Ana Rubio: “Unisys se está reinventando sin perder lo mejor de su esencia y tradición”
20/12/2012
A principios de este año Ana Rubio sustituía a François Fleutiaux en la presidencia de Unisys en España. Esta bióloga de formación conoce a fondo la compañía que ahora lidera y en la que, desde 1988, ha desempeñado múltiples responsabilidades.

Fuente:  www.keegy.com

 

 - Lleva ya muchos años en Unisys. ¿Cómo ha visto la compañía ahora que está al frente de ella? ¿Cuál será su estrategia a seguir como nueva presidente de la firma?

Unisys es una empresa que conozco bien, en la que he crecido profesionalmente. ¿Qué he visto al llegar a este puesto? Bueno, en primer lugar, me ha tocado una situación difícil. Liderar una compañía es un reto para cualquier directivo en la actualidad. Por otro lado, Unisys es una empresa que, tomando todo lo bueno de su tradición, es decir, lo que ha sido, de dónde viene, sus orígenes ligados al mundo de la misión crítica y las aplicaciones de los negocios, ha sabido renovarse, y eso me gusta. Sin perder lo mejor de su esencia Unisys se está reinventando y adaptando a los nuevos tiempos. Me gusta la empresa que veo. Una empresa en la que hay profesionales con muchos años de experiencia en el sector, que conocen muy bien los negocios de los clientes y los requerimientos tradicionales, y a la vez hay un empuje fuerte de profesionales más jóvenes que aportan una visión tecnológica nueva. Es una empresa llena de ilusión y con un objetivo de crecimiento y de mejor posicionamiento en el mercado español.



- ¿Cuál es la situación económica de la firma en España actualmente?

El año pasado, en el primer semestre, ya habíamos crecido mucho, especialmente en el área de servicios. El primer semestre de este año, del que ahora puedo hablar, ha sido también asombroso. Hemos crecido especialmente gracias a haber firmado dos o tres contratos claves en áreas estratégicas para nosotros como son las de líneas aéreas, el sector retail, etc. Contratos que llevaban un año gestándose y que se han firmado este año.

En cuanto al segundo semestre, veo con dificultad poder seguir cumpliendo las cifras previstas para el país porque son muy altas. Aunque España tiene la economía que tiene, la confianza de Europa en la subsidiaria española de Unisys es muy alta, de modo que tenemos unos objetivos muy altos, en el ranking de los tres primeros de Europa. Por ello, creo que, aunque nos quedaremos cerca, no podremos cumplirlos.



- Pero esperan crecimiento…

Sí, esperamos crecer entre un 3 y un 4% respecto al año pasado en cuanto a facturación, mejorando además la rentabilidad muy sustancialmente. Pero quizás sin alcanzar las cifras de negocio objetivo.



- Los tres últimos contratos de los que hablas son de servicios, supongo.

Sí. Uno es del área de líneas aéreas, uno de nuestros clientes tradicionales; otro es del sector utilities (Repsol) y otro es una de las agencias que tiene la UE en España, en concreto en Alicante (OHIM, The Office for Harmonization in the Internal Market). Ahí estamos haciendo un crecimiento importante en cuanto a servicios. Se trata de un contrato clave porque nos permite salir de nuestro eje tradicional de negocio (Santiago-Madrid-Barcelona), nos permite posicionarnos en la zona Este, en Alicante, y diversificar la creación de empleo y de equipos de trabajo.



- ¿Cómo ha impactado la crisis en el negocio de Unisys en los últimos años?

Aunque el año pasado sí crecimos algo respecto al anterior, la crisis ha hecho en general que tengamos un crecimiento plano en facturación, eso sí, mejorando los márgenes gracias a que abordamos negocios de más rentabilidad. Mi objetivo desde este momento es aumentar la facturación. Quiero posicionar un crecimiento de negocio tanto en pedidos como en facturación. Y creo que estamos haciendo los deberes.

Los últimos años los describiría como de estabilización de la estructura de costes, de la estructura de servicios, de integración y definición de nuestros mercados, de poner bases sólidas financieras… Y ahora que estamos preparados queremos dar el siguiente paso. En el negocio de servicios intentaremos saltar crecer y saltar a mercados donde no tenemos tradición como, por ejemplo, banca, y reforzar nuestro negocio en otros en los que sí tenemos ya una posición buena, pero donde podemos tener más.



- ¿Qué áreas en concreto quieren mejorar?

Queremos consolidar nuestra presencia en el sector de transportes, un ámbito donde somos fuertes tradicionalmente y donde tenemos clientes como Iberia y Aena. Además, queremos crecer en el sector público con nuevas agencias, no ya solo a nivel de la Administración General del Estado sino a nivel europeo. Tenemos una tradición en Europa y estamos muy presentes en Bruselas, en la central de la CEE en Bruselas. Y queremos expandir nuestra presencia a otras agencias ubicadas en España. Por otro lado, queremos aumentar nuestra presencia en Galicia y crecer.

Además, me esperanza el sector retail o utilities o industria y comercio. Las empresas de este sector tienen retos importantes de cara al futuro. Tenemos presencia en el área de SAP que es estratégica para nosotros, y con experiencia en proyectos punteros que quiero afianzar.

Y, por supuesto, como dije antes, sigue siendo una asignatura pendiente para Unisys España el sector financiero. Y, sin embargo, es uno de los pilares más importantes de Unisys a nivel corporativo, con especial fuerza en países de habla inglesa y Latinoamérica.



- ¿Por qué Unisys no ha logrado consolidarse en el mundo financiero español?

Hace ya muchos años, por diferentes razones, perdimos una cuota de mercado. Y dado que son clientes fieles a sus partners es difícil aumentar la presencia allí.



- ¿Partners como IBM, por ejemplo?

En efecto, tanto IBM como Accenture tienen una gran presencia en banca. Sin querer competir en esa área directamente con ellos, sí creo que tenemos un portfolio interesante para la banca en movilidad, en el área de banking, en seguridad... Podemos encontrar una manera de entrar. Hemos tenido y tenemos clientes importantes como La Caixa en Cataluña, pero los grandes bancos centralizados en Madrid son una asignatura en España.

Nuestra fortaleza fuera de España en este sector y el hecho de que muchos bancos españoles tienen inversiones en Reino Unido y Latinoamérica está haciendo que se encuentren con nuestra tecnología en otras entidades. Y, aunque hay que reconocer que el momento es complicado para el sector financiero español, también lo es que es el momento de aportar ideas en las áreas de innovación y de encontrar nuevas áreas de actuación con partners.



- Y para ello, ¿están reforzando las alianzas?

Sí, en el área de servicios cada vez creo más que el tipo de contratos que los clientes están demandando son aquellos donde unir fuerzas entre compañías es interesante; además el cliente lo aprecia. Por eso estoy propiciando mucho las alianzas haciendo acuerdos con compañías de todo tipo, desde Everis, hasta Indra, pasando por Atos... es decir, somos competidores en muchas áreas pero nos estamos uniendo en otras.

Cada vez creo más en que unir fuerzas en estos momentos de crisis es importante. Por eso las compañías de TI cada vez están más abiertas a trabajar juntas.



- Hace ya muchos años que Unisys se volcó en los servicios. ¿Cuál es el balance entre el negocio de servicios y tecnología?

Ahora mismo el 85% de la facturación de Unisys en España proviene de los servicios. Yo diría que Unisys España es ya una empresa de servicios. Por supuesto, servicios en toda su amplia gama: servicios tecnológicos, de sistemas, de alto valor.



- Pero seguís manteniendo la parte de tecnología…

Sí, el área de tecnología sigue siendo importante incluso a nivel de inversión, especialmente nuestra área de mainframes, de sistemas de misión crítica. No es un área ni mucho menos abandonada sino todo lo contrario. Seguimos innovando. Aunque obviamente difícilmente veremos nuevos clientes de esta área. La idea es mantener y potenciar los que hay.



- En cuanto al área de servicios, ¿qué es lo que más tirón tiene?

En España, un 10% del negocio viene de la consultoría de negocio (de procesos, control de cambios, etc.) y con clientes muy importantes como Telefónica. Otra parte es la de desarrollo de aplicaciones e integración de sistemas, que sería un 80% de la facturación, teniendo en cuenta que caben cosas desde la aportación de servicios tecnológicos hasta el desarrollo o mantenimiento de una aplicación evolutiva. El 10% restante son servicios de conjunto de valor añadido: movilidad, seguridad y outsourcing. En el mercado español cada vez madura más la externalización parcial o total de las infraestructuras tecnológicas. Los clientes valoran cada día más los modelos cloud y la tendencia cada vez mayor es hacer este proceso con un proveedor al lado.

Aunque nosotros no estamos en el mercado de externalización de grandes de data centers, donde obviamente no tenemos la infraestructura, y si hacemos algún proyecto de este tipo, siempre vamos con partners, sí estamos en el outsourcing algo más transicional, un modelo de negocio diferente.



- ¿Cuáles son las áreas claves de cara al futuro?

Una es el área de transformación de centros de datos, desde un punto de vista de arquitectura de servicios de aplicaciones y mantenimiento de aplicaciones. Este será un foco de cara al futuro. También lo será la seguridad y la movilidad. En movilidad trabajamos muy activamente con diferentes partners pero me gustaría remarcar Apple, donde estamos siendo muy activos para integrar la movilidad en las aplicaciones de misión crítica de los clientes. Por supuesto la seguridad es igual de importante para poder acceder con dispositivos móviles a las aplicaciones críticas.



- ¿Cómo ve actualmente el mercado de servicios en España?

Mis colegas de fuera de España reconocen que es el mercado más difícil de Europa. Aquí los márgenes han caído de forma salvaje, donde ya afecta a la calidad. Las consultoras tenemos el reto de reinventarnos y de ver cómo podemos seguir añadiendo valor recuperando los márgenes. Creo que esto se hará por vía de la concentración. Por otro lado, tenemos que intentar cada uno de los proveedores tener nuestro nicho, nuestra pequeña zona de boutique donde podamos explicar el valor al cliente. En nuestro caso, el diferencial es nuestra forma de entender el negocio de los clientes para poder ayudarles. Tenemos una fuerza de consultores que conocen muy bien los negocios de los clientes y que son capaces de traducir las necesidades de negocio en respuestas tecnológicas.

No obstante, empiezo a notar que el recorte salvaje de tarifas empieza a cambiar. Parece que hay una tendencia, quizá lenta, en el mercado a recuperar el concepto de calidad.



- Antes se refería a Unisys como una compañía tradicional que ha sabido renovarse. ¿Cree que esa imagen de renovación ha llegado a los clientes?

No, yo creo que con dificultad. Es otro reto que tengo. Hasta ahora hemos estado muy enfocados en consolidarnos internamente. Ahora tenemos que abrirnos más en foros con clientes, eventos... nuestro marketing ha sido escaso y muy enfocado a producto. No nos ha facilitado la creación de marca en el mercado.