El tráfico anual de Internet se multiplicará por tres en 2018
12/06/2014
Según el Informe Cisco VNI, impulsado por el vídeo 4k y las tecnologías M2M, alcanzará los 1,6 Zettabytes. En España se duplicará y habrá 245,2 millones de dispositivos conectados.

Fuente:  www.computing.com

El tráfico Internet Protocol (IP) global se multiplicará casi por tres en los próximos cuatro años debido al crecimiento de usuarios y dispositivos de Internet, a la mayor velocidad de la banda ancha y al creciente consumo de vídeo. En 2018, este tráfico generado por las conexiones fijas y móviles alcanzará 1,6 Zettabytes (más de 1,5 billones de Gigabytes) anuales, lo que supone una tasa de incremento interanual del 21% entre 2013 y 2018.

En España, el tráfico IP se multiplicará por 2 entre 2013 y 2018 hasta alcanzar 14,6 Exabytes anuales (1,2 Exabytes mensuales) desde los 7 Exabytes anuales registrados en 2013 (tasa de crecimiento interanual del 16%).

Así se desprende del Informe Cisco Visual Networking Index Global Forecast and Service Adoption 2013-2018, que señala cómo la composición del tráfico IP cambiará enormemente en los próximos años. Para 2018, la mayoría del tráfico se originará desde dispositivos distintos al PC por primera vez en la historia de Internet. Igualmente, el tráfico Wi-Fi superará al cableado y el vídeo en alta definición (HD) generará más cantidad de tráfico que el vídeo con definición estándar.

En 2018 el tráfico que cruzará las redes a escala global será mayor que la suma de todo el tráfico de años anteriores. Entre 1984 y 2013 se generaron 1,3 Zettabytes de tráfico IP a escala global; en 2018 se crearán 1,6 Zettabytes.

El Informe también desvela que el Internet of Everything está creciendo exponencialmente. En 2018 habrá casi tantas conexiones máquina-a-máquina (M2M) como habitantes en la Tierra. Así por ejemplo, los coches inteligentes (smart cars) tendrán casi cuatro módulos M2M por vehículo.

El estudio de este año incluye el crecimiento global del tráfico IP fijo y las tendencias en adopción de servicios. Así las cosas, las principales claves de este análisis son las siguientes:

Tráfico IP

• Los dispositivos móviles y portátiles distintos al PC generarán la mayor parte del tráfico. En 2013, el 33 por ciento del tráfico IP se originó desde dispositivos distintos al PC, ratio que aumentará hasta el 57 por ciento en 2018. El tráfico originado desde equipos PC crecerá a una tasa interanual del 10 por ciento, mientras otros dispositivos experimentarán mayores ratios de crecimiento en el período analizado: TVs (18 por ciento), tablets (74 por ciento), smartphones (64 por ciento) y conexiones máquina a máquina (84 por ciento).

• En España, los dispositivos móviles y portátiles distintos al PC generarán el 51 por ciento del tráfico en 2018 (17 por ciento en 2013), incluyendo TVs (15 por ciento), smart phones y tablets (31 por ciento) y conexiones máquina a máquina (5 por ciento). El tráfico originado desde equipos PC supondrá el 49 por ciento en 2018 (83 por ciento en 2013).

• El tráfico de Internet en ‘horas punta’ (las horas del día en las que el tráfico es mayor) está creciendo más rápidamente que la media del tráfico de Internet. El tráfico en horas punta se incrementó un 32 por ciento en 2013, frente al 25 por ciento de incremento del tráfico medio.

• En España, el tráfico de Internet en horas punta se incrementó un 13 por ciento en 2013, ratio que se sitúa en el 21 por ciento interanual entre 2013 y 2018 hasta alcanzar 11 Tbps en 2018, el equivalente a 9,3 millones de personas accediendo a vídeo en streaming en alta definición de forma simultánea.

• El tráfico originado en redes de agregación y acceso metropolitanas (redes metro) superó al tráfico de larga distancia (long-haul) en 2013. El tráfico metro crecerá casi el doble de rápido que el tráfico long-haul entre 2013 y 2018, debido en parte a las redes de distribución de contenido, que transportarán más de la mitad del tráfico total de Internet en 2018.

• En España, el tráfico originado en redes de agregación y acceso metropolitanas (redes metro) supondrá el 60 por ciento de todo el tráfico IP en 2018 (36 por ciento en 2013), creciendo a una tasa de incremento interanual del 28 por ciento.

Vídeo IP

• En 2018 el vídeo IP supondrá el 79 por ciento de todo el tráfico IP, desde el 66 por ciento que representaba en 2013.

• El vídeo en ultra-alta definición supondrá el 11 por ciento de todo el tráfico de vídeo IP en 2018, desde el 0,1 por ciento estimado en 2013. El vídeo en alta definición supondrá el 52 por ciento en la misma fecha (36 por ciento en 2013) y el vídeo con definición estándar representará el 37 por ciento restante (disminuyendo desde el 64 por ciento calculado en 2013).

• En España, el vídeo IP supondrá el 76 por ciento de todo el tráfico IP (desde el 48 por ciento que representaba en 2013) hasta alcanzar 926 Petabytes mensuales en 2018 (crecimiento interanual del 27 por ciento).

• En España, el vídeo en ultra-alta definición supondrá el 7 por ciento de todo el tráfico de vídeo en Internet en 2018, desde el 0 por ciento estimado en 2013. El vídeo en alta definición supondrá el 45,5 por ciento en la misma fecha (24,3 por ciento en 2013) y el vídeo con definición estándar representará el 47,5 por ciento restante (disminuyendo desde el 75,7 por ciento calculado en 2013).

Tráfico de acceso a la red

• Los dispositivos móviles y Wi-Fi generarán el 61 por ciento del tráfico IP en 2018 (Wi-Fi supondrá el 49 por ciento y el tráfico celular el 12 por ciento). El tráfico fijo supondrá únicamente el 39 por ciento de todo el tráfico IP en 2018. En comparación, en 2013 Wi-Fi supuso el 41 por ciento, el tráfico celular el 3 por ciento y el tráfico fijo representó el 56 por ciento.

• Los dispositivos móviles y Wi-Fi generarán el 76 por ciento del tráfico de Internet en 2018 (Wi-Fi supondrá el 61 por ciento y el tráfico celular el 15 por ciento). El tráfico fijo supondrá únicamente el 24 por ciento de todo el tráfico de Internet en 2018. En comparación, en 2013 WiFi supuso el 55 por ciento, el tráfico celular el 4 por ciento y el tráfico fijo representó el 41 por ciento.

• En España, el tráfico fijo supondrá el 29 por ciento de todo el tráfico IP en 2018 (38 por ciento en 2013), el tráfico WiFi supondrá el 58 por ciento (59 por ciento en 2013) y el tráfico celular representará el 13 por ciento (3 por ciento en 2013).

• En España, el tráfico fijo supondrá el 21 por ciento de todo el tráfico de Internet en 2018 (31 por ciento en 2013), el tráfico WiFi supondrá el 64 por ciento (65 por ciento en 2013) y el tráfico celular representará el 15 por ciento (4 por ciento en 2013).

Dispositivos/Conexiones

• En 2018 habrá 20.600 millones de dispositivos conectados (2,7 dispositivos/conexiones per cápita), desde los 12.400 millones contabilizados en 2013 (1,7 conexiones per cápita).

• En 2018 habrá 7.300 millones de conexiones M2M en todo el mundo, casi una conexión M2M por persona (con una población estimada de 7.600 millones de habitantes).

• En 2018 habrá 10.000 millones de dispositivos fijos y móviles compatibles con el protocolo IPv6, desde los 2.000 millones contabilizados en 2013.

• En España habrá 38 millones de usuarios de Internet en 2018 (36 millones en 2013) y 245,2 millones de dispositivos conectados en 2018 (135,9 millones contabilizados en 2013), lo que supone 5,2 dispositivos per cápita en 2018 (2,9 en 2013).

• En España habrá 146 millones de dispositivos fijos y móviles compatibles con el protocolo IPv6 (82 millones fijos y 64 millones móviles) en 2018, desde los 37 contabilizados en 2013 (tasa de incremento interanual del 32 por ciento).

Mayor velocidad de banda ancha

• Globalmente, la velocidad media de banda ancha alcanzará los 42 Mbps en 2018, desde los 16 Mbps registrados a finales de 2013.

• La mayoría de conexiones de banda ancha (el 55 por ciento) superarán los 10 Mbps en 2018, mientras la velocidad media de banda ancha en Japón y Corea del Sur se aproximará a los 100 Mbps a finales de 2018.

• En España, la velocidad media de banda ancha fija alcanzará los 46 Mbps en 2018, desde los 17,5 Mbps registrados a finales de 2013. El 42 por ciento de las conexiones de banda ancha fija superarán los 10 Mbps en 2018 (40 por ciento en la actualidad) y el 17,4 por ciento superarán los 50 Mbps (13,9 por ciento en la actualidad). La velocidad media de las conexiones móviles será de 3 Mbps en 2018 (1,5 Mbps en 2013).

Adopción de servicios avanzados

• El vídeo online será el servicio de Internet residencial de más rápido crecimiento, con una tasa de incremento interanual del 10 por ciento entre 2013 y 2018, aumentando desde los 1.200 millones de usuarios en 2013 hasta los 1.900 millones en 2018.

• Los servicios basados en la localización constituyen la categoría de más rápido crecimiento en el segmento móvil de consumo, con una tasa de incremento interanual del 36 por ciento entre 2013 y 2018, aumentando desde los 236 millones de usuarios en 2013 hasta superar los 1.000 millones de usuarios en 2018.

• La videoconferencia desktop y personal será el servicio empresarial de Internet de más rápido crecimiento, con una tasa de incremento interanual del 45 por ciento entre 2013 y 2018, aumentando desde los 37 millones de usuarios en 2013 hasta los 238 millones en 2018.

• En España, el vídeo en Internet se multiplicará por 3 entre 2013 y 2018, alcanzando los 774 Petabytes mensuales (tasa de incremento interanual del 28 por ciento), y el tráfico total de vídeo (combinando mercado empresarial y de consumo) supondrá el 75 por ciento del total de Internet en 2018 (46 por ciento en 2013). 41.000 millones de minutos de vídeo cruzarán Internet cada mes en 2018 (15.713 minutos de vídeo descargados o en streaming cada segundo).

Evolución por regiones

• En 2018 la región Asia-Pacífico generará la mayor parte del tráfico IP, con 47,6 Exabytes mensuales (36 por ciento de todo el tráfico IP global). Con la mayor población del mundo y la mayoría de dispositivos/conexiones, mantendrá el liderazgo en generación de tráfico hasta 2018.

• La región en la que el tráfico IP crecerá más rápidamente durante el período analizado (2013-2018) seguirá siendo Oriente Medio y África (multiplicándose por cinco con una tasa de crecimiento interanual del 38 por ciento).

• En 2018 los mayores generadores de tráfico IP serán Estados Unidos (37 Exabytes mensuales) y China (18 Exabytes mensuales).

• India será el país donde el tráfico IP crezca más rápidamente, con una tasa de incremento interanual del 39 por ciento entre 2013 y 2018, seguido por Indonesia con un ratio de crecimiento interanual del 37 por ciento.

Implicaciones para proveedores de servicios

• Las redes de los proveedores de servicios deben adaptarse al creciente número de dispositivos -como tablets, smart phones y conexiones M2M- que deberán autentificarse para acceder a las redes fijas y móviles con mayor seguridad e inteligencia.

• La evolución de los servicios de vídeo avanzados -como vídeo en alta definición/ultra-alta definición- puede incrementar los requisitos de ancho de banda y escalabilidad debido a la fuerte de manda de consumidores residenciales, empresariales y móviles a través de todos los tipos de red y de dispositivo, siendo la calidad de servicio, la facilidad de uso y el precio los principales factores para el éxito de las ofertas.

• La creciente adopción de vídeo empresarial -como la conferencia web y la basada en vídeo de alta definición y el vídeo bajo demanda- puede suponer un mayor incremento de la virtualización de red, así como un mayor aprovechamiento de Internet para la transmisión de vídeo por parte tanto de proveedores de servicios como de proveedores over-the-top (OTP).

• La adopción de redes y servicios 4G puede acelerarse a medida que los usuarios móviles demandan los mismos servicios y experiencias de contenido tanto desde redes fijas como móviles. WiFi sigue creciendo en importancia a la hora de descargar las redes móviles y proporcionar conectividad para el creciente número de dispositivos portátiles.

• Las redes IP deben ser lo suficientemente flexibles e inteligentes como para soportar el creciente número de aplicaciones nuevas o actualizadas diseñadas para redes fijas y móviles. Muchos proveedores de servicios están colaborando activamente con los desarrolladores de aplicaciones para diferenciar sus servicios.