El valor de las fusiones y adquisiciones en la industria de automoción creció un 286% en 2009 por la intervención pública
12/05/2010

 

  • El valor de las fusiones y adquisiciones en el sector de la automoción llegó a los 121.900 millones de dólares en 2009 debido, fundamentalmente, a las inversiones por parte de los gobiernos para salvar la industria. Sin embargo, el número de operaciones fue de 532, lo que supuso un 3% menos con respecto a 2008, la cifra más baja desde 2004
 
  • De las diez mayores operaciones del año solamente tres fueron adquisiciones estratégicas, todas se iniciaron antes de 2009 y su valor representa el 92% del total de las operaciones realizadas
 
 
Madrid, 12 de mayo de 2010. El valor de las fusiones y adquisiciones en el sector de la automoción llegó a los 121.900 millones de dólares en 2009, un 286% más en comparación a los 31.600 millones del año anterior. El espectacular incremento se explica por la inversión, por parte del departamento del Tesoro estadounidense, en el sector con el fin de evitar el colapso de la industria automovilística. Pese al récord alcanzado en términos económicos, el número de operaciones fue de 532, lo que supuso un 3% menos con respecto a 2008, y la cifra más baja desde 2004, según el informe Fusiones y Adquisiciones en el mercado global del de la automoción en 2009 elaborado por PricewaterhouseCoopers. La crisis financiera mundial redujo la cantidad de crédito en los mercados y erosionó la confianza de los consumidores. Todo ello, junto con la subida del precio de los combustibles en el segundo trimestre de 2009, provocaron una caída en las ventas que dejaron a fabricantes y proveedores de la industria al borde de la quiebra.
 
 
Las diez mayores operaciones del año –solamente tres de ellas fueron adquisiciones estratégicas y todas se iniciaron antes de 2009– suman un total de 112.400 millones de dólares, es decir, el 92% del valor total frente a los 21.000 millones (66%) del año anterior. Además, todas ellas superaron los 2.000 millones de dólares. Destaca la inversión de 69.100 millones de dólares del departamento del Tesoro para la reestructuración de General Motors o Chrysler. Otras operaciones reseñables las protagonizaron Porsche y Volkswagen, y Schaeffler KG, fabricante alemán de rodamientos, y Continental AG, proveedor de componentes, por 16.300 millones de dólares.
 
La fusiones y adquisiciones deberán tener un papel importante para llevar a cabo los cambios necesarios para la supervivencia y éxito del sector. El volumen y valor de las operaciones en la industria del automóvil dependerán tanto de factores macroeconómicos como de los propios del sector. El informe dedica un último capítulo a describir algunas de las tendencias que caracterizarán la marcha del sector durante 2010:
 
  • El capital privado tardará en volver al mercado de las fusiones y adquisiciones del sector de la automoción después de los pobres índices de rentabilidad obtenidos en 2008 y 2009
 
  • Las desinversiones continuarán durante 2010, la compañías se desharán de los activos no deseados para concentrarse en su negocio principal y, al mismo tiempo, obtener ingresos para invertir investigación y desarrollo y estrategias de crecimiento
 
  • 2009 marcó el inicio de la consolidación de los OEM (original equipment manufacturer, en español fabricante de equipamiento original) y para 2010 se verán más alianzas de este tipo que permitirán acceder a nuevos mercados y tecnologías.
 
  • Las nuevas regulaciones, tecnologías y exigencias de los consumidores impactarán directamente en las transacciones de este año y, probablemente, de la próxima década: las emisiones de CO2, las normas de seguridad, la economía de combustible, el crecimiento de los coches eléctricos e híbridos, etc. La capacidad de las compañías para crecer basándose en estas tendencias será un factor clave a la hora de plantear muchas ofertas.
 
  • El crecimiento de muchos países en desarrollo impulsará operaciones en los próximos años. Un ejemplo es el acuerdo entre General Motors y la Shangai Automotive Industry Corporation (SAIC) para la venta de vehículos de bajo coste en India.
 
  • La consolidación de los fabricante de vehículos chinos, así como de sus proveedores, para competir a escala global. Actualmente, la industria china se encuentra fragmentada con más 7.800 proveedores y 80 fabricantes de equipamiento original. La administración del gigante asiático ya ha comenzado a impulsar la consolidación de su sector.
 
  • Las subvenciones y los incentivos fiscales pueden continuar hasta la estabilización de la demanda mundial. Sin embargo, las inversiones directas por parte de los gobiernos en 2009 pueden convertirse en un obstáculo y crear conflictos entre los intereses públicos y los privados
 
El informe concluyeque el entorno actual del mercado está mostrando signos positivos y presta distintas oportunidades para compradores estratégicos y financieros. A medida que la industria se consolida y muchas compañías continúan con sus esfuerzos de reestructuración, los inversores que tienen la liquidez y acceso al capital están bien posicionados para aprovechar el crecimiento en forma de adquisiciones
 
 
 
Nota:
 
PricewaterhouseCoopers (www.pwc.com) ofrece servicios de auditoría, consultoría de negocio y financiera y asesoramiento legal y fiscal para dar confianza e incrementar el valor de sus clientes y stakeholders. Más de 163.000 personas en 151 países aúnan sus conocimientos, experiencia y soluciones para aportar nuevos puntos de vista y un asesoramiento práctico.
 
PricewaterhouseCoopers se refiere a la red de firmas miembros de PricewaterhouseCoopers International Limited; cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente.