Veinte empresas españolas entre las compañías más sostenibles del mundo
15/03/2011
Veinte empresas españolas se encuentran entre el grupo de las compañías más sostenibles del mundo, según el Anuario de Sostenibilidad 2011 elaborado por PwC y SAM (Sustainable Asset Management). El estudio se realiza a partir del análisis de 58 sectores de actividad y de más de 2000 compañías de las 2.500 mayores empresas del mundo integradas en el Dow Jones Global Total Stock Market Index. Las empresas españolas que se encuentran entre las 409 más sostenibles del planeta son: Abertis, Acciona, Aguas de Barcelona, Banco de Santander, BBVA, Criteria, Endesa, Enagás, FCC, Ferrovial, Gamesa, Gas Natural Fenosa, Iberdrola, Iberia, Inditex, Indra, Mapre, Red Eléctrica, Repsol y Telefónica.

   El estudio, que desde 1999 elaboran PwC y SAM, recoge tres categorías -Gold, Silver y Bronce class-, y reconoce, a su vez, aquellas compañías líderes en su sector –sector leaders- y a aquellas que más han progresado en materia de sostenibilidad durante el último ejercicio

–sector movers-. Entre las 103 calificadas como clase oro se encuentran: Aguas de Barcelona, Acciona, Iberia, Gas Natural Fenosa, Repsol y Telefónica. Entre las 92 clasificadas como clase plata están Abertis, Criteria, Enagas, Endesa, Ferrovial, FCC, Iberdrola, Inditex y Mapfre; y entre las consideradas como clase bronce, Banco de Santander, BBVA, Gamesa, Indra y Red Eléctrica.
 
Además, cuatro compañías españolas han sido señaladas como líderes mundiales en materia de sostenibilidad en sus sectores de actividad: Gamesa –energías alternativas-, Gas Natural Fenosa –distribución de gas-, Indra –computer services e internet- y Telefónica –telefonía-; y  tres entre las que han registrado un avance más significativo: Iberia –líneas aéreas-, Indra y Mapfre –seguros-.
 
Se incorporan nuevos riesgos de Sostenibilidad en la valoración de las compañías. Entre las novedades del 2010, destaca la incorporación de los riesgos relacionados con el agua en el cuestionario de valoración de SAM. Con un impacto económico creciente en la economía global de los costes derivados de la contaminación y escasez de agua, la dependencia y gestión del agua es una fuente de riesgos operacionales, regulatorios y de reputación para las empresas.
El cuestionario de SAM trata de identificar si existen procesos en marcha en las compañías para determinar y mitigar la exposición a los riesgos relacionados con el agua, preguntando por ejemplo por las instalaciones localizadas en áreas con problemas de escasez de agua, su impacto financiero, o los objetivos propuestos existentes.  Esta información debe integrarse en los sistemas de Información y trasparencia de las compañías y para ello un paso importante a desarrollar será el establecimiento de un standard de reporting global sobre las métricas del agua, como ya se hizo en su día para la medición de la huella de carbono con el Greenhouse Gas Protocol. 
 
Para Ferran Rodríguez, socio responsable de Gobierno responsable de PwC, “en España, la reciente aprobación de Ley de Economía Sostenible impulsará las demandas para quelas empresas hagan pública su implantacióndelosconceptosdesostenibilidad y de RSE en su estrategia de negocio, hasta tal punto de que sus decisionesestendirectamente asociadas al comportamiento y actuaciones de las compañías en estamateria. Este informe es una buena muestra de ello”.
 
 Para Mari Luz Castilla, directora del Grupo de Sostenibilidad y Cambio Climático de PwC, “las compañías que quieran ser líderes en Sostenibilidad en el futuro ante analistas e inversores deberán incorporar en su gestión los nuevos retos globales. Uno de ellos es la gestión del agua. Las compañías líderes deben empezar a analizar los riesgos y oportunidades derivados de la escasez y la calidad del agua y desarrollar la estrategia de medición y reducción de su huella hídrica, integrando esta información en sus sistemas de reporting. En España, la recientemente aprobada Ley de Economía Sostenible da también un nuevo empujón regulatorio a un gobierno más sostenible de la empresa.”
 
 
 
 
PwC ha cambiado su nombre de PricewaterhouseCoopers a PwC. La "P" y la "C" de PwC se escriben en mayúscula y la "w" en minúscula. Solamente se utilizan las tres letras en minúscula en el logotipo.
 
PwC
 
PwC (www.pwc.com) ofrece servicios de auditoría, consultoría y asesoramiento legal y fiscal, especializados en cada sector, para dar confianza e incrementar el valor de sus clientes. Más de 161.000 personas en 154 países aúnan sus conocimientos, experiencia y soluciones para aportar nuevos puntos de vista y un asesoramiento práctico.