El mundial de Sudáfrica y los JJOO de Londres impulsarán el mercado que crecerá una media anual del 4% hasta 2013.
21/06/2010
Por industrias, los patrocinios serán el negocio que más rápidamente progresará –un media de casi un 5%– y el de los eventos deportivos, el más lento. El de los derechos deportivos será el que padecerá una mayor volatilidad

Madrid, 21 junio de 2010. Después del descenso de los ingresos en 2009, el mercado del deporte ha iniciado una lenta, pero robusta, recuperación y alcanzará los 133.000 millones de dólares en 2013. Su crecimiento medio anual en los próximos cuatro años será del 4% gracias, especialmente, a la celebración del mundial de fútbol de Sudáfrica y a los juegos olímpicos de Londres 2012. Esta es una de las conclusiones del informe sobre el futuro del mercado del deporte, elaborado por PricewaterhouseCoopers, que analiza las perspectivas del sector a partir del estudio de cuatro industrias concretas: los patrocinios, los espectáculos de eventos deportivos, el merchandising y los derecho televisivos.

 
Por regiones, Latinoamérica -4,3%- será la que registrará el mayor incremento; por su parte, los mercados más maduros, como el de EEUU y Canadá, concentrarán los ratios más bajos -3,6%-. Por industrias, los patrocinios serán el negocio que más rápidamente progresará –un media de casi un 5%– y el de los eventos deportivos, el más lento. El de los derechos deportivos será el que padecerá una mayor volatilidad. Junto a estos datos, el estudio afirma que las nuevas tecnologías y la globalización contribuirán a cambiar el modelo actual del mercado: la comercialización de los derechos deportivos a través de Internet y los smartphones, nuevas fórmulas y formatos en los espectáculos deportivos o los retos derivados de la irrupción de compañías procedentes de economías emergentes transformarán el negocio del deporte en los próximos años.
 
      La fuerte inversión de compañías de Oriente Próximo y de las economías conocidas como BRIC (Brasil, Rusia, India y China) sostuvo el negocio de los patrocinios durante la crisis y sentó las bases para concentrar el crecimiento más rápido del mercado. Solamente Rusia -cinco- y China -tres- sumaron ocho de los cincuenta mayores patrocinios en todo el mundo en 2009. Por ejemplo, grandes clubes europeos como el F.C. Barcelona o el Manchester United se beneficiaron del sponsor Etihad Airways (aerolínea de los Emiratos Árabes Unidos). Además, destacan otros doce acuerdos con la presencia de empresas de los Emiratos Árabes que incluye, entre otros, el patrocinio, por otros tres años, del Hamburgo por 18 millones de euros. Las exigencias, por parte de los sponsors, de métricas específicas para saber con exactitud cuál es el retorno real de su inversión y la progresiva incorporación de aspectos relacionados con la RSC en sus patrocinios representan los retos más importantes para este segmento en los próximos años.
 
        Los ingresos de los eventos deportivos continuarán como principal fuente de beneficios del mercado deportivo y, en 2013, concentrará el 40% del mercado. Sin embargo, la recesión mundial ha impactado tanto en el número de espectadores –en la liga de béisbol de EEUUcayó un 7% en 2009– como en los precios de las entradas. El informe afirma la actual situación exige un descenso de los precios de las entradas y un fuerte compromiso social y local de los propietarios de clubes y estadios.
 
      La Bundesliga alemana, siguiendo esa estrategia (bajada de precio y modernización de las instalaciones), logró una media de 42.000 asistentes en sus partidos, muy por delante de los 34.000 de la Premier League o los 28.000 de la Liga Española. En diferentes deportes ya están apostando por nuevas fórmulas para convertir la dificultad en oportunidad. En EEUU diversos equipos deportivos usan sistemas dinámicos de fijación de precios, que varían en función de cuándo es el evento o de la mayor/menor disponibilidad del aforo. Otras acciones se centran en convertir el evento deportivo en una experiencia irrepetible; por ejemplo, los asistentes al gran premio de Singapur de Fórmula 1 pudieron disfrutar de la inclusión de conciertos con cantantes de primer orden mundial.
En el ámbito de los derechos televisivos, la revolución tecnológica será el principal impulsor de los cambios en la industria. La dependencia de las grandes televisiones con el mercado publicitario les ha impedido invertir altas sumas de dinero por los derechos. Muchas compañías de pago por suscripción han aprovechado la situación, y han comprando muchos derechos deportivos de las competiciones más relevantes. El mercado se ha transformado y las empresas deberán afrontar aspectos como la protección de los derechos en un contexto digital de multiplataforma, en el que, en muchas ocasiones, esos mismos contenidos pueden encontrase gratuitamente en Internet. También deberán valorar, para su éxito a medio/largo plazo, la comercialización de los derechos, de forma separada e independiente, a través de internet y del móvil.
 
     Por último, el estudio analiza el merchandising, industria dominada por el mercado estadounidense que acumula 3/4 de las ventas totales. Sus desafíos más urgentes proceden del lejano Oriente, donde las falsificaciones producidas en los mercados asiáticos representan una seria amenaza para los productos de merchandising.
 
 
 
 
 
Nota:
 
PricewaterhouseCoopers (www.pwc.com) ofrece servicios de auditoría, consultoría de negocio y financiera y asesoramiento legal y fiscal para dar confianza e incrementar el valor de sus clientes y stakeholders. Más de 163.000 personas en 151 países aúnan sus conocimientos, experiencia y soluciones para aportar nuevos puntos de vista y un asesoramiento práctico.
 
PricewaterhouseCoopers se refiere a la red de firmas miembros de PricewaterhouseCoopers International Limited; cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente.