El uso de la tecnología, que le dio el triunfo a Obama, estará presente en su gobierno, dicen expertos
En su página de Internet Change.gov el nuevo mandatario envía una señal de que quiere interactuar más con la población.

Nov. 11, 2008, www.chron.com

El gobierno federal ha cambiado a pesar de que Barack Obama aún no ha tomado posesión como el presidente número 44 de la nación.

La página cibernética Change.gov fue inaugurada en las 24 horas siguientes a la victoria presidencial de Obama frente al republicano John McCain, y al decir de los expertos es el primer indicio de que el candidato, que revolucionó la política estadounidense con su amplia utilización de tecnología en las comunicaciones y sistemas de redes sociales, se prepara para transformar la manera como el presidente de Estados Unidos interactuará con la población.
"Obama será el primer líder mundial de la era digital", afirma Phil Noble, fundador de PoliticsOnline.com, una empresa cibernética de información y asesoría.
"Estamos en un terreno sin regulaciones".
Al principio del siglo XX, William McKinley fue el primer presidente en valerse de los medios de comunicación en lo que fue conocida como la época de oro de los periódicos.
Tres décadas después, Franklin D. Roosevelt entraba en los hogares a través de la comunicación radial.
Posteriormente, las apariciones del demócrata John F. Kennedy en televisión le permitieron llegar a las masas.
Y la presidencia de Obama, según expertos, reflejará un salto en la tecnología en las comunicaciones que le permitirá al mandatario comunicarse directamente con el pueblo estadounidense.
Asimismo, esto puede facilitar que la población del país interactúe con el presidente y la burocracia federal de una forma sin precedentes.
"Las nuevas tecnologías de comunicación serán tan comunes en nuestras vidas como la electricidad", menciona el representante republicano por Texas John Culberson, un experimentado en el uso de redes sociales.
"Nos estamos desplazando con rapidez hacia una nueva era donde los estadounidenses disfrutarán de facultades con las que no contaban, porque la tecnología informativa se generaliza y se hace más fácil de usar".
La estrategia cibernética del presidente electo podría permitirle evadir los medios de comunicación pero su habilidad tecnológica podría originar resentimiento entre dichos medios y los legisladores porque en muchos casos no recibirían los mensajes directos de la Casa Blanca.
Sin embargo, los asesores de Obama están dispuestos a correr ese riesgo.
Según el Pew Internet & American Life Project, una iniciativa del centro de investigación Pew para explorar el impacto de la Internet en los niños, las familias, las comunidades, los centros de trabajo, las escuelas y la vida política y cívica, el 46 por ciento de los estadounidenses navegó el espacio cibernético, usó el correo electrónico o envió mensajes de texto para obtener información sobre la campaña electoral de 2008 o para movilizar a otros.
Esa cifra supera al 34 por ciento de los estadounidenses que lee periódicos diariamente, al 39 por ciento que ve noticias en televisión por cable, y al 29 por ciento que observa los programas locales noticiosos, según el centro Pew.
Aunque Obama, de 47 años, es mayor que el ex presidente Bill Clinton cuando éste asumió la presidencia en 1993, el nuevo mandatario es adicto al BlackBerry y está más sincronizado con la tecnología moderna que Clinton y el presidente saliente George W. Bush.
Change.gov envía una señal clara de que Obama tiene planes de reemplazar los estáticos sistemas cibernéticos de Clinton y Bush con un nuevo método interactivo.
La página del presidente electo indica que su objetivo es crear "un nuevo grado de transparencia, responsabilidad y participación para los ciudadanos estadounidenses".
Por ejemplo, Obama ha prometido darle al pueblo estadounidense un "período de comentarios" a través de la Internet antes de firmar las leyes que no sean emergentes.
"Creo que veremos una reinvención extraordinaria en la forma en que el presidente se conecta con la gente", indica Simon Rosenberg, director de NDN, un grupo tecnológico demócrata.
"El presidente Obama empleará una amplia gama de herramientas del siglo XXI para definir su relación con el pueblo de Estados Unidos".

 

Redes sociales

Un indicio de que Obama quería emplear tecnología en su comunicación política fue la contratación de Chris Hughes como estratega de su campaña. Hughes, de 24 años, es el cofundador de la red de contactos sociales Facebook.

Aunque es posible que las leyes electorales federales no permitan que Obama transfiera esos datos a computadoras del gobierno, Noble, de la página de Internet PoliticsOnline.com, considera que más de 50 millones de estadounidenses se inscribirán en la página cibernética de Obama www.whitehouse.gov dentro de seis meses.
Obama ha utilizado eficientemente el mundo cibernético más que cualquier otro político desde que Internet comenzó a estar disponible al público en 1990.
En www.barackobama.com hay enlaces con 16 redes sociales donde Obama está presente. Éstas incluyen sitios como MySpace, Facebook, Linkedin, Twitter y YouTube, así como redes más especializadas, como BlackPlanet, Faithbase, MiGente, MyBatanga y AsianAve, entre otros.
En el sitio Flickr hay fotos de voluntarios de la campaña de Obama trabajando en oficinas regionales, así como imágenes de convenciones y de actividades de campaña. También hay de la familia de Obama mientras observa los resultados electorales del 4 de noviembre.
El eje de la estrategia de Obama fue my.barackobama.com, una red social que permite a simpatizantes y voluntarios compartir formas de organización, discutir éxitos y fracasos, y planificar eventos locales.
Miembros de la campaña de Obama tuvieron en cuenta que los jóvenes se comunican a través de sus teléfonos celulares y otros equipos y utilizaron mensajes de texto para los que estaban lejos de sus computadoras.
El personal de Obama creó también un programa para el iPhone de la Apple con el objetivo de que se realizaran descargas gratuitas de información.
Dicho programa aprovechaba la lista de contactos del usuario del iPhone y le exhortaba a llamar a los amigos que vivían en estados importantes desde el punto de vista electoral.
Al final, Obama obtuvo el 66 por ciento de los votantes menores de 30 años, según una encuesta de CNN.
"No es la victoria de los dispositivos electrónicos", aclara Jim Henson, científico político de la Universidad de Texas en Austin.
"Es la victoria de una estrategia de medios de alta tecnología. Y eso es lo que seguiremos viendo".