Internet toma el relevo a la calle a la hora de manifestarnos contra algo
27/12/2013
La calle ya no es el lugar preferido por los ciudadanos para manifestarse o denunciar algo. Para Juan Merodio www.JuanMerodio.com uno de los mayores profesionales en España e Iberoamérica en Marketing y Web 2.0 así como Redes Sociales la Red es ahora el sitio predilecto de las personas a la hora de expresar su desacuerdo frente a una situación determinada. “Internet es un altavoz de tanta potencia que allí es más fácil hacerse oír y denunciar cuando se produce una injusticia o desigualdad. Es mucho más rápido, cómodo y sencillo expresar nuestros sentimientos y por lo tanto animarse a denunciar”, dice Merodio. “A un simple golpe de click se puede crear una denuncia y de inmediato contar con el apoyo de la viralidad generado por las redes sociales y las cientos o miles de personas que las integran”.

 Fuente:  www.mkm-pi.com

Y es que, si hasta no hace mucho y ante una injustica o circunstancia, se salía a la calle con pancarta en mano o se interponía una denuncia en un juzgado, ahora gracias a las nuevas tecnologías somos capaces de dar visibilidad de una forma más rápida y efectiva a asuntos que nos preocupan. “Cada vez más las tecnologías nos permiten visibilizar situaciones o circunstancias que de otra forma no saldrían a la luz. Un ejemplo son las recientes imágenes captadas desde un teléfono móvil y en las que se veía al empresario catalán, Juan Andrés Benítez, ser reducido de manera brutal por los mossos. Sin esa grabación seguramente el caso no se habría conocido públicamente y la resolución judicial habría sido bien distinta”.

 

Por último Juan Merodio pone otros ejemplos para hablar del poder de la ciudadanía 2.0: se trata de las plataformas sociales como change.org o avaaz.org o aplicaciones como protestapp de la OCU. “En todas ellas y de manera individual cualquier ciudadano puede crear una campaña de denuncia y recibir de inmediato el apoyo o la solidaridad de miles e incluso millones de personas. Estas iniciativas digitales están sacando los colores a más de uno y demuestran que la unión hace la fuerza. Las reclamaciones que allí se crean triunfan porque unen las voces de muchos ciberciudadanos y como consecuencia ejercen la fuerza digital generadora de cambios”, finaliza.