La AEC publica un libro blanco de buenas prácticas para "dar el salto de calidad"
17/03/2008

En plena crisis económica, las consultoras niegan cualquier síntoma de debilitamiento del sector y, lejos de moderar sus expectativas, aseguran que, si en el informe del sector en 2006, la consultoría representó el 8% del incremento del PIB español.

La consultoría aspira a representar ya el 10% del aumento del PIB en 2010 * . En plena crisis económica, las consultoras niegan cualquier síntoma de debilitamiento del sector y, lejos de moderar sus expectativas, aseguran que, si en el informe del sector en 2006, la consultoría representó el 8% del incremento del PIB español, ahora aspiran a alcanzar el 10% de ese aumento del Producto Interior Bruto en 2010, como aseguró ayer Diego Pavía, presidente de la Asociación Española de Consultoría (AEC). "Sin duda" es posible "dar ese salto", volvió el presidente de la AEC, que aseguró que de hecho, "es un 2% [de aumento] cauto". Y esa mejora parte, en el fondo, de una hoja de ruta ("no es una hoja de ruta para afrontar la crisis" pues "los clientes siguen invirtiendo en el sector", matizó) en forma de Libro blanco de buenas prácticas en el mercado de la consultoría, presentado ayer ante los medios. Ese salto adelante de un sector con 40 años de historia en España pasa, según el presidente de la AEC, por un manual de referencia, que, a su juicio, supone "un punto de inflexión" para "dar el salto de calidad en la oferta y la demanda". Dicho de otro modo, que busca "dar sentido y plenitud" al mercado español de consultoría, como añadió José de Rafael. A partir de un "ejercicio de generosidad" y "autocrítica de mercado" de las propias partes implicadas en la consultoría (proveedores las empresas y Administración), el libro blanco destaca que las empresas de consultoría deben entender, ante todo, las necesidades de los clientes y el entorno competitivo de éstos, aunque, reconoce el manual, "en ocasiones se generan necesidades al cliente que no son tales". Como reconoció a LA GACETA Fernando Malpeceres, a algunos consultores "todavía" les gusta "vender la moto" a las empresas. Los problemas en la relación cliente-proveedor comienzan, según el libro blanco, en el que han participado más de 50 directores generales, de medios, sistemas y compras, al "definir las necesidades de forma ambigua, incompleta o errónea, bien por el cliente o bien por el proveedor de servicio de consultoría". Además, la presión por conseguir objetivos de venta por parte de las consultoras puede generar necesidades artificiales", porque, precisa el libro, "el proveedor superpone la necesidad de mejorar resultados de empresa en lugar de mejorar los resultados del cliente". Otros de los vicios del sector son la excesiva venta de "servicios de moda" y la falta de transparencia del proveedor, que puede "desembocar en carencias que impactan tanto en proveedores como en los propios clientes" y que minan la confianza entre ambos. Con estos principios basados en la "honestidad", como afirmó Fernando Malpeceres, la patronal de las consultoras espera marcar el rumbo futuro del sector, aunque "a una persona que lleve 30 años en consultoría le puede costar cambiar". En todo caso, "no pretendemos imponer nada. No son normas sino recomendaciones", insistió Malpeceres, que destacó los 22 ejemplos de buenas prácticas mercantiles, profesionales y comerciales que se incluyen en el libro. El próximo año se crearán unos premios de buenas prácticas dentro del mercado español. Además, los autores del libro blanco esperan tanto preparar un libro blanco a nivel europeo como volúmenes sobre las buenas prácticas en consultoría, sistemas de integración y outsourcing, donde el grado de cumplimiento, hasta la fecha, de las buenas prácticas ha sido del 70%, 50% y 40%, respectivamente.