El 95% de los europeos se conecta a Internet durante las vacaciones
20/07/2011
Más de la mitad de los europeos se va de vacaciones al menos una vez al año y según una encuesta de Brocade, además del bañador, el 95% de los europeos se llevan al menos un dispositivo con conexión a Internet, ya que prefieren no tener que desconectarse de su email (personal o del trabajo), de las redes sociales u otras páginas de entretenimiento online.

Fuente:  www.cibersur.com   Fecha:  20.07.2011

 La mitad de los encuestados tiene previsto acceder a Internet al menos una vez al día en su lugar de vacaciones, mientras que más del 40 por ciento busca expresamente destinos o alojamientos que les proporcionen una conexión a Internet permanente, en cualquier lugar y en cualquier momento, poniendo así bajo presión a los proveedores de servicios y a los lugares de ocio para que aseguren una cobertura adecuada hasta en los lugares más recónditos. Por ejemplo, un cuarto de los encuestados aseguraron haber accedido a Internet desde la playa, y un 4 por ciento se había conectado hasta en la selva.
 
En palabras de Alberto Soto, Vicepresidente para EMEA de Brocade, "Estos resultados demuestran que a día de hoy dependemos mucho de Internet, independientemente de lo que estemos haciendo, y queremos poder acceder a la Red desde cualquier lugar del mundo. Casi la mitad de los encuestados quiere poder ver vídeos y escuchar archivos de audio para entretenerse durante sus vacaciones, por lo que los establecimientos –ya sean hoteles, terrazas, etc.- deben hacer frente a un nuevo tipo de cliente. El no ofrecer conexión a Internet, no sólo puede perjudicar su imagen de marca sino incluso afectar a la experiencia final del cliente”, afirmó.
 
La penetración de Internet en Europa es superior a la media mundial -67 por ciento frente al 27 por ciento – y el número de usuarios ha crecido casi un 260 por ciento desde el año 2000. Los usuarios de hoy día quieren acceder desde dondequiera que estén, y el uso de dispositivos móviles se ha disparado en los últimos años; IDC, por ejemplo, afirma que las ventas de los smartphones han aumentado más del doble en los tres primeros meses de 2011 comparado con el mismo periodo del año anterior, con  casi 100 millones de dispositivos[2]. Teniendo en cuanta que además el streaming de vídeo y televisión pronto superará al tráfico Web y de Internet, es fácil de ver como los hábitos de consumo de Internet están cambiando, incluso a la hora de planificar las vacaciones en función de la conexión a Internet.
 
Según el estudio, la mayoría de los encuestados se lleva al menos un dispositivo móvil de vacaciones, ya sea un portátil, un smartphone o un tablet, y lo utiliza para mantenerse en contacto con amigos y familiares, y un 40 por ciento admite que no les gusta estar desconectados de sus aplicaciones de redes sociales.
 
Sorprendentemente, cerca de un tercio de los encuestados utiliza sus dispositivos móviles durante sus vacaciones para temas de trabajo, concretamente para comprobar sus emails, descargar documentos o simplemente para estar disponibles para sus clientes o compañeros de trabajo, a pesar de que casi el 60% admite que ello a veces provoca roces con su familia o amigos, que quieren descansar.
 
Otro dato que arroja la encuesta, por ejemplo, es que un 64% de los encuestados tenían edades comprendidas entre los 25 y 44 años, lo que indica que el grupo de edad de los trabajadores es el que está impulsando la conectividad 24/7. Además, el 84% prefiere utilizar su smartphones en las vacaciones, frente a dispositivos más grandes como ordenadores portátiles.

Por otra parte, ña mitad de los encuestados continúa usando sus dispositivos (para uso personal o profesional) en el extranjero como si estuviera en casa. Más del 75 por ciento lo utiliza con regularidad para leer emails personales y un 48 por ciento para acceder al email del trabajo o para descargar documentos. Y finalmente, sólo un 7% asegura no acceder a Internet mientras está de vacaciones

Alberto Soto añade: “Ya sea con un tablet en la playa o con un smartphone en un barco, el estudio demuestra el ansia de los europeos por acceder a contenidos online. El reto es cómo satisfacer ese ansia, pero para ofrecer una conexión a Internet de alta velocidad es necesario contar con una red de alto rendimiento y ultra-fiable que tenga los atributos de las redes desplegadas en el interior de los centros de datos.