Para EEUU, China y Rusia buscan más control sobre Internet
11/03/2013
China y Rusia están adquiriendo tecnologías de seguimiento cada vez más potentes para interceptar las comunicaciones e intentar controlar Internet, áseguró el jueves un alto cargo estadounidense.

Fuente:  www.cibersur.com

Concretamente, Alec Ross asesor senior en innovación del secretario de Estado de Estados Unidos, dijo que los nuevos participantes como Tailandia y Ucrania determinarían la forma futura de Internet decidiendo si abrirla globalmente u operar en "Intranets" nacionales más cerradas.

Sus comentarios demuestran además la falta de acuerdo sobre la forma en que se regulará Internet tras el fracaso del intento de establecer una política de gobernanza mundial el año pasado.
"Muchos países de Oriente Próximo, Rusia, China y creo que otros van a asumir una postura cada vez más agresiva para intentar controlar Internet", dijo Ross a la prensa.

"En un mundo en el que países como Rusia, China y otros están en un lugar completamente diferente que Estados Unidos y donde hay una visión completamente diferente de cómo debería gestionarse Internet, creo que va a ser muy difícil llegar al punto de resolución en algunos de estos temas", añadió.
Añadió que China, Rusia y otros habían adquirido tecnología de seguimiento, pero carecían de los límites requeridos en Estados Unidos, donde sólo un juez puede ordenar su uso durante un periodo definido.

"Así que parte de lo que veo son miles de millones de dólares de inversión destinados a la próxima generación de tecnología de seguimiento en estos países", dijo Ross. Estados Unidos y China se han enfrentado durante meses por el uso de Internet, acusándose mutuamente de atacar webs gubernamentales con contenido delicado.

La Administración Obama está comprometida con la defensa de la libertad de Internet, "un pilar de las prioridades de política exterior de Estados Unidos", que llevó a rechazar el tratado global el año pasado, según Ross.

El intento de establecer una política mundial de seguimiento de Internet fracasó en Dubái en diciembre pasado después de que muchos países occidentales dijeran que el plan de compromiso daba demasiado poder a las Naciones Unidas y otras autoridades.

Estados Unidos y sus aliados lucharon para impedir que la Unión Internacional de Telecomunicaciones, un organismo de la ONU, extendiera su seguimiento de Internet, temiendo que eso pudiera llevar a más censura y a una drástica reducción del anonimato.

Una serie de países, encabezados por Rusia, querían términos que pudieran abrir la puerta a más regulación del ciberespacio sobre temas que van desde el spam a la seguridad y la asignación de direcciones a páginas web.

Sin embargo, Ross dijo que unos 30 países participantes nuevos, en lugar de los actuales gigantes de Internet, asumirán un papel decisivo para determinar si hay un Internet global abierto o una "composición de Intranets nacionales".