Año plano para Indra, pero con mejores expectativas
02/02/2010
La dirección de Indra ha optado por la prudencia en la fijación de objetivos para 2010 y la Bolsa reaccionó el pasado jueves, el día después del anuncio, con una fuerte caída de 5,16%. Aunque las alzas de jornadas posteriores han suavizado el impacto, cerró ayer a 15,8 euros, con lo que acumula un descenso del 4% en el año.

Fuente:    www.cincodias.com   Fecha:  02.02.2010

La comunicación de datos del grupo, que ha producido división de opiniones en el mercado, consta de dos partes. Por un lado, se señala que se prevé un crecimiento de las ventas entre el 2% y el 4% para 2010, con una tasa que sería más elevada en el área internacional. En el mismo mensaje a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se indica que ha cumplido con todos los objetivos para 2009, con una facturación que ha mejorado un 6% de media, alcanzado dos dígitos en el exterior.

En esta doble información -que tiene además otros datos adicionales- están algunas de las claves que han guiado la interpretación de los expertos. Por un lado, se muestra que las ventas de este ejercicio subirán menos que las del año precedente, aunque hay lecturas positivas. Una es que Indra, una vez más, ha logrado las metas proyectadas, en este caso para 2009, y que no quiere comprometer su fiabilidad en el mercado. Reconoce que 2010 "seguirá dominado por la atonía, de forma particular en el mercado español, especialmente en los segmentos de demanda institucional".

En este contexto, desde BBVA se hace referencia a "las guías conservadoras" presentadas y a que el negocio internacional se confirma como el motor de crecimiento. "Los objetivos de 2010 apuntan a un año de transición", dicen. El equipo de análisis de la entidad bancaria se fija, asimismo, en otros aspectos como "su clara vocación de preservar márgenes, si bien Indra considera necesario reestructurar para mejorar su competitividad".

Ese precisamente es otro punto del comunicado de la empresa que preside Javier Monzón que ha podido influir en el comportamiento bursátil. Desde BBVA se destaca que les ha sorprendido el lanzamiento de un plan de reestructuración, que penaliza los números reportados a corto plazo, pero que, en su opinión, le "confiere más flexibilidad a medio y largo plazo".

Aunque subraya que la actividad industrial está algo apagada, especialmente en España, Chandramouli Sriraman, de Credit Suisse, considera que la tecnológica se encuentra bien posicionada para mantener el crecimiento orgánico en 2010 y que no ha perdido su perfil de valor defensivo.

Como posible próximo catalizador para la cotización, el banco suizo cita la publicación de los resultados de 2009 el 25 de febrero. Además se alude a la actividad corporativa en las tecnologías de la información. Como conclusión, añade que a su actual valoración cotiza más barata de lo que lo he hecho a lo largo de su historia bursátil. Credit Suisse recomienda sobreponderar y le da un precio objetivo de 20 euros.

Desde Citi, que se aconseja mantener, se entiende la reestructuración anunciada desde el panorama del declive de los ingresos en España. Y como aspecto positivo se estima que la compañía presenta una elevada visibilidad en sus metas.

El equipo de Morgan Stanley, que ha rebajado el precio objetivo de 18 a 16 euros por las cifras para 2010, mantiene que se trata de una firma de alta calidad y que está bien gestionada.

La cartera de pedidos es otro tema central dado a conocer por el grupo. "Las guías de aumento de la contratación superior al 5% nos lleva a percibir un indicador adelantado de la aceleración de crecimiento para el periodo 2011-2012 que esperamos", se afirma desde BBVA Research. Inverseguros valora, igualmente, la trayectoria de la contratación, que será superior al 5% para 2010. E Indra asegura que ésta quedará, un año más, por encima de las cifras de ventas.