La Seguridad Social obligará a todas las empresas a cotizar por internet en 2011
10/12/2010
La Seguridad Social obligará a todas las empresas y trabajadores autónomos a realizar sus trámites y pago de cotizaciones por vía electrónica, a través de internet, a partir del 1 de enero de 2011, y eliminará el papel en todas sus comunicaciones con las empresas.

Fuente:  http://www.cibersur.com  Fuente: 10.12.2010

Todas las sociedades con empleados que coticen por el régimen general o que tengan contratados a más de 10 trabajadores deberán relacionarse con la Seguridad Social a través de su página web y por correo electrónico.

De hecho, en la actualidad, el 99% de las compañías de la provincia de Barcelona ya están conectadas a internet con la Seguridad Social, explicó en una rueda de prensa el director provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), Mateo Albillos.

En Barcelona quedan unas 1.800 sociedades, todas pequeñas o micro empresas, que aún no utilizan este sistema, de las cuales unas 1.200 'ya se han comprometido' con la TGSS a adaptarse al nuevo sistema dentro de los plazos marcados por la normativa, según Albillos.

La TGSS, que se ha comprometido a facilitar cursos y ayudas a las empresas para que se adapten al nuevo sistema, no ha podido contactar con las 600 sociedades restantes para informarles sobre los cambios y la obligatoriedad de la comunicación por internet.

Estas medidas comportarán un ahorro de 60 millones de euros a la TGSS en el Estado estatal, 28 millones de los cuales en envíos de cartas y 32 millones en publicaciones de avisos en los boletines oficiales de las diputaciones provinciales.

Con el nuevo sistema, las empresas recibirán las notificaciones de la Seguridad Social al instante mediante un correo electrónico o, si lo desean, en un mensaje de texto a un teléfono móvil.

Las notificaciones quedarán colgadas en el Tablón Electrónico de Edictos de la página web de la Seguridad Social y serán accesibles a todo el mundo hasta que la compañía las abra.

Con este método, la Seguridad Social quiere asegurarse de que las empresas reciben y leen sus notificaciones y evitar que algunas compañías con deudas se nieguen a aceptar los avisos con tal de alargar los plazos para efectuar los pagos.

Sin embargo, según Albillos, la morosidad de las empresas con la Seguridad Social es del 2,5%, mientras que en el caso de las entidades bancarias es del 6,5%.

Desde mayo de 2008, en cambio, se ha doblado el número de sociedades que pide aplazamientos de pagos dentro de la legalidad, aunque la cifra sigue sin alcanzar el 1% del total de empresas barcelonesas.

Las empresas podrán descargarse o imprimir certificados o comprobantes de pago tantas veces como deseen, y tendrán validez oficial a pesar de no haber sido expedidos directamente en una oficina de la Seguridad Social.

Asimismo, los trabajadores podrán consultar por internet un historial sobre su cotización y recibir notificaciones sobre cambios en su estatus.