Accenture. Se dispara el número de usuarios que no usa el móvil para llamar
25/07/2012
El auge de la banda ancha móvil ha traído nuevos hábitos entre los usuarios. Los servicios de mensajería instantánea son cada vez más utilizados hasta el punto de haber dejado en un segundo plano a las llamadas a la hora de utilizar el terminal por gran parte de usuarios.

Fuente:  www.cincodias.com

 

CincoDías.com se hace eco del último informe presentado por Accenture y Ametic. En él se analiza el aumento en el número de usuarios de servicios de Internet móvil en nuestro país. A comienzos de este año se contabilizaban alrededor de 19 millones de usuarios con acceso a banda ancha móvil, un importante salto desde los 11 millones que registraban a principios de 2011. Esto significa que la penetración de este servicio ha pasado en nuestro país del 49 al 76%, a lo que hay que sumar el alto número de smartphones vendidos.

En este contexto se observa un considerable aumento en el número de usuarios que utilizan las aplicaciones de mensajería instantánea para comunicarse, lo que marca la pauta en el cambio en los hábitos de consumo a través del móvil. WhatsApp, Viber, Blackberry Messenger o ChatON son los servicios más utilizados por parte de los usuarios con conexión a Internet desde su móvil, plataformas que progresivamente comen terreno al correo electrónico. "La frecuencia de uso del email decrece en 2012 en favor de la mensajería instantánea, a excepción de los usuarios mayores de 40 años", señala el informe.

De este modo, estos servicios se están convirtiendo en "el estándar de la comunicación móvil" hasta el punto de suponer la primera actividad con el terminal de un gran número de usuarios. Hasta el 4% de los encuestados asegura que no utiliza su móvil para llamar -algo impensable hace solo unos años-dándole una función de dispositivo conectado a la Red a través del cual aprovecha sus ventajas como el uso de estas aplicaciones así como otras que le permiten estar en contacto directo con sus allegados como el caso de las redes sociales.

Este aumento en el número de usuarios que no utiliza su equipo para llamar coincide con un momento en el que se plantea el fin del negocio de las llamadas móviles. Al auge de los servicios de banda ancha móvil hay que unir la aparición de las tarifas planas reales de llamadas. Hasta ahora las llamadas representan un 75% de la facturación de los operadores, pero en el sector ya reconocen que este porcentaje bajará de forma acelerada en los próximos años, siendo los servicios de Internet móvil los que acaben generando la mayor parte de los beneficios de las compañías.