Revelan iniciativa europea secreta de aplicar impuesto a Internet
11/06/2012
Empresas como Google y Facebook han tenido un crecimiento tan formidable que les ha convertido en actores totalmente dominantes en Internet, incluso fuera de su país de origen, Estados Unidos. Considerando que estas empresas lucran considerablemente con servicios percibidos por sus actividades internacionales, un grupo de actores del sector TI habría propuesto gravar tales actividades con un impuesto específico, que debería ser promulgado por las Naciones Unidas

Fuente:  www.diarioti.com

El recientemente creado sitio de denuncias del sector TI, Wcitleaks.org, ha revelado una iniciativa de empresas europeas ante las Naciones Unidas, para la creación de un impuesto que facultaría a los gobiernos de países en desarrollo a cobrar un impuesto especial a las empresas extranjeras que vendan servicios online a sus habitantes.

Diario Ti: Empresas como Google y Facebook han tenido un crecimiento tan formidable que les ha convertido en actores totalmente dominantes en Internet, incluso fuera de su país de origen, Estados Unidos. Considerando que estas empresas lucran considerablemente con servicios percibidos por sus actividades internacionales, un grupo de actores del sector TI habría propuesto gravar tales actividades con un impuesto específico, que debería ser promulgado por las Naciones Unidas.



La iniciativa estaría descrita en documentos filtrados al sitio Wcitleaks.org, que promueve una mayor transparencia en el sector de las tecnologías de la información.

Según los documentos, el proyecto habría sido elaborado por una serie de empresas europeas del sector TI y de las telecomunicaciones, agrupadas en la organización Etno. La causa sería que el conglomerado ve con desagrado que las empresas estadounidenses dominan totalmente un mercado en el que también ellas quisieran participar. A la luz de tal realidad, consideran que un impuesto aplicable a los "servicios online extranjeros" (léase "estadounidenses"), impediría las prácticas monopolistas, mejorando la situación de mercado para competidores europeos.

La citada documentación constituye el elemento principal de una solicitud dirigida a las Naciones Unidas, con el fin de establecer un principio internacional que permitiría a los "países anfitriones" gravar con impuestos las actividades de empresas extranjeras que vendan servicios a clientes de otros países.

Según la fuente, la propuesta será considerada en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York durante el otoño boreal.

Como podía esperarse, las filtraciones han causado molestia y preocupación en el sector estadounidense de las TI. "Es información en extremo preocupante, que podría generar una enorme imprevisibilidad jurídica y comercial", declaró Sally Shipman Wentworth, portavoz de la organización gremial de empresas online, a CNet.

Otros actores temen que ese tipo de tributación "haría difícil para los habitantes de países pobres utilizar Google, Facebook y otros servicios online estadounidenses". La lógica de los objetores sucedía que en tal caso, las empresas estadounidenses no tendrían incentivo económico alguno de operar en países donde los usuarios tienen poca solvencia, y sus gobiernos intentan cobrarles impuestos.

Por su parte, Eli Dourado, una de las fundadoras de WCITLeaks comentó que "los documentos muestran que los impuestos a Internet representan un atractivo flujo de recaudación para muchos gobiernos, pero probablemente un tributo de tales características no beneficiaría a sus habitantes, ya que incrementaría el aislamiento global". Wcitleaks.org fue lanzado el 6 de junio por Dourado y Jerry Brito, a decir propio, como una iniciativa tendiente a "combatir los intentos de la ONU por tomarse Internet".