La atomización del sector frena la aplicación de las TIC
02/11/2010
El CEL pide a la Administración que favorezca la inversión en tecnología.

Fuente:  www.cincodias.com   Fecha:  02.11.2010

  Las nuevas tecnologías han llegado a las empresas del sector logístico con fuerza. Según el Informe Pyme 2009, donde se realiza un análisis sectorial sobre la implantación de las TIC en las pymes españolas, elaborado por la Dirección General de Política de la Pyme, dependiente del Ministerio de Industria, y Fundetec, el sector logístico es el segundo, tras el hotelero, que mayor uso realiza de las nuevas tecnologías en España. En concreto, hay una elevada penetración de infraestructura TIC básica y herramientas de gestión, aunque con menor uso de aplicaciones específicas.

Sin embargo, la alta atomización que caracteriza al sector logístico español está frenando un uso más expeditivo de las TIC. Así lo considera Ramón García, director de Innovación y Proyectos del Centro Español de Logística (CEL). "Esta atomización incide en la falta de información sobre tecnologías que existe en el sector, profundiza en los bajos niveles de formación tecnológica existentes y dificulta la existencia de estándares tecnológicos", explica.

En su opinión, también incide en la falta de desarrollo de soluciones adaptadas, pone trabas a la inversión en tecnología y aleja de la demanda la oferta existente de dicha tecnología, "ya que no se adapta a sus necesidades ni características". Llegado a este punto, García pide una acción decidida de las administraciones públicas "para favorecer la inversión en tecnología".

Aún así, califica la implantación de las nuevas tecnologías en el sector logístico español como "muy avanzada", tanto a nivel cualitativo como cuantitativo. La causa está, desde su punto de vista, en los altos niveles de exigencia tecnológica que piden los clientes a sus proveedores logísticos. Sin embargo, García reconoce que "en el transporte no es así, siendo un sector con bajos niveles de inversión en tecnología".

Un informe donde se recogen las conclusiones de un taller nacional de tecnologías aplicadas al sector transporte y logístico, organizado por la Junta de Castilla y León y Fundetec, subraya la existencia de una falta de confianza entre los operadores logísticos y sus clientes que incide en la inexistencia de contratos a largo plazo, "lo que permitiría rentabilizar las inversiones necesarias para adaptar los diferentes sistemas y aplicaciones".

El informe habla de que las inversiones en aplicaciones tecnológicas facilitan la optimización de los procesos de negocio. Y Ángel Vélez, director del Área Industria de Atos Origin, compañía internacional de servicios de tecnología de la información, subraya que los sistemas de información logística incentivan la productividad, como por ejemplo en todo lo relacionado con el almacenaje; optimiza la utilización de cada uno de los activos y consigue una reducción de costes en las operaciones. "En este sentido, nuestras soluciones consiguen ahorrar varios millones de euros al año, ya que existe software que realiza distintas operaciones a la vez", apunta Vélez.

García resalta la alta especialización de las TIC aplicadas a la logística, en las que descubre dos tendencias opuestas: productos personalizados para las necesidades de algunas empresas y paquetes de aplicaciones que satisfacen las peticiones para manejar la información de muchas compañías y que ofrecen, al mismo tiempo, la flexibilidad de poder adaptarse a sus necesidades concretas.

En las conclusiones del taller citado se recogen retos para el sector como la eliminación de costes y dobles trabajos, la automatización de los procesos e ir hacia una información que, dentro de la empresa, está consolidada y compartida. Por su parte, Vélez expone que el futuro de las soluciones logísticas pasará por un mayor automatismo y optimización de procesos, conjugado con un menor coste.