Altran, empresa asociada de Madrid Network, juega un papel decisivo en el éxito del primer vuelo trans-Mediterráneo del Solar Impulse
13/07/2012
El avión solar aterrizó en la madrugada del pasado sábado en el Aeropuerto de Madrid-Barajas procedente de Marruecos con motivo de su primer vuelo trans-mediterráneo (Suiza-Marruecos) en el que habrá recorrido a su finalización 5.000 kilómetros.

Fuente:  www.consultoras.org

Desde 2003, el equipo de expertos de Altran ha acompañado a Solar Impulse con el fin último de promover las energías renovables, trabajando intensamente para afrontar este reto y conseguir transformar un sueño en una realidad. Para ello, la consultora especializada en innovación ha aplicado toda su experiencia en el sector aeroespacial y energético, así como sus habilidades en gestión de proyectos y riesgos, para servir a esta importante empresa humana y tecnológica. En este sentido, cada misión que se ha ido cumpliendo hasta el día de hoy y todas aquellas que están planeadas para 2012 han servido y servirán para superar diferentes retos tanto técnicos como meteorológicos”.

Expertise único

A lo largo de estos años, Altran se ha involucrado en diferentes aspectos clave del proyecto Solar Impulse, proporcionando al equipo conocimiento sobre la gestión de proyectos, para ayudarle en la optimización de la organización del proyecto, división de tareas, programación y documentación, así como a definir y mejorar el sistema eléctrico del avión.

Asimismo, dos expertos de Altran, Christophe Béesau y Stéphane Yong, están jugando un papel destacado para asegurar el éxito del mismo en el Centro de Control de la Misión, situado en Payerne, Suiza. Christophe y Stéphane han diseñado un simulador de misión que recalcula las diferentes rutas posibles en intervalos regulares. Durante el vuelo trans-Mediterráneo su experiencia está siendo necesaria para determinar la elección de la ruta de vuelo basada en una serie de complejos criterios como las condiciones meteorológicas y el control del tráfico aéreo, así como la gestión de la energía y necesidades del piloto.

Preparándose para el vuelo alrededor del mundo

El primer prototipo utilizado en las misiones ha servido para evaluar las posibles dificultades con las que se encontrará el avión solar en su vuelo alrededor del mundo. Para completar esa vuelta, se está construyendo un segundo prototipo, (el HB-SIB), más sofisticado, para el que Altran está desarrollando un piloto automático, el SAS (Stability Augmentation System). Este sistema de navegación exclusivo permitirá al futuro prototipo volar con total seguridad en su viaje alrededor del mundo. SAS es una herramienta completamente innovadora, diseñada específicamente por un equipo de consultores de Altran en España, que permite la monitorización permanente del piloto, del piloto automático cuando está activado y de los sensores del avión. En el supuesto de que ocurra un cambio inesperado en el comportamiento del vuelo, el SAS alerta inmediatamente al piloto y al director de la misión.

Altran es asimismo responsable del desarrollo de la seguridad y estudios de viabilidad diseñados para asegurar que la aeronave cumple con los requisitos exigidos por las autoridades a los efectos de recibir certificaciones y autorizaciones. Dado que no hay ningún otro avión como este, los métodos de análisis tradicionales han de adaptarse al Solar Impulse, lo cual es una de las principales áreas de expertise de Altran. Los primeros tests y el viaje inaugural están previstos para 2013, y el viaje alrededor del mundo para 2014.

Para Alfonso Martínez, COO de Altran en España, “Estamos orgullosos de dar la bienvenida a Solar Impulse a Madrid. La relación entre Altran y Solar Impulse es la historia de la unión de la pasión de las personas y su empeño, que han puesto en común su experiencia y energía para convertir un sueño en realidad. Como socio tecnológico de Solar Impulse, Altran está trabajando con determinación y entusiasmo junto con Bertrand Piccard, André Borschberb y sus equipos en esta aventura técnica, tecnológica y humana que representa un hito clave para afrontar los retos energéticos y medioambientales del mañana.