ALERTA PANDEMIA POR INFLUENCIA PORCINA
30/04/2009
En un escenario de riesgo para los negocios, muy pocas empresas han sido capaces de prepararse, advierte la agencia consultora Ernst & Young

Fuente:   www.informador.com.mx    Fecha:    30.04.2009

CIUDAD DE MÉXICO.- En un escenario de riesgo para los negocios, muy pocas empresas han sido capaces de prepararse, advierte la agencia consultora Ernst & Young (EY). “El cierre temporal de empresas ante una posible pandemia del nuevo virus de influenza en México, o una alta incidencia de incapacidad clínica de empleados infectados (...) puede tener un severo impacto financiero en las compañías”.

 De acuerdo con un estudio elaborado por la firma ante la epidemia que se está gestando en México, muy pocas empresas en el mundo tienen planes de continuidad operativa.

“Las que sí lo tienen están orientados a contar con respaldos de energía, de información y hasta de sustitución de equipos, pero no hay nada tendiente a continuar la operación en caso de que la gente se ausente si cae enferma, o si hay una coyuntura sanitaria extrema”, advierte en un comunicado Carlos Chalico, socio del área de Control y Administración de Riesgos Electrónicos de Ernst & Young México.
El estudio se basa en experiencia de la consultora en diversas contingencias naturales, como el tsunami del Sudeste de Asia y el brote viral SARS en China, ocurridos hace algunos años. “Su objetivo es aportar un ABC, o una serie de recomendaciones, para afrontar en una mejor posición la actual contingencia sanitaria manteniendo la continuidad operativa de los negocios” concluye.

PARA SABER
¿Qué hacer para prepararse?
Entre las recomendaciones sobre cómo actuar en caso de pandemia, Ernst & Young México destaca que es necesario que las empresas tomen acciones ante una situación como la que hoy se vive, “porque corren el riesgo serio de quedar fuera del mercado”.

• Conformación de un comité de crisis liderado por el director de la empresa y el responsable de finanzas. A él debe sumarse un representante de los trabajadores, gente de recursos humanos y relaciones públicas, entre otras personas que puedan conformar una fuerza de tarea capaz de responder a las necesidades del personal ante una situación de emergencia.

• La primera labor será identificar procesos críticos y luego conocer quiénes son personas clave dentro de la operación de la firma.
• En caso de ausencias por enfermedad deben prepararse personas de respaldo y tomar la responsabilidad de ese puesto. Éstos se pueden sacar de áreas no tan críticas.

• En el caso de las pequeñas y medianas empresas querecurren a servicios de outsourcing (subcontratación), se recomienda que revisen con sus proveedores qué clase de servicios de continuidad ofrecen. Deben revisen sus seguros y contratos médicos para ver qué tan cubierto está el personal.

En el país no hay muchas empresas con un plan de continuidad de operaciones, concluye Ernst & Young Una de las primeras acciones es establecer un comité de crisis, con participación de la máxima autoridad.

La epidemia impactará al entretenimiento
La firma calificadora de riesgo Moody’s informó que las empresas que recibirán un mayor impacto por la situación de influenza que vive el país serán aquellas orientadas a los sectores de esparcimiento, entretenimiento, de viaje y venta al menudeo de bienes no esenciales.
“Entre las compañías que esperamos se muestren más defensivas y con menor probabilidad de enfrentar presión en sus calificaciones en el corto plazo se encuentran aquellas cuyas operaciones están concentradas en elaborar productos de consumo básico, tiendas de autoservicio y telecomunicaciones”, informó la calificadora.

Moody’s indicó que las compañías más vulnerables al brote epidemiológico serán aquéllas cuya generación de efectivo se vea directamente debilitada por el brote durante un periodo prolongado, debido a una menor demanda o a la suspensión obligatoria de ciertas actividades, de manera tal que su situación financiera se deteriorará significativamente y ya no se encontrará en línea con los niveles de calificación o perspectivas asignadas.

Adicionalmente, la situación podría afectar a compañías con exposiciones significativas de moneda extranjera dentro sus estructuras de capital y/o de costos, en la medida en que el peso se debilite significativamente como resultado del flujo actual de noticias negativas.
De acuerdo con Moody’s, la incertidumbre que prevalece actualmente en torno al alcance del brote dificulta cuantificar el efecto potencial del impacto económico.

Sin embargo, en general si persiste esta situación, Moody’s esperaría que la misma continúe debilitando la perspectiva económica actualmente ya negativa de México para el corto plazo, con lo cual se incrementaría la incertidumbre en torno al gasto de inversión y consumo, y se sumaría a los retos de negocio que enfrentan la mayoría de los sectores, especialmente los que tienden a ser más cíclicos.

Las compañías con calificación menor a Baa3 en escala global, o menor a Aa3.mx en Escala Nacional de México, probablemente sean las más vulnerables ante cualquier desaceleración adicional importante en la economía mexicana ocasionada por el brote.