La crisis impulsa el elearning
13/11/2013
En 2014, 22 millones de estudiantes realizarán un curso online

Fuente:  www.equiposytalento.com

Corren buenos tiempos para el elearning. En 2012, la demanda de formación mediante este sistema se incrementó en un 50%, una tendencia que se ha mantenido en la misma línea durante el presente año. Según las previsiones, en 2014 alrededor de 22 millones de estudiantes realizarán algún curso online. La crisis económica ha dado el espaldarazo definitivo a la educación a distancia, donde los costes son mucho menores que los que requiere la enseñanza presencial tradicional. Formarse nunca había sido tan fácil. Solo hace falta un ordenador y una conexión a Internet.

Las posibilidades que abren las tecnologías multimedia trascienden el simple hecho de cambiar los contenidos de papel a formato digital. Además del importante ahorro económico que supone, el aprendizaje a distancia es una herramienta flexible que favorece la interactividad entre profesor y alumno, derribando las barreras espacio-temporales actuales. Los estudiantes tienen un papel activo, dejan de ser espectadores ante el educador. Cuentan con recursos como el e-mail, los chats o los foros, que permiten y favorecen su participación.

“El elearning va más allá de los cursos online. La Administración está normalizando los requerimientos de los Certificados de Profesionalidad ofrecidos mediante teleformación. Esto facilita a los alumnos el acceso a una titulación oficial. La combinación o suma de estos certificados les permite conseguir un grado de FP”, explica Patricia García, presidenta institucional de Grupo Femxa.

La necesidad de formarse no solo implica a jóvenes que buscan labrarse un futuro. En los tiempos que corren, no basta con conseguir un título o un empleo. Cada día aparecen innovaciones, cambia la legislación, los procedimientos, o simplemente hay que adaptarse a las necesidades del mercado. Los trabajadores deben seguir adquiriendo conocimientos para ser competitivos. En este caso, las fórmulas tradicionales educativas no son válidas. Lo que demanda este colectivo es tener la posibilidad de acceder a los recursos formativos que necesiten en cada momento, según sus intereses particulares, y en el menor tiempo posible.

En este sentido, “el elearning se presenta como la herramienta más adecuada, ya que permite elaborar contenidos orientados al logro de competencias específicas, píldoras de corta duración que facilitan al usuario hacer búsquedas selectivas en función de las temáticas que más le puedan interesar, bien sea en el campo del marketing, finanzas, recursos humanos, etc.”, explica Patricia García.