Un informe de la AEC advierte de la caída del 41% de las licitaciones públicas en consultoría
16/04/2013
La asociación asegura que en más del 60% de las licitaciones adjudicadas por la Administración Pública prima el criterio precio por encima de la calidad de los servicios prestados.

Fuente:  www.computing.com

Las licitaciones públicas en consultoría y servicios TI alcanzaron 1.915,51 millones de euros en 2012, lo que supone un descenso del 41% con respecto al año anterior, cuando se licitaron 3.268,39 millones de euros. Dicho importe supone casi el 80% sobre el total de licitaciones TI en 2012. Así los desvela el Informe de Licitaciones Públicas de TI de 2012 elaborado por la AEC, que, además, confirma la excesiva importancia que se otorga al criterio precio en la mayoría de las Administraciones, al ser el criterio determinante en más del 60% de las licitaciones, en detrimento de criterios tradicionalmente asociados a la consultoría como es la calidad y el valor añadido de los servicios de consultoría.

Así, según se desprende del informe, el precio continúa siendo el criterio determinante en las licitaciones de la Administración General del Estado y de las comunidades autónomas. El estudio demuestra que la AGE, en un 73,66% de las licitaciones, valoró el criterio precio por encima del 50%, un porcentaje ligeramente superior al de las comunidades autónomas, con un 60,81%. “Este excesivo peso del criterio precio en las adjudicaciones de contratos de consultoría, al provocar una progresiva reducción de márgenes, está erosionando la calidad de los servicios prestados y puede llegar a afectar a la viabilidad de determinados negocios. Esta situación está afectando negativamente al sector, que podría ver deteriorada su capacidad para generar empleo e incluso destruirlo por primera vez”, advierte Manuel Pimentel, presidente de la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC).

Atendiendo al porcentaje medio de baja, importe de adjudicación respecto al importe de licitación, la cifra alcanza, en procedimientos abiertos de la AGE, hasta un 21%, cifra que aumenta hasta un 28,76% si se trata de de procedimientos negociados con publicidad.