España debería reducir en 15.000 millones las cargas administrativas en 2012 para ponerse en línea con la UE
18/06/2012
España debería reducir las cargas administrativas un 30% (15.000 millones de euros) en 2012 para ponerse en línea con el resto de países de la UE, “que solo tendrán que reducir estos gastos un 5% este año”, según ha informado la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) este miércoles.

Fuente:  www.gurusblog.com

Durante la presentación del ‘Informe de Administraciones Públicas 2012′, el presidente de la asociación y ex ministro de Trabajo, Manuel Pimentel, ha explicado que, mientras que en Europa el coste de estas cargas es de un 3,5% del Producto Interior Bruto (PIB), “en España la cifra aumenta hasta el 4,6% del PIB, lo que significa que el país debe ahorrar más en menos tiempo”.

La organización ha propuesto una “profunda reforma” en las administraciones públicas “con el fin de ofrecer un servicio más eficiente, reducir su tamaño y conseguir más transparencia en el destino que se le da al dinero público”.

Según Pimentel, este es un “momento histórico” para llevar a cabo esta reestructuración, “porque hay una exigencia de recortes muy severos a la vez que hay que llevar a cabo una incorporación masiva de nuevas tecnologías para diseñar la Administración del siglo XXI”.

En todo caso, el ex ministro de Trabajo ha resaltado que este nuevo modelo administrativo tendrán que promoverlo los responsables políticos, aunque ha matizado que debe ser “estratégico” y que habrá que analizar para ello competencias, redundancias, la integración con el sistema administrativo europeo o la incorporación de nuevas tecnologías.

Pimentel también ha destacado que esta propuesta es a medio y largo plazo y que el ámbito de una legislatura “se queda corto” para llevarla a cabo, por lo que abogado por un “gran” consenso político para poder conseguir “un modelo eficiente, que ahorre dinero y en colaboración con el sector privado”.

En este sentido, la AEC considera que la colaboración entre los dos ámbitos sería “positiva” para ahorrar costes. “Cada sector se encargaría de hacer lo que mejor sabe, el privado ofrecería el servicio y el público se encargaría de supervisar su gestión”, ha señalado el presidente, quien considera que podría funcionar en materia de sanidad.

Uno de los planteamientos que la asociación considera “básico” es la puesta en marcha del e-Gobierno o automatización de ciertos servicios “para que los ciudadanos puedan hacer sus trámites desde su casa”. La AEC ha destacado que España ha perdido 14 puestos en el ranking de desarrollo de e-Gobierno en el mundo, del 9 que ocupaba en 2010 al 23 en 2011, según la Organización de Naciones Unidas (ONU).

LA ADMINISTRACIÓN HA CRECIDO DE FORMA “DESCONTROLADA”

La AEC ha asegurado que una de las mayores “deficiencias” de la Administración española es que ha crecido de forma “descontrolada” a la vez que crecía la economía y la sociedad española en los años del ‘boom’ inmobiliario.

Para la asociación, la Administración está “demasiado descentralizada” y ha crecido a un “fuerte” ritmo, “como demuestra el número de autopistas, carreteras, aeropuertos, etc, que se han hecho en los últimos años”.

“Ha crecido de una forma poco eficiente en algunos aspectos y hay competencias que no están bien definidas, por lo que convendría hacer una reflexión para ver qué se ha hecho mal”, ha destacado Pimentel, quien ha especificado que es responsabilidad de las autoridades correspondientes decidir si es necesario devolver competencias autonómicas a la Administración central.