La huelga general se la juega en Internet
29/09/2010
El Ministerio de Industria ha enviado un comunicado a los proveedores para que garanticen el acceso y funcionamiento de la red durante el día de hoy. La Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI) va a monitorizar la incidencia de la huelga general en Internet.

Fuente:  http://www.computing.es  Fecha:  29.09.2010

Mientras se paralizan los centros de fabricación y de abastecimiento, aeropuertos o servicios de recogida de basuras -en lugares donde la presencia sindical es fuerte-, en Internet la situación es bien diferente. La propia naturaleza de la Red choca frontalmente con el concepto de huelga y se convierte en el "indicador clave para evaluar el éxito o fracaso de la convocatoria", como asegura Yago Arbeloa, presidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI)

Según la AEI, a primera 'huelga de la sociedad digital' pone en evidencia una nueva realidad económica y laboral donde la jornada de 40 horas se opone a unos servicios automatizados basados en el modelo 24x7, 365 días al año.

La misma fuente afirma que en este escenario, los servicios mínimos o los piquetes informativos poco o nada podrán hacer para limitar o paralizar el acceso a sistemas automatizados que ofrecen servicios como el comercio electrónico, la banca on line o la ventanilla única a través de Internet.

La AIEI, a través de las diferentes empresas que la conforman, va a monitorizar la incidencia de la huelga general en Internet por primera vez en España. Para ello, medirá el volumen de llamadas a los call centers de las empresas de hostings, el número de conversiones de comercio electrónico y el tráfico a sites con contenido de ocio, y lo comparará con la actividad que hubo en la red el pasado miércoles 22 de septiembre, para ver cuáles son las consecuencias de una huelga general digitalmente hablando.


Según Arbeloa, la actividad económica y empresarial se desplazan cada vez más a un entorno digital donde el 80% de los sistemas están automatizados, como la telebanca o la compra de billetes electrónicos, entre otros, y no necesitan de trabajadores para desempeñar su labor, sólo un apagón conseguiría que dejaran de funcionar. “No tenemos constancia de que ningún servicio de hosting vaya a secundar la huelga, pero el hecho de que los trabajadores de una empresa digital decidan seguirla, no significa que deje de prestarse el servicio”, asegura el presidente de la AIEI.