La tecnología también se va de viaje
02/08/2011
Planificar un viaje conlleva no sólo escoger la ropa que se necesita sino también elegir los implementos tecnológicos que harán de la experiencia algo único y libre de preocupaciones.

Fuente:  www.correodelcaroni.com   Fuente:  02.08.2011

Sea por negocios o por placer, todo viaje implica hoy en día llevar consigo tecnología. Un Smartphone como teléfono inteligente, un laptop o una minicomputadora, una cámara digital, un iPod u otro accesorio, todos ocupan en el equipaje un espacio tan obligado como la ropa o los artículos de toilette. Y puesto que la mayoría de los accesorios tecnológicos han sido diseñados para llevarlos de viaje, un buen viaje implica llevar consigo todos los accesorios que permita hacerlos funcionar bien y siempre.

Baterías. Todos los aparatos tecnológicos necesitan pilas o baterías, de modo que piense cuidadosamente cómo las va a recargar durante el viaje y si debe llevar consigo una o dos de repuesto. Lo importante es responder algunas preguntas básicas. ¿Funcionarán sus cargadores en el punto de destino o tendrá que usar adaptadores? Si su accesorio se recarga mediante un cable USB, ¿necesitará un cable USB especial para conectar el cargador? Si va a hacer una larga jornada en automóvil, tampoco olvide llevar consigo o comprar un cargador que le permita recargar sus accesorios durante el viaje.

Contraseñas. ¿Qué podría ser peor que alguien le robe su valioso equipo tecnológico mientras se halle de viaje? Imagínese que el ladrón tuviera fácil acceso a sus datos, a su información personal, a sus cuentas bancarias, a todo ese contenido precioso para usted, nada sería peor.

Esto es lo que podría pasar si usted se olvida de proteger sus accesorios mediante una contraseña. Casi todo aparato electrónico puede ser hoy en día protegido con una contraseña, incluyendo Smartphone, grabadoras de voz, laptops e incluso algunas cámaras digitales. Si bien el uso de una contraseña implica un ligero fastidio, no es nada en comparación con el que enfrentaría usted en caso de robo de los aparatos con los cuales viaja.

Teléfono móvil. Si usted es usuario de un Smartphone y piensa viajar al extranjero, recuerde que su proveedor de telefonía celular con toda probabilidad le cobrará elevadas tarifas por recibir datos o por hacer llamadas mientras se halle de viaje. Por ello, sopese cómo usará su Smartphone y haga planes sobre cómo hacerlo.

Primero, vea si puede poner su Smartphone en modo "no bloqueado". Muchos proveedores "bloquean" los teléfonos electrónicamente, de modo que puedan ser usados sólo con una red en particular. Muchos Smartphone, sin embargo, pueden ser desbloqueados mediante un código especial. Si obtiene usted ese código, podrá usar su teléfono simplemente comprando una tarjeta SIM en su lugar de destino. Busque en la red instrucciones sobre cómo desbloquear su Smartphone en particular.

Segundo, si está obligado a permanecer con su proveedor, recuerde que éste cobrará todas sus comunicaciones a una tarifa elevada, y por ello desactive todas las aplicaciones que carguen automáticamente datos en su teléfono, incluyendo sus cuentas de correo. De otro modo, al regreso a casa se enfrentará con la desagradable sorpresa de una pesada cuenta telefónica, engordada mientras usted estaba inconsciente de lo que estaba ocurriendo.

Backup. Muchas personas que llevan de viaje consigo accesorios tecnológicos suelen capturar todo tipo de datos: imágenes digitales, vídeos, grabaciones de voz y otros. Por ello, lleve consigo algún tipo de accesorio para guardar datos, y ello por dos razones. Primero, esos datos pueden perderse, sea por accidente o por cualquier otro percance en el hardware. Segundo, si durante el viaje se entusiasma usted demasiado haciendo fotos o vídeos, la memoria de su cámara o Smartphone se llenará rápidamente, y la mejor forma de hacer lugar es descargando parte de esos datos en un accesorio adicional.

Hágalo averiguando cómo descargar datos del aparato que esté usando. Si se trata de un laptop o computadora portátil, es muy posible que tenga un puerto USB a través del cual pueda conectar un dispositivo de almacenamiento. Bastará un disco duro portátil, por ejemplo. Capacidad adicional de almacenamiento externo cuesta actualmente poco dinero. No salga de casa sin llevarla consigo.