La Administración recorta un 20% las tarifas de consultoría
16/02/2011
Estado, comunidades y ayuntamientos tiran los precios de los contratos y las compañías bajan la calidad del servicio para alcanzar rentabilidad.

Fuente:  www.expansion.com    Fecha:  16.02.2011

El tijeretazo a los contratos públicos está castigando a las consultoras que operan en España. La reducción de los presupuestos de la Administración ha instaurado una política de tirar las tarifas cerca de un 20%, según fuentes del sector, aunque en algunas administraciones regionales alcanza el 30%.

La recesión ha forzado a las entidades públicas a cambiar el paradigma de contratación. Como consecuencia, ahora, priman las condiciones económicas por encima de las técnicas. La repercusión inmediata es que las consultoras han reducido la calidad de los servicios y las plantillas destinadas a cada proyecto para poder alcanzar la rentabilidad.

Contratación
Durante 2010, la facturación de las consultoras en los trabajos con las administraciones se ha mantenido o ha aumentado un poco porque se han seguido ejecutando contratos. Sin embargo, en algunas compañías, como Atos Origin, el beneficio ha caído cerca del 6%. Esto se debe al descenso de los márgenes provocado por el recorte de las tarifas.

Indra es la compañía que más factura a las administraciones y al sector sanitario, con 351 millones durante 2009 y unas cifras parecidas en 2010. Le siguen Everis, con 85 millones; Accenture, con 82 millones; Capgemini, con 42 millones; y PwC, con 40 millones.

La rebaja del 20% que castiga al sector se está produciendo en los pliegos de condiciones. Esto significa que, después de negociar, el recorte puede crecer otro 10%. Aunque pocos contratos se están quedando desiertos, en algunos casos, se trata de “suicidios comerciales”, según fuentes del mercado. En otros ejemplos, está propiciando la entrada de consultoras low cost en la contratación pública que, al reducir demasiado los márgenes, están teniendo problemas para ejecutar los compromisos.

El problema de la rebaja en las tarifas no es nuevo, aunque se haya agudizado en el último año por los efectos de la recesión. El gérmen nació con la Ley de Contratos de Sector Público de 2007, en la que prima “la selección de la oferta económicamente más ventajosa”. Esto implica que las condiciones técnicas o la certeza de prestación de un servicio pasan a un segundo plano.

En 2008, el gasto público supuso 181.019 millones de euros (un 14,9% del PIB). Esta cantidad se redujo un 3,6% durante 2009. Sin embargo, la crisis obligó al Ejecutivo a plantear en febrero de 2010 un tijeretazo de 50.000 millones de euros hasta 2013 y otros 15.000 millones adicionales hasta 2011.

¿A quién afecta esta guerra?
Everis facturó 85 millones a las administraciones públicas durante 2010, un 11% más que en el año anterior. La firma ha entrado en nuevas líneas de negocio.

Accenture ingresó 82 millones de euros en administraciones y sanidad durante su año fiscal 2010. Es un 3% de su negocio global para estos contratos.

Capgemini facturó 42 millones a la Administración a lo largo del año pasado, un 12% más que en 2009 porque se hizo con tres grandes contratos.

Este mercado representa un 14% de las ventas globales de Indra. La compañía se ha ido fuera de España para impulsar un negocio muy castigado en casa.