La crisis financiera obligará a las aseguradoras a afrontar una profunda transformación del negocio en los próximos tres años
30/09/2009
• El informe señala los impactos inmediatos de la crisis en el sector asegurador y anticipa un proceso de transformación estratégica de la industria para hacer frente a nuevos retos entre los que destacan recuperar la actual desconfianza y escepticismo de sus grupos de interés (clientes, inversores, reguladores y gobiernos, entre otros),adaptarse a los cambios regulatorios y nuevos entornos fiscales y la intensificación del proceso de concentración del sector. • Las conclusiones del informe ponen de manifiesto oportunidades únicas de crecimiento para las aseguradoras cuyos modelos de negocio demuestren flexibilidad y visión de futuro para adaptarse a los nuevos retos que surgen de la actual recesión económica, convirtiendo amenazas en ventajas competitivas por sus capacidades de anticipación y adaptación a los cambios futuros.

 

Madrid, 30 de septiembre de 2009. Las entidades aseguradoras tienen que afrontar una auténtica revolución estructural en los próximos dos o tres años para adecuar sus estrategias de negocio al nuevo entorno surgido de la crisis financiera global. Esta es una de las principales conclusiones que ofrece el informe El día después para el sector asegurador elaborado por PricewaterhouseCoopers, que analiza las perspectivas de la industria aseguradora a nivel mundial tras la tormenta desatada en el sistema financiero y sus efectos en el tejido económico y empresarial.
 
El informe de PwC subraya los desafíos que surgen de la recesión, entre los que destacan, entre otros:
 
-       La gestión de un cliente que ya ha perdido la “inocencia” siendo más conocedor de los riesgos y más exigente en precio y servicio.
-       Mayor presión fiscal de los gobiernos que puede afectar al ahorro gestionado a través de productos de seguro o en la localización de ciertas líneas de negocio.
-       Mayor presión regulatoria y supervisora sobre el sector como consecuencia de una crisis de confianza.
-       Creciente demanda social de revisión de los modelos de remuneración de ejecutivos más ligados al riesgo y creación de valor.
-       Reactivación del proceso de concentración sectorial.
 
 
El informe describe un nuevo escenario en el que se entrelazan los retos derivados de la crisis con numerosas exigencias a gestionar en el corto plazo (liquidez, falta de confianza y transparencia, presión fiscal sin precedentes, creciente poder de las economías emergentes, etc.) junto con las incertidumbres del largo plazo ya contempladas con anterioridad en las estrategias de la industria aseguradora (la globalización, las pandemias, la evolución demográfica, la longevidad, cambio climático, etc.). En definitiva, un nuevo panorama económico y social debe suponer una transformación del sector que puede modificar de forma relevante el actual statu quo del sector a nivel mundial.
 
En conclusión, el estudio señala que la crisis ofrece oportunidades únicas de crecimiento para las aseguradoras cuyos modelos de negocio demuestren flexibilidad y visión de futuro para adaptarse a los retos que emana de la actual recesión financiera, convirtiendo amenazas en ventajas competitivas por su capacidad de anticipación y adaptación a los cambios futuros.
 
En opinión de Ana Isabel Peláez y Pedro Díaz-Leante, socios del sector asegurador de PricewaterhouseCoopers, “las conclusiones contenidas en el informe ofrecen a las entidades aseguradoras la oportunidad de realizar una reflexión detallada sobre cual va a ser el panorama del sector asegurador tras la crisis financiera, la incidencia concreta en su negocio y sobre cuales son las palancas sobre las que apoyarse para acelerar el proceso de adecuación de sus actuales estrategias de negocio, a los nuevos cambios que van a transformar el entorno competitivo del sector asegurador”.
 
Más información: www.pwc.com/dayaftertomorrow
 
Nota:
 
 PricewaterhouseCoopers (www.pwc.com) ofrece servicios de auditoría, consultoría y asesoramiento legal y fiscal para dar confianza e incrementar el valor de sus clientes y stakeholders. Más de 155.000 personas en 153 países aúnan sus conocimientos, experiencia y soluciones para aportar nuevos puntos de vista y un asesoramiento práctico.
 
PricewaterhouseCoopers se refiere a la red de firmas miembros de PricewaterhouseCoopers International Limited; cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente.