Zozobra el acuerdo de la Unión Europea con Google
10/09/2014
El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha reclamado a Google nuevas concesiones si quiere librarse de una fuerte multa por abuso de posición dominante en el mercado de los buscadores de Internet.

Fuente: www.cibersur.com

Almunia reabre así el acuerdo que había alcanzado en febrero con el gigante informático estadounidense debido a las críticas de los rivales, que lo consideran insuficiente.

"En las respuestas a nuestras cartas, los demandantes han presentado nuevos argumentos y datos, algunos de los cuales deben tomarse en consideración. Ahora estamos en contacto con Google para ver si están dispuestos a ofrecer soluciones", ha explicado el portavoz de Competencia, Antoine Colombani.

En una entrevista concedida a 'Bloombert TV', Almunia ha explicado que las reacciones de los competidores de Google al acuerdo de febrero son "muy muy negativas".

"Algunos competidores han introducido nuevos argumentos, nuevos datos, nuevas consideraciones, así que ahora debemos analizar esto y ver si podemos encontrar soluciones, si Google puede encontrar soluciones a algunas de estas preocupaciones que consideramos justificadas", señala el político español.

Almunia recuerda además que este no es el único caso sobre Google. "Estamos trabajando también en paralelo, de forma menos avanzada, en otros casos que afectan a Google, como el ecosistema Android", ha apuntado.

La principal preocupación de Bruselas es que, en los resultados de sus búsquedas, Google ofrece vínculos a sus propios servicios especializados -como Google Shopping, Google Hotel Finder, Google News, Google Finance o Google Flights- y les da un trato preferente respecto a herramientas de sus rivales.

Desde que la Comisión abrió su expediente en 2010, la empresa estadounidense ya ha enviado tres propuestas a Bruselas para lograr una solución negociada y librarse de sus multas en las que ofrecía cambiar la forma de presentación de los resultados de las búsquedas, pero las tres han sido rechazadas por los rivales.

El mandato de Almunia concluye el próximo 1 de noviembre, por lo que el caso Google acabará pasando muy probablemente a su sucesor.