ACUERDO DE OESÍA Y DOCONTIME PARA IMPULSAR LA FACTURACIÓN ELECTRÓNICA
18/05/2010
DocOnServer 4.0, primer servidor de facturación electrónica del mercado, se integrará con las soluciones verticales propias de Oesía para los sectores de Sanidad, Administración Pública y Banca

Fuente:  www.channelpartner.es   Fecha: 17.05.2010

DocOnTime, compañía especializada en soluciones de facturación electrónica 2.0, ha anunciado la firma de un acuerdo de colaboración con  para integrar la herramienta de facturación electrónica del primero con las soluciones verticales del segundo. Oesía

 
Esta colaboración consistirá en la integración de las más avanzadas herramientas tecnológicas de facturación electrónica de DocOnTime con las soluciones propias que Oesía ofrece a sus clientes en los sectores de sanidad, Administración Pública y banca.

 

A través de este acuerdo Oesía prevé que sus clientes ahorren el 100% de costes y beneficios operativos de la factura electrónica gracias a la implantación de la última versión del servidor de facturación electrónica de DocOnTime, DocOnServer 4.0.

Para Carlos González, director general de DocOnTime, "la colaboración con Oesía es una nueva muestra de confianza hacia nuestro producto, ideado con el objetivo de universalizar la implantación y el alcance de la factura electrónica. Con DocOnServer 4.0, Oesía podrá ofrecer a sus clientes el intercambio electrónico de cualquier tipo de documento con plenas garantías legales, con cualquier contraparte y a través de cualquier canal y, todo ello, de forma eficiente”.

Según DocOnTime, las ventajas que reportará la adopción de DocOnServer 4.0 a Oesía en sus soluciones verticales vienen dadas por las características del software servidor, diseñado para facilitar a medianas y grandes empresas la adopción de la factura electrónica, con independencia de la complejidad que plantee su casuística particular. La adaptabilidad de este producto, así como la integración de las funcionalidades específicas de Internet, facilita la gestión al usuario, reduciendo costes de incidencias y reclamaciones y evitando el gasto en papel y correos.