Un proyecto del Senado de EEUU prevé dar al presidente poder para cortar Internet
11/06/2010
El presidente de EEUU podría tener el poder para restringir o incluso interrumpir la conexión a Internet dentro del país en situaciones de emergencia si sale adelante un nuevo proyecto legislativo propuesto por alguno senadores.

Fuente: http://www.elmundo.es  Fecha: 11.06.2010

Según este nuevo proyecto -pensado para "preservar las redes y los activos, y proteger al país y al pueblo" en palabras del presidente del Comité de Seguridad Nacional, Joe Liebermann- los operadores de red, los buscadores o las compañías de servicio estarán obligadas a obedecer "inmediatamente" las medidas de emergencia propuestas por el Departamento de Seguridad Nacional, bajo riesgo de multa.

Se trata de una batería de medidas que tratan de preparar a la Administración estadounidense contra posibles 'ciberataques' masivos o un '11-S' digital, en plena era de la 'ciberguerra fría', una prioridad reconocida del presidente Obama.

Según informa el portal especializado CNET News, esta propuesta, bautizada como Protecting Cyberspace as a National Asset Act (PCNAA), ha despertado la inquietud del influyente 'lobby' tecnológico TechAmerica, que alerta sobre las posibles consecuencias de una norma que otorgaría en la práctica poderes ilimitados en la Red al presidente.

También ha mostrado su preocupación el Center for Democracy and Technology, que cree que estos nuevos poderes "incluyen autoridad para cerrar o limitar el tráfico de Internet en sistemas privados".

Bajo estas nuevas normas, el Gobierno federal podría obligar a cualquier compañía basada en Internet, en sistemas telefónicos o cualquier "infraestructura de la información" a someterse al control de un nuevo Centro Nacional de Seguridad Cibernética y Comunicaciones (NCCC, por sus siglas en inglés) que se creará dentro del Departamento de Seguridad Nacional.

La principal limitación que prevé esta propuesta es la prohibición para las compañías de monitorizar los contenidos de las comunicaciones, para lo que se requiere una orden judicial, como sucede hasta ahora.

Además, el texto ofrece inmunidad frente a las demandas civiles (en casos como, por ejemplo, cortes de Internet a millones de usuarios a raíz de una orden federal), en un intento por ganarse a las compañías.

Asimismo, el proyecto prevé el establecimiengto de una oficina dentro de la Casa Blanca con poder para obligar a las agencias federales a incrementar la seguridad cibernética.