La economía española cerrará este año en recesión mientras que el PIB para 2011 crecerá un 0,6%
20/12/2010

 

·         El último EEF mejora dos décimas su previsión de crecimiento respecto a la de septiembre
·         El déficit se reducirá hasta el 6,3% en 2011
·         El EEF recomienda que el Banco Central Europeo disponga de un ‘Plan B’ por si la situación económica en la Eurozona empeora
 
MADRID, 13 DE DICIEMBRE DE 2010– La economía española cerrará este año en recesión pese a la leve mejoría en las previsiones del indicador trimestral de invierno Ernst & Young Eurozone Forecast que reduce hasta el 0,2% la contracción del Producto Interior Bruto (PIB) español. Para el año que viene las previsiones mejoran con un crecimiento del 0,6%, dos décimas por encima de lo previsto el pasado mes de septiembre.
Pese al tímido crecimiento mostrado por la economía española en la segunda mitad del año, la reducción de la demanda interna ha evitado que el PIB mantenga esa tendencia. En los últimos tres meses, la inversión y el consumo se redujeron el 3% y el 1,1%, respectivamente, sólo contrarrestado por un ligero incremento de la demanda externa. Además, cabe destacar que el plan de ajuste fiscal español ha contribuido a lastrar el comportamiento del PIB durante el último trimestre año.
El informe del EEF califica de ‘anémica’ la situación de la demanda interna española lo que, a medio plazo, perjudicará el despegue de nuestra economía. El consumo se incrementará sólo un 1,1% tanto este año como el que viene y, por su parte, el desempleo no descenderá del 20% hasta, como pronto, 2012.
Como aspecto positivo, el centro de análisis de Ernst & Young destaca que la finalización de las medidas de estímulo económico, junto a las aprobadas para reducir el déficit público, han comenzado a dar sus frutos. En los nueve primeros meses del año, el desajuste en las arcas públicas se redujo un 42% con respecto al mismo periodo de 2009. El EEF prevé que el déficit fiscal se reduzca en 2011 hasta el 6,3% del PIB, muy cerca del compromiso adoptado por el Gobierno del 6%. En cambio, las previsiones son más pesimistas para 2013; España podría incumplir el compromiso de mantener el déficit en el 3%, con un déficit estimado para ese año del 4%.
Además, el informe alerta de que existen otros riesgos en relación a la situación de las finanzas públicas. El más importante está relacionado con la precaria situación económica de las administraciones regionales y locales cuya deuda creció en el segundo trimestre de este año un 26% frente al 18% de la deuda de la administración central.
La Eurozona, de dos a tres velocidades
Pese a crecer durante este año un 1,7%, la economía de la zona euro se verá afectada por los planes de ajuste fiscal de los estados miembro, lo que debilitará el PIB en 2011 con un incremento del 1,4%, aunque ese crecimiento será muy desigual en los 16 países de la Eurozona, según el EEF.
“La Eurozona será capaz de salir de esta crisis aunque dependerá en gran medida de los países del norte de Europa. Inevitablemente, las diferencias entre los países del norte y del sur se mantendrán. Además, las turbulencias en los mercados financieros añaden más incertidumbre a la economía, por lo que este escenario podría empeorar”, comenta Marie Diron, Economista Jefe del Ernst & Young Eurozone Forecast.
Alemania sigue liderando la recuperación económica de la Eurozona con un crecimiento previsto para este año del 3,5% y del 2,1% para 2011. Si estos datos se confirman, la economía alemana volvería a sus niveles previos a la crisis mucho antes de lo previsto. Países cercanos a la economía alemana, en particular, Eslovaquia y Austria, también crecerán en 2011 a un ritmo constante del 2,8% y 2%, respectivamente. Sin embargo, las previsiones son más moderadas para otros países del norte como Francia y Holanda con un incremento del 1,8% cada uno.
En cuanto a los llamados países periféricos, el EEF prevé que el PIB oscile entre el -3,3% de Grecia y el -0,7% de Portugal. Estas previsiones podrían quedarte cortas si estas economías tuviesen que enfrentarse a nuevas turbulencias en el mercado de bonos.
¿El peor de los escenarios?, una nueva crisis
De entre todos los escenarios económicos posibles, el EEF estima que existe un 45% de probabilidades de que el conjunto de la Eurozona crezca el año que viene el 1,4%. Por el contrario, hay un 25% de posibilidades de una recuperación más lenta, con un PIB que no superaría el 1% en 2011 y el 0,8% en 2012.
El peor de los escenarios previstos por el EEF, es decir, una crisis financiera a gran escala, tiene una probabilidad del 10%, y se produciría como consecuencia de un agravamiento de la crisis de la deuda soberana que llevaría a una reestructuración significativa de la deuda de los países periféricos. El EEF prevé que, si este fuera el caso, el PIB de la Eurozona sería negativo, entre un -2% y un -3%, para los próximos dos años.
“La dificultad para predecir con exactitud la evolución de la economía en la Eurozona sigue complicando la toma de decisiones de las compañías. Como parece que el pesimismo sobre la evolución del PIB de algunos países, entre los que está España, es la nota dominante, las empresas serán conservadoras a la hora de planear nuevas inversiones y contrataciones”, afirma José Miguel Andrés, Presidente de Ernst & Young en España.
Nuevas medidas para impulsar la economía
