Nuevas campañas políticas bajo Internet y últimas tecnologías
24/08/2009
Estrategia. Tras la televisión, las innovaciones cambian las reglas de juego ¿Cuál es el efecto de las nuevas tecnologías en las democracias? La Ciberpolítica ¿modificará las relaciones de los ciudadanos con el poder político? ¿Los analfabetos digitales quedan excluidos del relacionamiento con los candidatos?

Fuente:  www.elpais.com   Fecha:   24/08/2009

A esta y otras preguntas responde el abogado, doctor en diplomacia y docente de Ciencia Política de la Facultad de Derecho, Guillermo Maciel en su último libro Del videopoder a la ciberpolítica de la Editorial Técnica. El autor comentó a El País que el estudio de la temática comenzó como una búsqueda de materiales para sus alumnos y terminó con forma de libro como consecuencia de los continuos pedidos por parte de interesados en el tema.

Maciel comienza su trabajo subrayando que la realidad de la ciencia política cambió sustancialmente en los últimos 30 años por efecto de los cambios en las tecnologías de la comunicación, entre otras razones.

Las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC`s) modificaron las formas de comunicación entre los candidatos o gobernantes y los votantes o gobernados. La publicidad o propaganda es clave en la vida política, tanto es así que Maciel recuerda dos frases, una de Lenin y otra de Hitler. "Lo principal es la agitación y la propaganda en todas las capas del pueblo" dijo el líder soviético, mientras que al líder nazi se le adjudica haber dicho "la propaganda nos permitió conservar el poder y nos dará la posibilidad de conquistar el mundo". El autor hace hincapié en que internet y las TIC`s en general están tan masificadas que los ciudadanos son capaces interrogar, deliberar, intervenir y manifestarse como nunca antes. Por esta razón las campañas electorales concentran cada vez más recursos en el mundo virtual, ya no en el sentido propagandístico que en un principio se denominó "escaparate global", sino que se tiene en cuenta la opinión de los internautas, en lo que Maciel define como ciberactivismo, una nueva forma de participación que va desde el apoyo a un candidato hasta el rechazo a la matanza de ballenas.

Sin embargo, en ese momento nadie podría imaginarque los avances tecnológicos podrían generar un cambio de tales características que harían remover los conceptos de propaganda y colocarían a los receptores de los mensajes en potenciales movilizadores a favor o en contra de las ideas propuestas por los líderes. Todo esto realizado con muy poco esfuerzo, desde la casa o el trabajo, con una enorme capacidad de diseminarse por el mundo en pocos minutos y a muy bajo costo.

Guillermo Maciel recuerda que en 1992 el politólogo italiano Giovanni Sartori hablaba en su libro "Homo Videns - La sociedad teledirigida" que el predominio de la televisión en la formación de la opinión pública creó un fenómeno al que llamó Videocracia en la se privilegia el ver que termina atrofiando el entender. Sin embargo, los jefes de campaña del mundo entero saben que hay algo más letal que un error en la TV tradicional: You tube. Desde ese lugar cualquier persona podría colocar (subir, colgar) un video que en un instante deje fuera de juego al candidato.

Maciel señala ejemplos de la ciberpolítica uruguaya y cita el proceso de ascenso de Barack Obama que estuvo signado por el uso de las tecnologías que, por ejemplo, generó gran expectativa con el anuncio de su compañero de fórmula por SMS a millones con un solo clic.

Los candidatos uruguayos también apelan a internet

Algunos políticos uruguayos han tomado la experiencia de Obama en Estados Unidos en el uso de las nuevas tecnologías en la campaña política como referencia. Hace pocos días Pedro Bordaberry, en una conferencia en la Cámara de Telecomunicaciones señaló que es un usuario de las TIC`s y que gran aparte de su campaña se basa en eso. "Si Obama lo hizo, ¿por qué no lo vamos a hacer nosotros?", se preguntó. Pero no es el único. Luis Alberto Lacalle tiene un aparato de comunicación que apuesta muy fuerte a Internet. De hecho en su Facebook continuamente se anuncian actividades y se cuelgan videos de los actos. José Mujica también tiene un sitio web muy publicitado, a lo que se agrega que en la página del MPP se cuelga a diario las emisiones de su audición radial en audio y texto. A esto hay que sumar que cada uno de los sectores políticos de todos los partidos tiene su sitio en internet. También se ven grupos minúsculos que sólo se manifiestan en la web.

En ese sentido, Maciel insiste en que "internet es cada vez más uno de los lugares en que está ocurriendo la política" y en ese mismo sentido se plantea "si acaso llegará el momento de los candidatos digitales, generados al margen de toda estructura partidaria, sin clientelismo, prebendas y sin depender siquiera de grandes cantidades de recursos financieros".