A mayor penetración de Internet, menos paro
19/11/2012
Un estudio realizado por conZumo señala que la penetración de Internet y el crecimiento de un país van de la mano.

Fuente:  http://www.computing.es 

De acuerdo a un estudio de la empresa conZumo, especializada en venta de productos informáticos por Internet, esta tendencia se considera así después de observar que los países con mayores ratios de usuarios de Internet son los que tenían tasas de crecimiento mayores.

A tenor de la tendencia que marca el estudio puede parecer irrefutable, pero también observa que en estos tiempos de crisis, se pueden ver datos tan contradictorios como que el Reino Unido tenga un crecimiento de tan solo un 1,1% con una tasa de penetración de Internet del 84,1% o que Polonia y Lituania, con una penetración de Internet en torno al 60%, tengan crecimientos del 4% y el 6%. Es decir, aunque exista una tendencia en ese sentido, estos datos hay que tomarlos con mucho cuidado, más aún en un entorno como el actual, donde las economías están más expuestas a infinidad de variables macro y microeconómicas que están incidiendo de manera distinta sobre el crecimiento de cada uno de los países.

En cambio, conZumo indica que si se compara la tasa de penetración de Internet en los países miembros de la UE con sus datos de desempleo, se comprueba una evidente relación directa, excepto en Estonia y Eslovaquia, en aquellas economías con tasas de internautas superiores al 70%. Aquí sÍ se puede manifestar que a mayor penetración de internet, menos paro.
¿Más internautas, menor paro?

Este dato es una buena noticia para países con tasas de internautas inferiores al 70%, como España; es debido a que Internet es una oportunidad de generar nuevas ventas, nuevos negocios, nuevas profesiones, nuevas sinergias, nuevos hábitos y si se explota y potencia aún más su introducción en la sociedad podrá ser una de las palancas que ayuden a salir de esta crisis.
En 4 años se espera que Internet sea la quinta potencia económica mundial. En los países del norte de Europa ya supone un importante porcentaje del PIB, como el 10% de Finlandia o el 8% de UK, donde su contribución al PIB fue ya en 2010 mayor que el de la construcción o la educación; estando muy lejos del 2% que representa en España.

Sin embargo, el comercio electrónico en España es ya un motor que no para, y a pesar de la crisis creció más de un 25% en 2011 y en 2012 lleva el mismo camino.