Arsys, seleccionada para un proyecto en la "nube" de la Comisión Europea
12/03/2012
El proyecto Optimis tiene un presupuesto de 10,5 millones de euros, de los que la Comisión Europea aporta siete y el resto corre a cargo del consorcio internacional en el que participa Arsys y que incluye, entre otros, a la empresa de tecnología Atos, el grupo británico BT o a la alemana SAP.

Fuente:  www.rioja2.com  Fecha:  12.03.2012

La empresa riojana Arsys (http://www.arsys.es/ ) ha sido seleccionada para participar en el consorcio internacional que desarrolla el proyecto Optimis financiado por la Comisión Europea y que pretende mejorar la difusión y la utilización en Europa de los servicios de "cloud computing" o computación en la nube.

Desde finales del año pasado diez técnicos de Arsys participan en este proyecto con el que se quiere conseguir, a finales de 2013, una herramienta que permita de forma rápida, a empresas y profesionales europeos, elegir un proveedor de servicios en "nube" en función de sus propias necesidades concretas.

El proyecto Optimis tiene un presupuesto de 10,5 millones de euros, de los que la Comisión Europea aporta siete y el resto corre a cargo del consorcio internacional en el que participa Arsys y que incluye, entre otros, a la empresa de tecnología Atos, el grupo británico BT o a la alemana SAP.

También desarrollan parte del proyecto el Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona y las universidades de Umea (Suecia), Stuttgart y Leipzig (Alemania), Londres y Leeds (Reino Unido).

Arsys entró en Optimis tras ser seleccionada entre varios proveedores europeos de infraestructuras de la "nube", ha explicado a Efe el director técnico de la empresa, Miguel Martínez-Vélez.

Los servicios de la empresa riojana se emplean en la fase de desarrollo del software de Optimis, que ofrecerá a empresas y profesionales europeos una herramienta con la que conocer qué proveedor de servicios en "nube" se ajusta más a sus demandas sobre seguridad, capacidad de computación o eficiencia energética, entre otros parámetros.

La Comisión Europea ha apoyado este proyecto de investigación con el objetivo de facilitar el crecimiento de un mercado "incipiente" el de los servicios "en la nube", que ha evolucionado más en otros países, especialmente en Estados Unidos, explica Martínez-Vélez.

De hecho, más allá de las aplicaciones técnicas en las que trabajan, Arsys y sus socios consideran que es necesaria una labor de "evangelización" sobre esta tecnología que, a grandes rasgos, permite a las empresas tener todos los servicios que demandan sin necesidad de un soporte físico para ello.

La "nube" supone que el proveedor elegido ofrece a su cliente, a cambio de pagar una cuota, el espacio de computación de datos que hasta ahora requería servidores propios. Además hay muchas herramientas y programas a los que se accede desde la "nube" sin necesidad de que el cliente los adquiera e instale individualmente.

El "cloud" está considerada ya en todo el mundo, asegura el responsable de Arsys, como el sistema que en el futuro las empresas y los particulares usarán para gestionar sus recursos informáticos.

En realidad, explica, no es algo nuevo ya que todas las páginas web son gestionadas desde los servidores que tienen las empresas que alojan sus dominios, es decir, desde una "nube".

Hace cien años todas las empresas tenían su propia central eléctrica mientras que ahora consumen energía, relata Martínez-Vélez como paralelismo de lo que sucede con la aplicaciones tecnológicas y la "nube".

Hoy en día, asegura, la principal barrera que encuentra el "cloud" es el desconocimiento, lo que provoca, por ejemplo, miedo a que esa forma de computar datos no sea segura.

Una idea que los especialista "desmontan" fácilmente, afirma Martínez Vélez, ya que todas las empresas que trabajan en este sector son quienes han hecho mayores inversiones en seguridad "a un nivel al que difícilmente llega una compañía de otro sector".

A pesar del desconocimiento el negocio de la "nube" crece de forma exponencial en los dos últimos años y Arsys, que ya lidera el mercado español de alojamiento de dominios, es también uno de los principales proveedores de servicios de este tipo.

La empresa riojana facturó 41 millones de euros en 2010, último ejercicio publicado, de los que el 10 por ciento correspondía ya entonces a esa línea de negocio, según datos facilitados por Arsys.

Cuenta ya con más de mil de empresas que utilizan la infraestructura de la "nube" de Arsys, aunque otras cuatro mil son usuarias de alguna de las herramientas que ofertan de este modo.

Dispone en sus instalaciones de Logroño y Madrid de 5.500 servidores para almacenar la información de sus 250.000 clientes, aunque tiene espacio para 15.000; de hecho, una de las ventajas de la "nube" es que en apenas unos minutos cualquier usuario puede incrementar el número de servidores a su disposición, si tiene una necesidad puntual.

Arsys, concluye Martínez Vélez, ha predicado con el ejemplo y los servicios en la "nube" que utiliza, como un cliente más, le han permitido ahorrar diez millones de euros.