La Argentina, entre los países que más delitos económicos padecen
09/01/2012
Un estudio reveló que el 46% de los ejecutivos locales reportó algún tipo de fraude, abuso de información privilegiada, soborno o corrupción en 2011. A su vez, el 57% dijo que su firma no tiene un plan para prevenirlos

Fuente:  www.infobae.com   Fecha:  09.01.2012

La consultora Price Waterhouse (PwC) realizó una encuesta en la que el 46% de los ejecutivos locales declaró que su empresa reportó un delito económico en 2011. Lo cual significa un 38% más que en 2009, año en que se había realizado el mismo relevamiento. Esto ubica al país por encima de los niveles de la región (37%) y del resto del mundo (34%).

Demuestra además que, si bien crecieron las regulaciones y los controles, los delitos económicos dentro de las compañías siguen en aumento; en el mundo y también en la Argentina, de acuerdo con la última encuesta.

El estudio se realizó entre más de 3800 ejecutivos de 78 países, con la participación de 77 directivos argentinos. La cantidad de delitos económicos reportados a nivel global en los últimos 12 meses creció un 13% frente a los declarados en 2009. Y la principal preocupación pasa por el riesgo de los fraudes informáticos: delitos económicos en los que las computadoras e Internet juegan un papel central.

"Generalmente las empresas están siendo más reactivas que proactivas. Sólo hacen algo cuando sucede algo", explicó a Carolina Lamas, gerente del área de dispute, Analysis & Investigations de PwC Argentina y una de las pocas examinadoras de fraude certificadas (certified fraud examiner) del país.

Por otra parte, el 56% de los ejecutivos locales señaló que su organización no está preparada para "prevenir y detectar" delitos informáticos o declaró que no lo sabe. En América Latina, el porcentaje es del 44% y a nivel global llega al 40 por ciento.

En la Argentina, el 18% de los encuestados cree que la principal amenaza de delito informático tiene su origen dentro de la organización y consideran al departamento de Tecnología como el más riesgoso. "Así lo consideran porque creen que los empleados que poseen conocimientos sobre tecnología son los principales perpetradores de delitos informáticos. No obstante, la amenaza puede localizarse en cualquier sector", advirtió PwC en su informe.