Las tiendas y nuevos negocios online crecen más del 20% en 2011
28/12/2011
Las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) de nuestro país se alían con Internet con el propósito de aumentar sus ventas en el escenario actual de crisis. Por ello, según un estudio llevado a cabo por Arsys, hemos conocido que en 2011, la creación de nuevos canales de venta online ha aumentado un 20,4%.

Fuente: http://www.cibersur.com  Fecha: 28.12.2011

Las soluciones Cloud Computing de comercio electrónico son los principales impulsores del negocio online entre las pymes del comercio tradicional, ya que permite gestionar una tienda en Internet fácilmente, sin necesidad de conocimientos de informática ni diseño web.

Los datos, obtenidos a partir de una muestra de más de 2.500 empresas, revelan que las pymes dedicadas al comercio de Moda y Complementos (14,73%) son las que mejor están aprovechando los canales de ventas online, seguidas muy de cerca de las de Alimentación y a más distancia de las de Informática, Imagen y Sonido, Deportes, Belleza y Regalos.

En cuanto a lugar de origen, la mayoría de negocios que comercializan sus productos y servicios a través de Internet proceden de Catalunya (23,13%) y de Madrid (22,64%). Seguidos de Valencia y Andalucía. Por el contrario, las empresas situadas en Cantabria, Extremadura y Asturias son las que menor representación tienen en venta online en comparación con el resto de España.

El 26% de las empresas con menos de diez empleados tienen página web y una cuarta parte ya vende online, lo que les permite encontrar en Internet nuevas vías de acceso a clientes y potenciales clientes para hacer frente a la caída del consumo, que según datos del sector se sitúa en torno al 7%.

Además del comercio electrónico, las empresas españolas utilizan Internet para mostrar sus catálogos de productos y listas de precios o reforzar su servicio de atención al cliente, lo que les permite también incrementar sus transacciones off line, debido a la influencia de Internet en los hábitos de los consumidores. Actualmente, se calcula que una de cada dos compras está influida por las búsquedas de información en Internet