Navegar por Internet, casi igual de importante que comer
12/04/2012
Con motivo del VIII Foro Profesional del Anunciante, Yahoo!, a través de su panel de investigación ha encuestado a 1.729 participantes para preguntarles sobre cómo Internet y la comunicación social han propiciado un cambio radical en la relación entre las marcas y, ellos: los consumidores

Fuente: http://www.cibersur.com   Fecha: 12.4.2012

¿Con qué no podrías vivir? Formulada esta pregunta a los usuarios, parecen tenerlo claro: la comida, por motivos vitales, e Internet. Concretamente, un 42% de los mismos se decanta por la comida, seguido por Internet (27%) que ocupa el segundo puesto en el ranking de “imprescindibles”. En cambio, otros elementos que parecen tan esenciales como la televisión, la cama o el teléfono móvil, no alcanzan porcentajes superiores al 5% aunque algunos de ellos, como la televisión y la telefonía, se pueden cubrir también a través de Internet.

¿Qué compramos en Internet?

El sector del turismo lidera el terreno de las compras online, más de la mitad (el 51%) realiza las reservas vacacionales exclusivamente online, seguido por el del entretenimiento (32%). En contraposición, las compras que siguen realizándose mayoritariamente offline son las de alimentación –el 70% afirma elegir ir al supermercado en persona por encima de hacer la compra online- seguido de las compras de ropa (56%), belleza (52%) y transacciones financieras (26%).

Donde el mundo online y offline coinciden es en el sector tecnológico y en la adquisición de dispositivos y gadgets. Concretamente, el 35% de los encuestados asegura adquirir los productos y servicios tech indistintamente en tienda o a través de la web.

Y es que en Internet casi nada es imposible… ¿qué es lo más peculiar que se compra online? Desde vasos con luces led, una cizalla o material para realizar punto de cruz. La Red permite acceder a nuestros caprichos y deseos, por muy peculiares que sean.

¿Es la Red una fuente fiable de información previa a la compra?

La respuesta de los usuarios ante esta pregunta está muy fragmentada por grupos de edades. Para los más jóvenes aquellos entre 16 y 24 años de edad, los blogs y foros son la primera parada para recabar información (52%), seguida de Internet en general (45%), los consejos de compañeros, amigos o familiares (44%) y por último, los comentarios en redes sociales (35%).

Los mayores de 55 años también confían en Internet, pero tienen otros referentes: familiares y amigos son la opción principal de referencia (49%) seguida por la web oficial de la marca (36%), foros y blogs (34%) y los vendedores y especialistas del sector (29%).

Ser o no ser fan, esa es la cuestión

La inmensa mayoría de los encuestados (82%) ha declarado ser usuario de las redes sociales y más de la mitad de ellos (53%) confiesa ser fan de, al menos, una marca. Si se tienen en cuenta los rangos de edad, se puede observar que los extremos son los menos proclives a tener contacto con marcas en redes sociales. En el caso de los jóvenes -entre 16 y 24 años- se hacen más fans de las marcas, un 29% tiene más de 10 marcas en su perfil, y en el caso de los mayores de 55 años, sólo asciende al 8%.

Entre los factores determinantes para hacerse seguidores de las marcas online destacan: un contenido relevante, tanto de producto como para el usuario; la posibilidad de adquirir descuentos o participar en promociones, la identificación con la marca y sus valores y la recepción de información interesante.

Además, también valoran poder participar en concursos, juegos así como compartir y comentar noticias y hacer compras en las propias páginas de las redes sociales de las marcas. Otra de las conclusiones del estudio es que los usuarios valoran que hay mayor información sobre las marcas en sus perfiles sociales y la relación con los consumidores se estrecha y es más directa pudiendo llegar a conocer al instante los nuevos productos.