Conferencia: “Tratamiento de la rentas empresariales, especial referencia al impuesto sobre sociedades”
29/11/2013
Entre los objetivos esenciales del impuesto de Sociedades nunca estuvo la función recaudatoria

 ·     La Fundación Impuestos y Competitividad, celebró ayer la segunda conferencia del ciclo sobre  “La reforma del sistema tributario: su análisis desde la perspectiva de la empresa y el objetivo de la competitividad”. Para su organización ha contado con el apoyo del grupo Wolters Kluwer y de la Confederación Española de Cajas de Ahorro en cuya sede ha tenido lugar el acto.

La Fundación Impuestos y Competitividad reunió ayer a algunos de los más reputados expertos en Derecho Tributario en la sede de la CECA para discutir  las líneas directrices de la reforma tributaria en cuanto al  Impuesto sobre Sociedades. Se trata de la segunda conferencia del ciclo sobre La reforma del sistema tributario: su análisis desde la perspectiva de la empresa y el objetivo de la competitividad”, organizado por la Fundación.

El acto contó con tres ponencias y un debate final. La primera ponencia a cargo de D. Emilio Albi  Ibáñez, Catedráticode la Universidad Complutense de Madrid versó  sobre  “El enfoque general: las corrientes doctrinales, ¿la búsqueda del tratamiento homogéneo?”

 El profesor Albi, reciente autor de un libro sobre la Reforma Fiscal, empezó la ponencia enfatizando la necesidad de una reforma tributaria, que sustituya las recientes medidas fiscales caracterizadas básicamente como soluciones de emergencia y  no  como reformas coherentes de un sistema impositivo, destacando el negativo impacto económico de esas medidas a juicio del FMI.

D. Eduardo Sanz Gadea, inspector de Hacienda en activo y ex subdirector del Impuesto sobre Sociedades en la DG de Tributos del MINHAP,desarrolló la ponencia “Las soluciones del Impuesto sobre Sociedades: la relación entre base imponible y contabilidad, otras cuestiones”

Reconoció la necesidad de un aumento de la presión fiscal global, dada la baja posición española a ese respecto en comparación con los países del entorno; pero rechazando un incremento general y no diferenciado. Expresó en ese sentido su claro rechazo a la elevación de los tipos reducidos del IVA en todo el ámbito de servicios vinculados con la actividad turística, lo que a su juicio sería gravemente perjudicial para el sector. Y finalmente defendió una transformación profunda del IS, que aumente la inversión empresarial,recordando que entre los objetivos esenciales del impuesto sobre Sociedades nunca estuvo incluida la función recaudatoria.

 El turno de ponencias lo  cerró D. Ricardo Gómez Acebo, socio de Deloitte Asesores Tributarios –una de las entidades que integran el patronato de la Fundación- que hubo de sustituir a D. Luis López Tello que excusó su asistencia, asumiendo el desarrollo de la ponencia prevista sobre “La internacionalización de la actividad empresarial: su adecuado tratamiento fiscal”.

 En su ponencia, rechazó el uso abusivo que se ha estado haciendo en los últimos meses de las medidas de reforma del impuesto sobre sociedades, no siendo el cauce idóneo para cumplir los objetivos de política económica a corto plazo, y produciendo al tiempo la quiebra de las expectativas de estabilidad que necesita el inversor internacional, y un claro quebranto a la seguridad jurídica de los proyectos ya en marcha.

Una vez finalizadas las ponencias,  tuvo lugar la mesa debate, que contó con la presencia de los tres ponentes, de Doña Pilar González de Frutos y de otros dos representantes del patronato de la Fundación:D Jesús López Tello (Uría y Menéndez Abogados)y D. Alberto Estrelles (KPMG Abogados).

D. Jesús López Telloreconoció su dificultad para poder revisar las consideraciones hacendísticas del profesor Albi,aunque manifestó la escasa viabilidad a su juicio de algunas de las soluciones propuestas.Por lo demás, y desde su perspectiva como “aplicador de los impuestos”,  apuntó primeramente que el tratamiento de las rentas empresariales no es sólo cuestión del impuesto sobre sociedades, y así había rentas empresariales cuya obtención quedaba fuera de su ámbito, como las obtenidas mediante reparto de dividendos, las rentas empresariales individuales, o las rentas empresariales obtenidas por no residente.

D. Alberto Estrelles alabó las soluciones rompedoras propuestas por Sanz Gadea, por más que sean –como él mismo reconoció- poco viables; pero que tienen no obstante aspectos aprovechables, como la búsqueda de neutralidad entre las distintas fuentes de financiación. Propugnó en términos generales la necesidad de una reforma del impuesto, que actúe de maneta anticíclica, y lo haga de manera estable.

En cuanto a las relaciones entre contabilidad y base del impuesto, consideró que las normas de adaptación fiscal al Nuevo Plan General Contable han resultado insuficientes, pudiendo enumerar hasta 68 motivos de ajustes extracontables consignados en el modelo de declaración del impuesto, estimando deseable una mayor convergencia aunque no de manera radical.

Siguió a continuación un debate abierto entre los miembros de la mesa y el público asistente hasta la hora de finalización del acto, que fue despedido por Dª Pilar González de Frutos agradeciendoa todos la asistencia y participación.