La nueva confianza de los gobiernos en el e-commerce
27/04/2012
Un estudio realizado por EIU y financiado por VISA, indicó una tendencia creciente en todo el globo: los gobiernos están utilizando cada vez más y mejor internet para realizar trámites que incluyan transacciones financieras. ¿qué implicancias, riesgos, y beneficios tiene dinámica?

Fuente:  http://tecno.americaeconomia.com  Fecha:  27.04.2012

Economist Intelligence Unit (EIU) presentó hoy los resultados del estudio sobre la adopción de los pagos electrónicos por parte de los gobiernos, titulado Government E-Payments Adoption Ranking 2011 (GEAR) y comisionado por Visa Inc. El estudio mide hasta qué punto los gobiernos de 62 países están proporcionando servicios de pagos electrónicos, así como los factores que afectan la adopción de los pagos electrónicos por parte de los gobiernos. Partiendo de una investigación inicial realizada en 2007, este estudio presenta nuevos hallazgos que destacan la diversidad de los sistemas de pagos electrónicos gubernamentales ya establecidos, así como las oportunidades que tienen a su disposición los gobiernos para mejorar los servicios de pagos electrónicos.
 
 
“La moneda digital ofrece beneficios esenciales a los gobiernos, permitiéndoles aumentar su eficiencia, promover la inclusión financiera e impulsar el crecimiento económico”, señaló Joseph W. Saunders, CEO y Presidente de Visa Inc. “Actualmente, Visa cuenta con más de cinco mil programas gubernamentales en 47 países. Los resultados de este estudio destacan cómo los gobiernos utilizan hoy los pagos electrónicos y las formas en que podemos asociarnos con los clientes para brindar productos y servicios que atiendan los retos a los cuales se podrían enfrentar los gobiernos”.
 
 
En el estudio, EIU define los pagos electrónicos como el intercambio o la transferencia de fondos mediante una plataforma electrónica. Estos pagos se pueden realizar a través de diversos medios tales como tarjeta de pago, depósito directo, débito directo y transferencia electrónica de fondos. Algunas de las tendencias y hallazgos clave del estudio incluyen:
 
 
-Los impuestos sobre la renta, los pagos de impuestos sobre las ventas y el impuesto al valor agregado (IVA), las contribuciones al seguro social, los peajes y las multas, son los tipos de pagos electrónicos más comunes que ofrecen las agencias de gobierno.
 
-Durante los últimos años los gobiernos han demostrado avances significativos en sus esfuerzos para promover los pagos electrónicos. Por ejemplo, en algunos países se ofrecen incentivos directos como tasas más bajas de IVA cuando se utiliza una tarjeta para pagar.
 
-Un 76% de los países que participaron en el estudio cuenta con sistemas de adquisición en línea que ofrecen diversos tipos de capacidades para ayudar al gobierno a facilitar y agilizar los procesos de compra con proveedores y negocios.
 
 
La prestación de algunos servicios de pagos electrónicos ha aumentado desde que se llevó a cabo el estudio en el año 2007. Sin embargo, aún se podrían brindar más servicios, particularmente para obtener o pagar un documento de identidad, solicitar diversos beneficios como asistencia económica por desempleo, asistencia social y compensación por accidentes laborales, así como beneficios para desembolsar préstamos a empresas.
 
 
El papel de la infraestructura
 
Desde que se efectuó el estudio de 2007, se ha mejorado notablemente la infraestructura tecnológica, por ejemplo, en las áreas de telefonía móvil y banda ancha. Más de la mitad de los países incluidos en el estudio GEAR 2011 ha desarrollado la tecnología 3G y otras tecnologías de telefonía móvil, incluyendo la 4G. El número de suscripciones a teléfonos móviles ha aumentado desde el 2007 y la difusión de la banda ancha también ha crecido rápidamente. La adopción de los pagos electrónicos por parte de los gobiernos se puede beneficiar de este desarrollo, ya que la conectividad –a través de diversos tipos de dispositivos– es el principal factor que habilita esta forma de pago. Reconociendo que la inversión en infraestructura tecnológica puede apoyar el crecimiento económico, muchos países en vías de desarrollo también están invirtiendo en la infraestructura de Internet, e incluso en la instalación de tecnologías que permitan al ciudadano acceder a Internet por medio de dispositivos móviles.
 
 
Durante años, la falta de confianza ha sido una barrera importante para la adopción de pagos electrónicos al gobierno por parte de los ciudadanos. Este reto se está superando lentamente mediante la introducción de nuevos y mejores sistemas de seguridad para los pagos electrónicos y mecanismos de cumplimiento por parte de los gobiernos. Más de un tercio de los 62 países incluidos en el estudio GEAR 2011 recibió la calificación más alta posible por sus esfuerzos para promover la seguridad de los pagos electrónicos.
 
 
La adopción de los pagos electrónicos continuará evolucionando
 
El estudio GEAR también contempla el futuro, destacando el hecho de que, a medida que los gobiernos adopten y mejoren los servicios de pagos electrónicos, sus estrategias prácticamente reflejarán la infraestructura y el contexto social, político y económico de cada país. Ningún enfoque de la adopción de pagos electrónicos, en sí mismo, es universal. La investigación indica que diversos temas incidirán en la adopción de los pagos electrónicos, incluyendo:
 
 
-La inclusión financiera, particularmente en los países en vías de desarrollo, probablemente recibirá un impulso cuando se introduzcan al mercado general los servicios de banca a través de dispositivos móviles. Se espera que los países de África y América Latina se beneficien especialmente en esta área.
 
-Con más de cinco mil millones de usuarios de teléfonos móviles en el mundo, es probable que los pagos con dispositivos móviles aumenten considerablemente en los próximos años.
-La automatización de servicios estándar como el pago de impuestos y reembolsos y las contribuciones al seguro social, probablemente tendrá mayor prioridad que otros servicios de pagos electrónicos.
-La seguridad de los pagos electrónicos seguirá siendo un tema importante que se debe considerar y será necesario desarrollar medidas de seguridad eficaces para que los pagos electrónicos puedan florecer.
-La colaboración del sector público y privado en las iniciativas de pagos electrónicos probablemente continuará a medida que los gobiernos tratan de lograr más con menos recursos.
 
Según Lucy Hurst, directora asociada de Investigaciones Específicas de Economist Intelligence Unit: "Existen dos tendencias clave que nos ha mostrado el estudio, en primer lugar se ha mantenido el impulso en el desarrollo de los pagos electrónicos a pesar de todos los factores que potencialmente podrían haberlo descarrilado y restringido, como la tendencia a la depresión económica y las medidas de austeridad fiscal. En segundo lugar, la tendencia general desde 2007 es que los gobiernos continúen comprometiéndose con el desarrollo de plataformas de pago electrónico. Hay más facilidad y eficiencia en la forma en que los ciudadanos y negocios realizan sus transacciones con el gobierno”.
 
 
Para cada uno de los 62 países participantes, EIU realizó investigaciones en línea utilizando 37 indicadores a través de siete categorías: Ciudadano a Gobierno; Gobierno a Ciudadano; Empresa a Gobierno; Gobierno a Empresa; Infraestructura; Contexto Social y Económico; y Contexto Político. Los países incluidos en el estudio representan aproximadamente 81% de la población mundial total y 94%, según estimados, del PIB total mundial, y varían en cuanto a su desarrollo económico y sistemas políticos.