Las utilities reducirán sus ingresos por los cambios en la demanda
16/12/2014
Una mayor penetración de instalaciones de generación distribuida y las medidas de eficiencia energética podrían alterar considerablemente la demanda y patrones de consumo, reduciendo los ingresos de las Utilities hasta en 48.000 millones de dólares anuales en Estados Unidos y 61.000 millones de euros en Europa en 2025, según el estudio de Accenture “DigitallyEnabledGrid”.

Accenture ha realizado un análisis en base a tres escenarios para evaluar la forma en que las diferentes tecnologías disruptivas afectarán a las redes eléctricas y los modelos de negocio de las Utilities. El estudio ha considerado la evolución de la energía solar fotovoltaica, el almacenamiento de energía, la electrificación de sistemas de transporte y calefacción, la eficiencia energética, la conservación de energía y las soluciones de gestión activa de la demanda.

En el marco del estudio, Accenture también ha llevado a cabo su segunda encuesta anual adirectivos de Utilities. En el transcurso de un año, los resultados señalancambios relevantesen cuanto a la percepción de los directivos sobre la penetración de estas tecnologías en el mercado. Así, en 2014 el 61% de los directivos prevé reducciones de ingresos significativas o moderadas como consecuencia de la generación distribuida -como la energía solar-, frente al 43% de hace solo un año.

“En cuanto a los resultados del estudio, Accenture considera que el escenario más probable para los próximos diez años podría provocar pérdidas de ingresos de18.000 millones de dólares (13.859 m €) anuales en Estados Unidos y 28.000 millones de euros anuales en Europa, como consecuencia de una reducción de la energía circuladaa través de la red eléctrica”,segúnValentín de Miguel, global managing director de Accenture Smart Grid Services. “La causafundamental es que será posible adoptar sistemas de eficiencia energética y generación distribuida sin necesidad de subvenciones, lo que hará que estas tecnologías tengan una mayor presencia en el mercado. La motivación del cliente final para una mayor adopción de estas tecnologías se debe básicamente a la caída en los costes de la tecnología y un moderado aumento de los precios de la electricidad, sobre todo en Europa.”

Pese a múltiples estudios y noticias que señalan que las Utilities han entrado en una “espiral de la muerte”, asegurando que los consumidores se están desconectando de la red eléctrica o la usan solo como sistema de emergencia, el estudio de Accenture indica que esto es improbable y poco rentable para un gran número de consumidores, debido a limitaciones intrínsecas al sistemaeléctrico en cuanto a seguridad de suministro (viabilidad técnica) y coste (viabilidad económica).

En este sentido, la gran mayoría (79%) de los ejecutivos entienden que la desconexión de la red por parte de los consumidores no será rentable sin subvenciones hasta, por lo menos, 2030. Por otra parte, las previsiones indican que solo el 12% de los consumidores de energía norteamericanos y el 11% de los europeos serán autosuficientes en 2035.

En muchas zonas de Estados Unidos la energíasolar fotovoltaica ha alcanzado ya la paridad con la red eléctrica (un coste igual o inferior al de la energía adquirida en la red). El estudio de Accenture sugiere que lo mismo ocurrirá el próximo año 2015 en Australia y muchos estados miembro de la UE, con la excepción de los que disfrutan de menos horas de sol -como Suecia y Polonia- y de España, donde existen barreras administrativas a la adopción de la energía solar. Japón alcanzará la paridad con la red en los próximos años, seguido del resto de Norteamérica excepto Canadá y algunas regiones de Estados Unidos, donde los precios de la electricidad son muy bajos.

“Si bien la “espiral de la muerte” es más mito que realidad, la adopción de estas tecnologías emergentes van a suponer una amenaza muy real para los modelos de negocio de las Utilities”,añadió de Miguel. “Si a esto añadimos la presión financiera y mayores impactos técnicos en la explotación de la red, el resultado es que estas compañías se enfrentarán a graves problemas de operación de la red, a un aumento de las presiones técnicas sobre los activos y a una apertura del mercado de productos y servicios energéticos a nuevos competidores.”

El 61% de los encuestados creen que en 2020 habrá más averías en la red como resultado de la generación distribuida e intermitencia de renovables conectadas a la baja tensión, lo que supone un fuerte incremento con respecto al 41% del año pasado. Más de la mitad(53%) espera también que las averías de red aumenten debido al uso a gran escala de energías renovables, frente al 33% de hace un año.

Una amplia mayoría de los ejecutivos de lasUtilities prevé la aparición de nuevos competidores en servicios relacionados con los datos (92%), la instalación y operación de la generación distribuida (87%) y soluciones de gestión activa de la demanda y eficiencia energética (90%), pero también se espera una mayor innovación y competenciaen la introducción de vehículos eléctricos enchufables y su correspondiente infraestructura de recarga (81%).

“Para poder responder a estos cambios en la demanda de energía, las Utilities tendrán que transformar sus modelos de negocio. Esta transformación incluirá el reforzamiento de sus servicios como DSO (DistributionSystemOperator)con el fin de poder gestionar una red más compleja y distribuida”, según Valentín de Miguel.“Como parte de esta transformación, las utilitiesdeberán colaborar con los organismos reguladores, para garantizar la viabilidad a largo plazo del negocio de distribución mediante laadopción de nuevas estructuras tarifarias. Asimismo, deberán invertir en optimización de la red, a través de iniciativas de automatización, de implantación de sensores o de capacidades analíticas en tiempo real, así como, también, desarrollar nuevos productos y servicios para sus clientes.”

El estudio anual de Accenture DigitallyEnabledGrid”evalúa las implicaciones y oportunidades de una red eléctrica cada vez más digital. La edición de 2014 adopta un doble enfoque para analizar los efectos económicos y operativos de las nuevas tecnologías sobre la red y los modelos de negocio existentes. Por una parte, entre julio y septiembre de 2014 se realizaron entrevistas telefónicas con 85 ejecutivos de Utilities en 20 países. Todos los ejecutivos encuestados participan en el proceso de toma de decisiones sobre cuestiones relacionadas con redes inteligentes. Los países representados fueron Alemania, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Hong Kong, España, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Irlanda, Italia, Japón, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, Sudáfrica, Suecia y Tailandia. Por otra parte, Accenture desarrolló un modelo basado en distintos escenarios para evaluar los efectos que los recursos energéticos distribuidos, la eficiencia energética, la electrificación de sistemas de transporte y calefacción, la conservación de energía y la respuesta a la demanda pueden tener sobre la red eléctrica y los modelos de negocio.

Accenture es una compañía global de consultoría estratégica y gestión, servicios tecnológicos y outsourcing con más de 305.000 profesionales que prestan servicio a clientes en más de 120 países. Combina una experiencia en todos los sectores y funciones de negocio, y realiza una extensa labor de investigación en las compañías más exitosas del mundo. Accenture colabora con sus clientes para ayudarles a convertirse en negocios y gobiernos de alto rendimiento. La compañía obtuvo una facturación de 30.000 millones de dólares durante el ejercicio fiscal finalizado el 31 de agosto de 2014. La dirección de Accenture en Internet es www.accenture.es.


####


Contacto con los medios:
José Luis Sánchez
Accenture España
Tel.: + +34 91 5966585
Correo electrónico: jose.luis.sanchez@accenture.com