REDUCE SU DEUDA EN MÁS DE UN 17 POR CIENTO Y LOGRA UNOS INGRESOS DE 392 MILLONES DE EUROS
26/02/2010
Tecnocom ha conseguido unos ingresos de 391,6 millones de euros en 2009. El EBITDA alcanza los 22 millones de euros, siendo el EBIT de 14,2 millones de euros. Estas cifras incluyen 6,7 millones de euros de gastos de reestructuración no recurrentes que situarían en EBITDA y el EBIT en 28,7 y en 20,9 millones de euro respectivamente

La deuda neta del ejercicio se sitúa en 38,6 millones de euros, lo que supone una reducción de 8,1 millones de euros, un 17,4 por ciento menos respecto al ejercicio de 2008. Paralelamente, se han reducido los costes financieros un 10%. Tecnocom se beneficia de una situación financiera sólida y saneada con un ratio del 21,6 por ciento sobre recursos propios. Adicionalmente en el ejercicio 2010, la Compañía espera una significativa reducción del endeudamiento neto.

Tecnocom ha ejecutado eficazmente sus políticas de mejora de la eficiencia reduciendo sus costes de estructura un 18,6 por ciento. Sin embargo, hay que destacar que estas políticas no han ido en detrimento de la creación de empleo, ya que la plantilla se ha incrementado en un 3 por ciento, situándose el número total de empleados a finales del ejercicio en 5.148.

Para Javier Martín, consejero delegado de Tecnocom: “En el contexto de una situación económica muy complicada y una desaceleración de las inversiones TI, la Compañía considera que el balance del ejercicio es positivo. El 2009 ha sido uno de los más difíciles de los últimos años y Tecnocom lo ha superado gracias a la gran recurrencia de sus servicios, la capacidad de diferenciación y la eficiencia de la organización. Pensamos que 2010 será el año de la consolidación definitiva de nuestra Compañía, porque durante los cinco últimos años hemos establecido las bases para un crecimiento sólido y sostenible”.

Para 2010, la Compañía ha ejecutado una serie de medidas para potenciar el crecimiento de los ingresos (nueva organización matricial por sectores verticales y soluciones horizontales, renovación del equipo directivo en Latinoamérica, inversiones en el desarrollo de soluciones propias de alto valor añadido…). Por otro lado, se seguirán ejecutando las políticas de mejora de la eficiencia con el fin de seguir reduciendo los costes de producción (factorías de software en España y Latinoamérica) y de estructura. Finalmente, dada la situación financiera saneada, se aprovecharán las oportunidades que se presenten de crecimiento corporativo con especial interés en compañías con fuerte presencia regional en Latinoamérica.