Unas sencillas normas mejorarían la seguridad on- line para menores
23/08/2011
Pese a que los padres suelen ser conscientes de los riesgos potenciales, no siempre tienen tiempo de seguir los pasos de sus hijos dentro del mundo virtual.

Fuente:  www.redestelecom.es  Fecha:  23.08.2011

El  verano es para los niños una época para el ocio, disfrutar de las vacaciones y como no,y pasar tiempo frente al ordenador jugando, navegando y chateando con amigos. También es normal ver a padres saturados de trabajo sin poder estar al tanto de todos los pasos que sus hijos (niños y adolescentes) dan en el mundo online. A pesar de ello, desde ESET quieren hacer partícipes a los adultos en materia de seguridad animándolos a seguir varios consejos que han plasmaldo en un decálogo.

Los usuarios de Internet de todo el mundo son conscientes de los riesgos potenciales a los que se enfrentan los niños en el mundo online. Según los resultados del Online Security Brand Tracker (un proyecto de investigación global realizado por ESET y por InSites Consulting de abril a mayo de 2011), y de un análisis realizado por United Consultants, más de la mitad de los usuarios de Internet (52.7%) opinan que “la exposición de los niños a contenido inapropiado” supone, como mínimo, “una amenaza preocupante”: el 25.9% la calificó como “la mayor amenaza”, el 14.6% como “una amenaza muy grande” y un 12.2% como “una amenaza preocupante”.*

“Conseguir que los niños se mantengan alejados de los peligros de la red es posible si se cumplen unas sencillas reglas” declara Josep Albors, director de Comunicación de Ontinet.com.

 
Normas a tener en cuenta: 

· Asigne un usuario a sus hijos: los niños deberían contar con su propia cuenta en el ordenador, incluyendo un usuario propio. Es la única manera eficaz de controlar sus actividades en Internet. Asimismo, asegúrese de que el administrador del sistema sea siempre un adulto.

· Mantenga su software antivirus y control parental actualizados.

· Revise el historial de navegación: si observa que ha sido eliminado, es un signo de que debe tener una charla con sus hijos.

· Vigile la cámara web: asegúrese de que no está conectada mientras no se usa.

· Revise la configuración de las redes sociales usadas por sus hijos: el muro de Facebook se comparte de manera pública por defecto y sin restricciones. Esto puede suponer un riesgo para la seguridad de sus hijos.

De forma complementaria, la red global de investigadores de ESET le ofrece estas otras cinco sugerencias:

Use herramientas de control parental: estas herramientas pueden ser usadas para ayudar a los padres y suelen encontrarse tanto en navegadores como en software antivirus. La versión Release Candidate de ESET Smart Security 5 dispone de una útil característica de “Control Parental”, que permite bloquear páginas web que puedan contener material potencialmente ofensivo. Además, los padres pueden prohibir el acceso hasta a 20 categorías web predefinidas. La quinta y más reciente generación del producto más avanzado de ESET ofrece esta capa de seguridad adicional (la versión Release Candidate del producto puede ser descargada de forma gratuita).

No envíe información confidencial por Internet: su información nunca será solicitada vía email o chat. Es más, los bancos nunca solicitarán datos de su cuenta ni su número PIN. Es muy importante que eduque a sus hijos en este punto.

No conteste a los mensajes de acoso: en el caso de que sus hijos reciban mensajes de acoso por Internet, enséñeles a no contestar. También es conveniente no provocar a este tipo de contactos, ya que, por regla general, los ofensores buscan este tipo de reacciones de los niños, ya que incrementa su deseo de dañarlos. Este tipo de situaciones deberían ser denunciadas, directamente, a las autoridades policiales.

No todo lo que se ve en la red es cierto: los niños deben saber que no toda la información que se publica en Internet proviene de una fuente de confianza. Una buena educación en cuanto a cómo localizar buenas fuentes de información nos ahorrará, seguramente, algún que otro disgusto.

Comunicación abierta: comunicarse abiertamente con sus hijos es vital para su seguridad. Es mucho mejor animarlos a compartir sus miedos e intereses que reprimirlos con castigos. Un entorno familiar abierto y con comunicación, tanto en Internet como cara a cara, son ingredientes importantes para incrementar la seguridad de los niños en el ciberespacio.