Las pymes españolas necesitan tener presencia online si quieren sobrevivir a la crisis
13/04/2012
Tener presencia online es ya un aspecto fundamental para el sector empresarial, no solo para las grandes multinacionales, sino también para pequeñas empresas, emprendedores y profesionales autónomos.

Fuente:  http://www.rrhhpress.com   Fecha: 13.4.2012

Según el editor de páginas web BaseKit, en España existen en la actualidad más de 3.300.000 pymes, de las cuales tan solo un 23% está en Internet, frente al 77% que todavía no lo ha hecho. Sin embargo, dado el actual contexto social y económico, son cada vez más las pequeñas empresas que apuestan por el mundo digital no solo como una vía para tener presencia corporativa, sino también como un nuevo canal de negocio.

Estar presente en Internet comienza con la creación de una página web profesional que pueda servir como canal de información y venta para clientes actuales y potenciales. No obstante, en muchas ocasiones este tipo de empresas no cuentan con los recursos humanos o económicos necesarios. Por ello, durante los últimos años, han proliferado los editores web que permiten crear páginas personalmente sin necesidad de externalizar o fragmentar el proceso, ahorrando tiempo y costes.

Dada la creciente apuesta de los pequeños empresarios por este tipo de soluciones, BaseKit ha señalado los requisitos que debe reunir una página web para lograr el éxito en su andadura online: que sea compatible con HTML5 o CSS3 y compatible con cualquier dispositivo, que tenga un diseño intuitivo, con contenidos correctamente ordenados que faciliten la navegación, debe incluir palabras clave y un dominio fácil de recordar, enlaces a las principales redes sociales y estar optimizada para buscadores (SEO).

Roberto García, Country Manager de BaseKit en España, asegura que “hoy en día, si eres una pequeña empresa con clientes menores de 35 años y no estás online, no existes y estás perdiendo grandes oportunidades de crecer. Las expectativas de los clientes en cuanto a la presencia online de un pequeño negocio han cambiado, del mismo modo que la forma en que estos usan Internet. Por eso, las pequeñas empresas pueden y deben aprovechar las nuevas tecnologías no solo para tener presencia online, sino también para sacarle el máximo partido a Internet como un nuevo canal de negocio y sortear la crisis”.