El secreto mejor guardado del mundo: sólo dos personas conocerán este viernes los ganadores de los Oscars
02/03/2010

   PricewaterhouseCoopers ‘audita’ la votación de los Oscars por 76 edición consecutiva

  Copias de seguridad, rutas secretas… algunas de las medidas que garantizan la confidencialidad de la identidad de los ganadores

  Brad Oltmanns y Rick Rosas, los socios de PwC en Los Ángeles encargados de liderar el proceso, serán las dos únicas personas en el mundo que conocerán la identidad de los ganadores de los Oscars antes de la ceremonia

 Madrid, 2 de marzo de 2010. Un año más, y ya van 76 consecutivos, PricewaterhouseCoopers 'audita' el proceso de votación de los Premios Anuales de la Academia, este año en su octogésima segunda edición, que tendrá lugar el próximo domingo, 7 de marzo, en el Kodak Theatre de Los Ángeles. PwC asegura la confidencialidad y la seguridad necesarias a lo largo de todo el proceso, con un método de recuento manual realizado en una primera fase por un grupo de profesionales de la firma liderado por dos socios de Los Ángeles, Brad Oltmanns y Rick Rosas, y en una segunda fase, por los propios Oltmanns y Rosas, los únicos que tienen acceso a los resultados definitivos tras el recuento de los votos enviados por los miembros de la Academia. Durante los 76 años, el proceso de recuento continua siendo el mismo y nunca ha habido una violación de seguridad.
 
            “La confianza y la integridad ha sido el fundamento de nuestra relación con PricewaterhouseCoopers” afirma Tom Sherak, presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas.Deseamos poder continuar celebrando, durante muchos años, los logros de la industria cinematográfica junto con PwC como nuestro socio en la auditoría de los Oscars”.
 
El pasado 28 de diciembre, PwC envió las papeletas a los 5.777 profesionales de la industria cinematográfica miembros de la Academia con derecho a voto, en las que se les pide que elijan diez candidatos en cada una de las 24 categorías en las que se entregan los Oscar. Los votos con las preferencias de los miembros de la Academia se devolvieron el pasado 23 de enero de 2010. Diez días más tarde, el 2 de febrero, se anunciaron los nominados. A continuación los miembros de la Academia vuelven a votar, esta vez solamente a los nominados, y hoy (día 2 de marzo) se entregan esos votos a PricewaterhouseCoopers. Después, Oltmanns y Rosas realizan el recuento definitivo en un lugar secreto, a salvo de cualquier interferencia externa.
 
El viernes anterior a la ceremonia ya tienen los resultados definitivos y el sábado preparan los con los nombres de los ganadores para la gala de premios. El día de la ceremonia, los dos socios de PwC acceden a la gala de los Oscar por rutas distintas y totalmente secretas, llevan consigo una copia de seguridad de todos los sobres que guardan los premiados de las estatuillas y, además, memorizan los 24 ganadores. Finalmente, se encargan de entregar en mano los sobres -con cada uno de los galardonados- a los presentadores justo antes de que salgan al escenario.
 
Para Rick Rosas, “liderar el recuento de la votación de los Oscar es uno de los cometidos más gratificantes de mi vida. Nuestra relación con la Academia representa una tremenda fuente de orgullo para PwC y pone de manifiesto nuestra larga asociación con Hollywood y la industria del entretenimiento y los medios de comunicación”.
 
Durante los 76 años que PwC lleva encargándose del recuento de votos, se han vivido situaciones de toda índole. En 1968, por ejemplo, se produjo el primer empate de la historia cuando Barbara Streisand, por Funny Girl, y Katharine Hepburn, por El león en invierno, compartieron el Oscar a Mejor actriz. También los actores han intentado que los guardianes del mejor secreto de Hollywood compartieran algo de información: entre bromas, Chevy Chase llegó a ofrecer a Frank Johnson, socio de PwC que durante muchos años lideró el recuento, 1.000 dólares si le facilitaba el nombre de uno de los ganadores. En otra ocasión, el mismo Frank Johnson, junto con su equipo estaban en pleno proceso de recuento de votos, cuando, de repente, vio unas siluetas en las ventanas; pensó que alguien pretendía descubrir la identidad de los ganadores pero, al instante, se percató de que sencillamente se trataba de unos limpiadores de ventanas. En la ceremonia de 1973, un streaker (persona que corre desnuda en público) consiguió superar todos los controles de seguridad y apareció desnudo corriendo en dirección a Robert Ford, que en ese año lideraba el proceso de votación. Brad Oltmanns, en 2005, protagonizó una divertida anécdota al desfilar, por primera vez, por la alfombra roja: nervioso por la numerosa presencia de medios de comunicación, creía estar centrando toda su atención hasta que Greg Garrison, su compañero encargado del recuento, le recomendó que se apartara porque la gente quería ver a Beyonce, que, en ese preciso momento, entraba en escena. En 2008, los actuales socios encargados del recuento, Rick Rosas y Brad Oltmanns, fueron protagonistas de un vídeo humorístico sobre el proceso de votación.
 
Algunas cifras curiosas:
 
-       Más de 450.000 es el número aproximado de votos contabilizados por PwC en 76 años de trabajo.
-       Más de 2.550 es el número de sobres de ganadores de los Oscar proporcionados desde que el sistema actual fue introducido en 1941.
-       1.700 es el número de horas que cada año dedican los profesionales de PwC a contar y verificar manualmente los votos.
-       Anteriormente los socios subían al escenario para entregar el sobre pero actualmente se lo dan a los presentadores justo antes de que salgan al escenario. Durante la entrega de 2008, Rick Rosas y Brad Oltmanns aparecieron en un vídeo humorístico sobre el proceso de votación.
-       24 es el número de categorías en las que se entregan premios.
-       7 es el número de días que se tarda en contar los votos para las nominaciones.
-       3 son los días que se tarda en contar los votos para los premios.
 
                         
 Nota:
 
PricewaterhouseCoopers (www.pwc.com) ofrece servicios de auditoría, consultoría y asesoramiento legal y fiscal para dar confianza e incrementar el valor de sus clientes y stakeholders. Más de 163.000 personas en 151 países aúnan sus conocimientos, experiencia y soluciones para aportar nuevos puntos de vista y un asesoramiento práctico.
 
PricewaterhouseCoopers se refiere a la red de firmas miembros de PricewaterhouseCoopers International Limited; cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente.
           
 
·    PricewaterhouseCoopers ‘audita’ la votación de los Oscars por 76 edición consecutiva
 
·    Copias de seguridad, rutas secretas… algunas de las medidas que garantizan la confidencialidad de la identidad de los ganadores
 
·    Brad Oltmanns y Rick Rosas, los socios de PwC en Los Ángeles encargados de liderar el proceso, serán las dos únicas personas en el mundo que conocerán la identidad de los ganadores de los Oscars antes de la ceremonia
 
 
 
Madrid, 2 de marzo de 2010. Un año más, y ya van 76 consecutivos, PricewaterhouseCoopers 'audita' el proceso de votación de los Premios Anuales de la Academia, este año en su octogésima segunda edición, que tendrá lugar el próximo domingo, 7 de marzo, en el Kodak Theatre de Los Ángeles. PwC asegura la confidencialidad y la seguridad necesarias a lo largo de todo el proceso, con un método de recuento manual realizado en una primera fase por un grupo de profesionales de la firma liderado por dos socios de Los Ángeles, Brad Oltmanns y Rick Rosas, y en una segunda fase, por los propios Oltmanns y Rosas, los únicos que tienen acceso a los resultados definitivos tras el recuento de los votos enviados por los miembros de la Academia. Durante los 76 años, el proceso de recuento continua siendo el mismo y nunca ha habido una violación de seguridad.
 
            “La confianza y la integridad ha sido el fundamento de nuestra relación con PricewaterhouseCoopers” afirma Tom Sherak, presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas.Deseamos poder continuar celebrando, durante muchos años, los logros de la industria cinematográfica junto con PwC como nuestro socio en la auditoría de los Oscars”.
 
El pasado 28 de diciembre, PwC envió las papeletas a los 5.777 profesionales de la industria cinematográfica miembros de la Academia con derecho a voto, en las que se les pide que elijan diez candidatos en cada una de las 24 categorías en las que se entregan los Oscar. Los votos con las preferencias de los miembros de la Academia se devolvieron el pasado 23 de enero de 2010. Diez días más tarde, el 2 de febrero, se anunciaron los nominados. A continuación los miembros de la Academia vuelven a votar, esta vez solamente a los nominados, y hoy (día 2 de marzo) se entregan esos votos a PricewaterhouseCoopers. Después, Oltmanns y Rosas realizan el recuento definitivo en un lugar secreto, a salvo de cualquier interferencia externa.
 
El viernes anterior a la ceremonia ya tienen los resultados definitivos y el sábado preparan los con los nombres de los ganadores para la gala de premios. El día de la ceremonia, los dos socios de PwC acceden a la gala de los Oscar por rutas distintas y totalmente secretas, llevan consigo una copia de seguridad de todos los sobres que guardan los premiados de las estatuillas y, además, memorizan los 24 ganadores. Finalmente, se encargan de entregar en mano los sobres -con cada uno de los galardonados- a los presentadores justo antes de que salgan al escenario.
 
Para Rick Rosas, “liderar el recuento de la votación de los Oscar es uno de los cometidos más gratificantes de mi vida. Nuestra relación con la Academia representa una tremenda fuente de orgullo para PwC y pone de manifiesto nuestra larga asociación con Hollywood y la industria del entretenimiento y los medios de comunicación”.
 
Durante los 76 años que PwC lleva encargándose del recuento de votos, se han vivido situaciones de toda índole. En 1968, por ejemplo, se produjo el primer empate de la historia cuando Barbara Streisand, por Funny Girl, y Katharine Hepburn, por El león en invierno, compartieron el Oscar a Mejor actriz. También los actores han intentado que los guardianes del mejor secreto de Hollywood compartieran algo de información: entre bromas, Chevy Chase llegó a ofrecer a Frank Johnson, socio de PwC que durante muchos años lideró el recuento, 1.000 dólares si le facilitaba el nombre de uno de los ganadores. En otra ocasión, el mismo Frank Johnson, junto con su equipo estaban en pleno proceso de recuento de votos, cuando, de repente, vio unas siluetas en las ventanas; pensó que alguien pretendía descubrir la identidad de los ganadores pero, al instante, se percató de que sencillamente se trataba de unos limpiadores de ventanas. En la ceremonia de 1973, un streaker (persona que corre desnuda en público) consiguió superar todos los controles de seguridad y apareció desnudo corriendo en dirección a Robert Ford, que en ese año lideraba el proceso de votación. Brad Oltmanns, en 2005, protagonizó una divertida anécdota al desfilar, por primera vez, por la alfombra roja: nervioso por la numerosa presencia de medios de comunicación, creía estar centrando toda su atención hasta que Greg Garrison, su compañero encargado del recuento, le recomendó que se apartara porque la gente quería ver a Beyonce, que, en ese preciso momento, entraba en escena. En 2008, los actuales socios encargados del recuento, Rick Rosas y Brad Oltmanns, fueron protagonistas de un vídeo humorístico sobre el proceso de votación.
 
Algunas cifras curiosas:
 
-       Más de 450.000 es el número aproximado de votos contabilizados por PwC en 76 años de trabajo.
-       Más de 2.550 es el número de sobres de ganadores de los Oscar proporcionados desde que el sistema actual fue introducido en 1941.
-       1.700 es el número de horas que cada año dedican los profesionales de PwC a contar y verificar manualmente los votos.
-       Anteriormente los socios subían al escenario para entregar el sobre pero actualmente se lo dan a los presentadores justo antes de que salgan al escenario. Durante la entrega de 2008, Rick Rosas y Brad Oltmanns aparecieron en un vídeo humorístico sobre el proceso de votación.
-       24 es el número de categorías en las que se entregan premios.
-       7 es el número de días que se tarda en contar los votos para las nominaciones.
-       3 son los días que se tarda en contar los votos para los premios.
 
                         
 Nota:
 
PricewaterhouseCoopers (www.pwc.com) ofrece servicios de auditoría, consultoría y asesoramiento legal y fiscal para dar confianza e incrementar el valor de sus clientes y stakeholders. Más de 163.000 personas en 151 países aúnan sus conocimientos, experiencia y soluciones para aportar nuevos puntos de vista y un asesoramiento práctico.
 
PricewaterhouseCoopers se refiere a la red de firmas miembros de PricewaterhouseCoopers International Limited; cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente.