Arranca la cuenta atrás para los Juegos Olímpicos más hiperconectados de la historia
18/05/2012
La principal novedad de Londres 2012 es que se está preparando para poder ofrecer información en tiempo real desde cualquier dispositivo.

Fuente: www.computing.es  Fecha:  18.05.2012

Lucía Bonilla, Londres
Alrededor de 70 días es el tiempo que queda para dar el pistoletazo de salida de los Juegos Olímpicos Londres 2012, ciudad que aún se encuentra trabajando a marchas forzadas para poder cumplir a tiempo con los plazos estipulados de la construcción del estadio olímpico. Todavía son cientos de obreros los que están trabajando a destajo en el levantamiento del complejo olímpico, por el que pasarán 4.200 atletas y alrededor de 300.000 espectadores, en unos Juegos Olímpicos cuya mayor particularidad reside en que serán los juegos más conectados de la historia, con aproximadamente 8.500 millones de sistemas conectados a Internet y más de 12 millones de visitas a la web oficial, según explicó Patrick Adiba, CEO de Atos Iberia, y a la vez responsable de la dirección estratégica y la gestión ejecutiva de la unidad de negocio especializada en grandes eventos. Y es que, un año más, Atos vuelve a repetir como integrador tecnológico de estos juegos, en una estrecha colaboración con el Comité Olímpico, que viene produciéndose desde Barcelona 92.

Este año, las compañías TIC vinculadas a uno de los eventos deportivos más destacables de 2012, serán Acer, que se ocupa del equipamiento del parque de ordenadores; Omega, quien se encargará de medir los cronometrajes; Panasonic, que proporcionará pantallas y sistemas de audio y vídeo; Samsung, partner para las comunicaciones inalámbricas; BT, proveedor oficial de servicios de comunicaciones; Airwave, proveedor de servicios privados de radio móvil y Cisco, quien soportará la infraestructura de redes. En este contexto, el papel de Atos no es otro que “integrarlo todo y asegurarnos de que cada partner haga lo que tenga que hacer en cada momento. Para que esto funcione, tenemos que monitorizarlo al milímetro, y garantizar que cada uno de los actores implicados haga lo que tenga que hacer”, confirma Adiba.

Para conseguir este propósito, a día de hoy hay cerca de 3.500 personas encargadas de planificar, desarrollar y probar la tecnología para que nada falle. Así, por ejemplo, han habilitado un Centro de Operaciones Tecnológicas (TOC, por sus siglas en inglés) que se ocupa de detectar posibles fallos para solventarlos lo antes posible. Todo ello tendrá lugar en tiempo real.

Precisamente es esa instantaneidad, esa necesidad de contar con información en tiempo real, otra de las particularidades de estos Juegos Olímpicos. “Los espectadores van a consumir los juegos de forma muy diferente: antes el primer medio era la televisión, y ahora se suman los móviles y las tabletas. Esto supone una gran dificultad, ya que tenemos que proveer más información con más datos en tiempo real”, reconoce el CEO de Atos Iberia. Pero además, se suma el hecho de que los comentaristas e informadores, por primera vez, podrán comentar los juegos a distancia como si estuvieran físicamente en el estadio, lo que supone que, independientemente de su ubicación geográfica, podrán contar con un servicio de Atos que les ofrecerá información casi en tiempo real con tan sólo un intervalo de 300 milisegundos, dando la impresión de estar presentes en cada una de las competiciones.