El Banco Central Europeo parece haber cerrado la puerta a la adopción de medidas similares a las anunciadas por la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) con su plan denominado Quantitative Easing Plan (QE2). Sin embargo, el EEF cree que si la Eurozona se ve afectada por una nueva crisis, el BCE debería estar preparado para reestablecer algunas de las medidas desarrolladas en 2009 y 2010 y tampoco debería descartar una estrategia de expansión cuantitativa.
Los cambios observados en el mercado financiero estadounidense tras el anuncio del QE2 demuestran cómo este tipo de medidas pueden contribuir positivamente a la economía de Estados Unidos. El modelo del BCE llamado “New Area-Wide” sugiere que el impacto de una estrategia de expansión cuantitativa en la economía de la Eurozona podría ser más significativa que en EEUU, impulsando el PIB un 2% en 2012.
"Resulta inquietante que el BCE se muestre en contra de la estrategia de expansión cuantitativa. Esta postura podría dejar a esa institución sin alternativas para contrarrestar el impacto de una hipotética nueva crisis de la deuda soberana y, además, es difícil conocer qué impacto tendrían en esa crisis los medidas que utiliza habitualmente. En nuestra opinión, es necesario contar con un ‘Plan B’ sobre la política monetaria de la Eurozona”, comenta Diron.
Tipos de interés bajos hasta finales de 2011
"El crecimiento mostrado por la Eurozona durante la primera mitad de 2010 podría llevar a pensar al BCE que la recuperación está garantizada y que la Eurozona podría soportar condiciones monetarias más restrictivas. Sin embargo, la crisis de Irlanda ha puesto de manifiesto la fragilidad de la economía de la zona euro y la necesidad de que los reguladores utilicen todas las armas disponibles para protegerse. El BCE tiene que seguir supervisando el impacto de las distintas medidas de ajuste fiscal y la evolución de los mercados financieros para estar preparado por si es requerido para dar más apoyo”, añade Diron.
El EEF cree que las condiciones monetarias se han restringido considerablemente desde la primavera pasada cuando el BCE comenzó a reducir los préstamos al sector bancario, lo que ha provocado un incremento de las tarifas interbancarias. Ante esta situación, los tipos de interés no deberían incrementarse hasta finales de 2011.
Preocupación en el mercado de trabajo
La diferencias entre los países de la Eurozona son también muy evidentes en cuanto al mercado laboral; la tasa de desempleo de los países miembro oscilará entre el 4,4% de Austria y el 20,4% de España. Estas diferencias seguirán siendo así durante algunos años más. El EEF prevé que la tasa de desempleo de los países periféricos se mantenga plana en el mejor de los supuestos. 
Aunque en el resto de países de la Eurozona el empleo crecerá ligeramente en 2011, las fuertes diferencias entre estados provocarán que el desempleo de la zona no descienda hasta el año que viene. El EEF no prevé que el número de desempleados se reduzca de los 15 millones de personas hasta 2013.
"Es poco probable que se repita el nivel de crecimiento conseguido en 2010 a tenor del agravamiento del mercado de bonos de la Eurozona y la incertidumbre existente sobre las finanzas públicas y el sector bancario. Si se produjese el ‘default’ de un país de la Eurozona, la región probablemente se sumergiría en la recesión. Ante este panorama, el BCE tiene que mantener una política monetaria acomodaticia y estar dispuesto a aumentar su abanico de medidas para apoyar a los mercados”, concluye Diron.
Sobre Ernst & Young Eurozone Economic Forecast
El Eurozone Economic Forecast (EEF) es un informe que se publica trimestralmente sobre las previsiones económicas de la Eurozona así como en cada uno los 16 países que la forman. El informe de Ernst & Young está desarrollado en colaboración con Oxford Economics y se basa en el modelo que utiliza el Banco Central Europeo para sus análisis y previsiones.
Para más información, visite www.ey.com/eef
Sobre Ernst & Young
Ernst & Young es una firma líder mundial en servicios profesionales de auditoría, de asesoramiento fiscal y legal, transacciones y consultoría. Nuestros 141.000 profesionales comparten en todo el mundo una única escala de valores y un firme compromiso con la calidad. Contribuimos a afianzar el potencial de nuestra gente, nuestros clientes y otros grandes colectivos. Ernst & Young marca la diferencia.
Para más información, le invitamos a visitar www.ey.com/es  
 
Ernst & Young es una organización mundial constituida por firmas miembros de Ernst & Young Global Limited, cada una de las cuales es una entidad legal independiente. Ernst & Young Global Limited, registrada en Reino Unido, es una sociedad limitada que no presta servicios a clientes.
 
La organización de Ernst & Young está dividida en cinco áreas geográficas y la firmas pueden ser miembros de las siguientes entidades: Ernst & Young Americas LLC, Ernst & Young EMEIA Limited, Ernst & Young Far East Area Limited and Ernst & Young Oceania Limited. Estas entidades no prestan servicios a clientes.
 
 
Para más información, contactar con:
Elena Molinero Alonso                                                                     Carlos López Abadía
Tel.: +34 915 725 154                                                                      Tel.: +34 915 725 164
Móvil: +34 686 402 659                                                                   Móvil: +34 618 088 728
ElenaMaria.MolineroAlonso@es.ey.com                                     Carlos.LopezAbadia@es.ey.com