el conjunto de envíos postales, lo que permitirá ahorrar en torno a 15 millones de euros. Hacienda, cada año, gasta en torno a 50 millones en mandar notificaciones a los contribuyentes.

Los asesores fiscales recelan del nuevo sistema

Los asesores fiscales consideran que la medida de obligar a las empresas a comunicarse con Hacienda solo a través de internet resulta excesiva y reclaman que sea voluntario. "Se ha pasado de tratar que los contribuyentes se relacionen con la Agencia Tributaria a través de medios telemáticos a imponer de manera coercitiva que la relación sea electrónica", señala el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF). Su director, Luis del Amo, advierte que existe micropymes que carecen de la capacidad técnica precisa para aplicar el nuevo sistema. Por otra parte, el REAF señala que el real decreto que regulariza el nuevo sistema no aclara si será posible "que los colaboradores sociales accedan a las notificaciones".

En cualquier caso, desde la Agencia Tributaria indican que los obligados a relacionarse solo a través de internet son las empresas que declaran el impuesto sobre sociedades, tributo que se liquida ya por vía electrónica. Con todo, desde el REAF lanzan una pregunta al aire: ¿Qué ocurrirá si la entidad, o el representante de la misma, deja de tener medios telemáticos, tiene problemas de acceso a internet en zonas rurales o está de vacaciones?". Los asesores fiscales proponen que el nuevo régimen de notificaciones electrónicas se limite a las grandes empresas y sea opcional para el resto.

La Agencia Tributaria indicó a este periódico que en breve iniciará una campaña para informar a las empresas del nuevo sistema. Además del ahorro que supone para Hacienda, señalan que dificulta la picaresca de aquellas empresas que cambian de domicilio fiscal con frecuencia para, entre otros motivos, no recibir las notificaciones tributarias.

 

La cifra

15 millones de euros se ahorrará la Agencia Tributaria al obligar a las empresas a relacionarse con Hacienda solo a través de internet.